9 nov. 2018

"...una medalla más para un proyecto que al parecer no sabe hacer mal las cosas..."



  • Genre(s):
  • Metalcore
  • Release Date:
  • 2 / Nov / 2018
  • For Fans Of:
  • Dayseeker, Northlane, In Hearts Wake
  • Links:
Como un fiel seguidor del metalcore en prácticamente todas sus ramas, me fue imposible esperar el nuevo álbum de Silent Planet de forma serena, sin sentir cierta pesadumbre al percibir los días más largos de lo habitual... pero como dicen por ahí, no hay fecha que no se cumpla, ni plazo que no se venza.

El inminente hype que vine cargando por semanas está totalmente justificado, aunque está clara esa leve pizca de fangirlismo de mi parte, no soy un caso aislado ni mucho menos. Este ahora cuarteto californiano se posiciona actualmente como uno de los proyectos más sólidos y fuertes en el género que les compete, tomándose muy en serio su papel a la hora de aplicarse a su business, con 2 EPs y ahora 3 LPs desde 2012, no se puede cuestionar su gran ambición y sobre todo su dedicación por hacer lo que mejor saben.

When The End Began acaparó la mirada de todos desde hace unos meses, cuando en junio se lanzó el primer sencillo de nombre "Northern Fires (Guernica)", un mazazo que demostraba el espíritu intacto de lo que la banda ha venido construyendo por casi una década, música poderosa en sus 360 grados. Junto a esta primera revelación también vino algo de calma para sus seguidores, ya que a pesar de no contar con Spencer Keene, exguitarrista y parte fundamental en la escritura de la música de SP en sus lanzamientos previos, no demostraron algún tipo de flaqueza tras dicha pérdida, todo parecía en orden y así lo siguieron revelando. Después de eso nos presentaron "Vanity Of Sleep", otro track inundado de una violencia singular, donde juegan con los polos que su estilo nos brinda, puentes atmosféricos, feelings a La Dispute y mewithoutYou en las partes donde Garrett usa el recurso medio-gritado-medio-hablado y un final apoteósico digno de la faena. Un tercer single, "Share The Body", vio la luz en agosto, con su conocido sonido progresivo e intricado, interponiendo de manera notoria sus toques ambientales más sosegados, una base perfecta para todo el abanico que nos ofrecen en las vocales.


A grandes rasgos, el primero está inspirado en la guerra y sus consecuencias, el segundo en el consumismo y el tercero trata sobre drogas y adicción, temas interesantes y claramente un tanto comunes, sí, pero abordarlos no es demasiado sencillo. De nuevo queda en evidencia la gran capacidad del señor Russell (con título en Psicología e Inglés y Filosofía) para desenvolverse en los conceptos que orbitan sus discos, letras duras, con metáforas, estructuras increíbles y repitiendo el proceso al referenciar la gran mayoría de sus líneas, algo verdaderamente único que los posiciona como una de las bandas con el mejor trasfondo lírico en sus canciones, se nota la dedicación. Datos históricos, científicos, experiencias personales, citas de novelas y su conocida inspiración en pasajes bíblicos son solo algunas de sus referencias que nos aclaran siempre al final de las letras, un trabajo excepcional que merece ser reconocido por todos aquellos que amen esta forma de conceptualización tanto como su servidor.

Como ejemplo de lo dicho, "In Absence" se colocó de inmediato como uno de las canciones más sentimentalmente profundas que jamás hayan escrito, indagando en lo que gira alrededor de los trastornos de la memoria, tales como la demencia y el Alzheimer. Combinando su crema con un estilo ligeramente más melódico y alternativo, se convierte en un boleto para el tren del llanto, más aun para aquellos que hayan vivido de cerca la triste experiencia que estas enfermedades conllevan.


Para no dejar el amargo y muy común sabor de esas bandas que han rebajado sus kilos de agresividad a miligramos, "The New Eternity" hizo difícil el mantenernos sentados mientras lo escuchamos. Una crítica fuerte a varios sucesos que han marcado a la humanidad para traernos a lo que somos hoy día, los efectos secundarios de los experimentos y los muy cuestionables "actos de progreso" propagados por los altos mandos, todo bajo la confiable tutela de este brutal cuarteto. Abordando un tema mucho más sonado en estos años, el rechazo que reciben las personas de la comunidad LGBTQ, "Visible Unseen" se convirtió en otro de los favoritos de sus fans al instante. Tema importante tratado con tacto, pero con firmeza, junto a una instrumental envolvente y altamente chuggy, todo precisamente en orden, eso es en esencia lo que la banda representa.

En el resto de los temas Silent Planet utiliza prácticamente la misma fórmula a la que nos tienen acostumbrados, ciertamente un arma de doble filo si lo vemos del modo más estricto posible. Para quienes no toleran que una banda continúe con un sonido similar después de tantos años quizá pueda ser un poco agobiante, pero para los que conocemos a estos camaradas y de verdad nos sumergimos en su onda sonora y conceptual, nos viene como un aire fresco en una carrera sólida y con una cohesión magnífica, donde sin tantas variaciones en su estilo (los ligeros arreglos nuevos que integran en cada álbum hacen la diferencia) han logrado sacar lo mejor que el metalcore tiene para ofrecer actualmente, gracias a lo grandiosas que son sus composiciones instrumentales y líricas (ojo al broche de oro de su trilogía, "Depths III", es de otro mundo). When The End Began significa una medalla más para un proyecto que al parecer no sabe hacer mal las cosas, reafirmando el porqué de su notable éxito en una escena profanada por otros nombres que quizá no merecen tanto como esta excepcional agrupación.

9 / 10





¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba