9 dic. 2018

"La estampa agresiva le ha quedado muy chica a la malicia de Arcadia Libre".



  • Genre(s):
  • Math Metal, Progressive Metalcore
  • Release Date:
  • 28 / Nov / 2018
  • For Fans Of:
  • Meshuggah, Maximum The Hormone,
    Wrvth, Cryptodira, Letters From The Colony
  • Links:
Los últimos 10 años de metal en México no se cuentan sin Arcadia Libre, ese es un hecho de una banda reconocida al ancho y largo del país que no fue ajena de controversias en su historia.

Hablando de lo que nos compete puedo discernir que (y este es un punto crítico personal aparte), la fama adjudicada a su nombre no siempre se ha equiparado musicalmente a las expectativas de gran parte de sus seguidores. No lo digo por quienes todavía crean que sus primeras canciones son lo mejor de su discografía, sino por quienes han visto un potencial inexplorado de un referente nacional que hasta las fechas de su lanzamiento anterior parecía entretenido en otras cosas, denotaban una actitud indiferente a ser complacientes con su sonido y aunque por una parte ese cinismo ahora resulta en algo muy bueno en su música, en aquel momento personalmente les perdí la pista.

Volvieron con un material que me tomó por sorpresa y en esa curiosidad repentina de inmediato le di su casi-obligatoria escucha. Aparecen los singles que han ido publicando los últimos años y les dan contexto dentro del carácter del tracklist, en el aspecto superficial es ver esa versión de la banda en su etapa desarrollada. Me da la impresión que Arcadia Libre mantiene su alineación más estable y eso se refleja en la consistencia de Malicia como álbum y el sonido con el que firman una continuidad para Agresivo.


Malicia no es donde se preocupan de ser complacientes, diría que, al menos esta vez es donde los intereses de ellos comienzan a cruzarse con lo que muchos queríamos escuchar: un sonido pesado, complejo, entrañado y llevado a momentos especiales. Aprovechan a sus integrantes mejor de lo que venían haciendo, el guitarrista es la figura que pone el nivel de musicalidad, su actividad en Parazit entre lanzamientos de Arcadia se nota en las texturas experimentales de aquí. El baterista es otro miembro que se luce acentuando lo intenso de las transiciones, dándole mesura técnica a un sonido trabajado con más capas de lo que se cuela a primera impresión. Sigue esa sustancia del metalcore, hecho con mucho más vigor caótico en un sonido rígido, con el math metal de las cuerdas dándole un sabor progresivo bastante agradable a los cambios de tiempo, mientras que su experiencia en los escenarios les sigue exigiendo temas con soltura rítmica y punch callejero hardcore para prender al público; piensa en una mezcla de Meshuggah con Maximum The Hormone, y a esta última referencia considera al bajista con un trabajo de cuerdas propenso al slap y libre de desentonar, similar al de los japoneses.

En el aspecto general lo que se percibe es un sonido amplio y descarado, pero a pesar de que desafían el encasillamiento sí hay una línea invisible que no rebasan, para mi gusto la carta que adereza esto es el vocalista sin intenciones de encasillar su voz a lo que los estilos dictan, cuando Arcadia Libre rompe el molde, es la actitud que solo saben ponerle los vocalistas mexicanos cuando se trata de hacer sonar el metal odiable, detestable... no por nada ese título en el álbum.


Optaron por dejar lo mejor del disco en la mitad trasera del álbum, aunque eso no significa que arranque flojo de ideas. De entrada, la “Cacería del Legado Sagrado de Cerdos Salvajes”, con cierta reminiscencia a re-versión de “Bios” en el breakdown del coro, de alguna manera haciendo ver que han madurado en la forma de llenar los espacios de su música y que los temas liricos dieron la vuelta. A su paso por los dos temas siguientes, “Oro Negro” y “Sangre Fría” dejan lo ya conocido atrás, y a partir del “Tono Terminal” hasta el “Ultimo Respiro” sucede la parte central con lo que no hemos escuchado, este corte instrumental de entrada y salida que hacen estas dos canciones sirven para envolver la mejor parte del álbum, del quinto al octavo tema:

El intro de “En el Rio” lleva un arreglo de son jarocho para sacudirte un poco, está canción tiene un pico diferente al resto y aporta un momento memorable al disco, con las limpias de su vocalista haciendo un build up de post-metal muy agradable. “Necromatico” es la más técnica de todas dando muestra de los niveles de la banda para incorporarse en el metal extremo si les da la gana, en contraste tiene un cierre de armonías en la guitarra que te pone a pensar hasta donde llegarán. Después “Malicia”, quizá deliberadamente el tema más pesado y desquiciado del catálogo, directo al grano.

En el rock/metal mexicano (o lo que se considere dentro de la esfera) ha habido temas “himno” que son representativos de una generación, de un tiempo a la fecha venia haciendo falta uno que sirva para la generación actual en que el metal y sus irreverencias son más accesibles, Arcadia Libre quizá lo haya conseguido con “Humano”, una canción muy versátil que lirica e instrumentalmente reúne todo para ser su mejor composición, esta canción en particular junto a “El Ultimo Respiro” ponen el sabor extra: primero con influencias de nu-metal y una sección balada de percusión latina acompañada de melodías à la Carlos Santana, segundo con arreglos de vientos metales revolucionarios tipo Marcha de Zacatecas + La Máscara del Zorro, con blast beats, groove y djent. Los dos temas restantes son bonus.

Para una banda que por principio o convicción ha decidido cantar en español aquí finalmente está pagando bien en la estética de su sonido. Después de este disco es difícil clasificarlos en algún lado, pero resumiendo, la estampa agresiva le ha quedado muy chica a la malicia de Arcadia Libre.

8.5 / 10





¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba