17 oct. 2018

"...una de esas producciones que tienes la fortuna de escuchar, en las que cada canción es distinta, en la que cada tema te confronta de muchas formas, con muchas variantes".



  • Genre(s):
  • Hardcore, Noise Rock, Southern Rock
  • Release Date:
  • 16 / Nov / 2018
  • For Fans Of:
  • Refused, Every Time I Die, Melvins
  • Links:
Cuarto álbum de esta banda de origen canadiense, The Great Sabatini entrega Goodbye Audio y la verdad que lo que me deja después de muchas escuchas es un tremendo ¡WOW!.

Este disco representa a una banda con gran inventiva y que más allá de las etiquetas que le quieran poner (¿progressive?!!! ¿neta?!!), es un combo con gran versatilidad que presenta un disco con una dinámica muy entretenida, interesante y con una manera de componer muy diferente en cada una de las piezas.

Y como todo buen álbum tiene un gran inicio: “Still life With Maggots”, una pieza que auténticamente te hace pensar en un sonido directamente emparentado con el hardcore americano, además de ese sabor en el riff principal de groove descendiente del rock sureño, digamos que muy en la onda de bandas como A Life Once Lost o Every Time I Die, en este micro espacio del disco, estás frente a ese tipo de banda, y definitivamente, no esperas lo que se viene.

Empantanan de inmediato el álbum con “Dog Years”, el tema más sludge/doom del repertorio, lento muy reptante, pesado a más no poder, pero es a partir de ahí que realmente no vas a saber qué demonios esperar del disco. “Strip Mall”, una canción con unos acordes de entrada, poco convencionales, a los que le siguen una canción brutal, que todo el tiempo va creciendo de una manera muy dinámica y recursos excelentemente empleados, hasta terminar precisamente en un efecto de sonido ambiente de mall, uuuf!, de verdad es atronador el tema, con algunos recursos musicales poco utilizados en el metal convencional.

Cada tema se presenta de manera distinta, le siguen con “You´re gonna die (unsatisfied)”, en donde recurren una vez más a esa suerte de hardcore/groove/southern, pero le van aplicando poco a poco un cambio usando acordes más melódicos, pero con un beat más acelerado para al final terminar de manera lenta y muy pesada.

Es en este punto donde ya sabes que estás escuchando un disco hecho por una banda totalmente diferente a lo que estás acostumbrado, “Tax Season In Dreamland”, huele, apesta, hiede, a Refused, es ese tipo de canción de un hardcore evolucionado, con transiciones muy interesantes y hasta aquí, es evidente que es una de esas producciones que tienes la fortuna de escuchar, en las que cada canción es distinta, en la que cada tema te confronta de muchas formas, con muchas variantes. Al final te ves envuelto en una creación ecléctica, en la que si bien alcanzas a escuchar las influencias de muchos padrinos que les heredaron ideas y sonidos, también denota que le han impreso esa personalidad muy bien definida en este, el cuarto disco de una banda que se escucha madura, segura de tomar sus riesgos y canalizarlos de una forma contundente, lograr que funcionen y entregar un disco de esos que ya hay muy pocos en este extenso mundo de la música extrema.

Altamente recomendable, al final el resultado es difícil de clasificar y eso es excelente, este tipo de discos representan una bocanada de aire fresco, un álbum que recomiendo totalmente y sugiero sea escuchado con mucha atención. En lo particular, les quitaría esa grosera etiqueta de progressive sludge, que no les hace justicia, y le doy un 9 y no el 10 porque considero que no es una producción que sea para todos los gustos metaleros.

9 / 10





¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba