10 oct. 2018

"Un disco de 10, sin lugar a dudas, y más en la escena del metal actual que, aun ofreciendo nombres rimbombantes o el exceso de etiquetas estilísticas no logran el poderío y elocuencia que entrega Sadist en Spellbound".



  • Genre(s):
  • Progressive Death Metal
  • Release Date:
  • 9 / Nov / 2018
  • For Fans Of:
  • Atheist, Cynic, Obscura, Gorod
  • Links:
Sadist es una banda que ha perdurado en mi memoria desde hace años, aún recuerdo con claridad la impresión que tuve con dos de sus primeros discos, el Tribe y el Crust, específicamente. Hasta la fecha, siguen siendo discos de mi agrado dentro de la colección que poseo, aunque los haya dejado de escuchar por un tiempo, el sabor que encuentro en el más reciente Spellbound, me lleva a pensar en ellos como algo similar a re encontrarte con una ex novia y preguntarte “¿por qué carajo terminé con esta chica si siempre ha estado descomunal?”, y es que Spellbound, más allá de ser un disco de una banda muy longeva que nunca ha dejado de producir, me deja un particular gusto en medio de la música extrema que se hace en la actualidad, de frescura, de entretenimiento, de seguir en una vena muy personal que me hace ver con mayor claridad que en su nacimiento fueron una banda muy adelantada a su tiempo, y en estas épocas en las que pululan y se hacen de gran notoriedad los grupos muy “symphonic” “progre” “tech”, etc., estos viejos lobos nos demuestran que los elementos, bien colocados, manejados de manera inteligente, al final brindan un resultado sobresaliente.

Y eso es lo menos que se puede decir de Spellbound, encontramos por supuesto un disco en el que los sonidos realizados con teclados/sintetizadores tienen gran relevancia y juegan un papel fundamental en los arreglos de las composiciones, que, a diferencia de muchas bandas actuales, se ejecutan como tema principal en prácticamente todas las piezas del álbum, no se ocupan solo para disimular la falta de ataque o técnica en los arreglos de cuerdas, si no por el contrario, se integra como el instrumento relevante que ha sido en el estilo de estos italianos.


Pero obviamente a esos arreglos que fluyen de lo progresivo a lo sinfónico, pasando por lo futurista, le acompañas unos sonidos de cuerdas muy notables, riffs que van desde el ataque puramente death metal en canciones como “The Birds” o “Stage Fright”, hasta cosas más cercanas a la complejidad del math metal en temas como en “I’m The Man Who Knew So Much”. Remarcable totalmente, guitarras sólidas, de ataque, con furia y técnica a la vez.

Spellbound en un disco con muchas capas, bastante interesante de analizar, en el que puedes escuchar un solo de guitarra con un timbre y sonido que pudieses escuchar en el grupo de metal progresivo más tradicional, pero tocado sobre una base rítmica de clara influencia jazzística, hasta temas con un ataque blast beat que te pulveriza.

Este es un disco de distintas dinámicas, cambios contantes, la música de Sadist se mueve, no es estática, te reta a encontrar un sonido distinto en cada escucha, cuando piensas que estás familiarizado con él disco y lo escuchas nuevamente, te sorprende una vez más, con alguna variación interesante, solo bastaría escuchar el puente en “Frenzy”, el noveno tema del álbum, que es una suerte de fusión progresivo/jazz en el que en breve, puedes escuchar todo el sentido de musicalidad que posee la banda. Este disco va creciendo al paso de acercarse al final, no va muriendo como muchas producciones que puedes escuchar de bandas más recientes y que son mucho más notables en la escena de la música extrema mundial, muy por el contrario, ya dirigiéndote al final, te encuentras con uno de los temas más intrincados que yo haya escuchado actualmente “The Mountain Eagle”, una canción soberbia.

La guturalidad, siempre presente, con un fraseo profundo, nos mantiene atados todo el tiempo a la parte más brutal de la música, y eso señores, así como se encuentra en Spellbound, se agradece, inspira, motiva a seguirlo escuchando ya que no se pierde en devaneos de variaciones vocales que en muchos casos terminan siendo esfuerzos fútiles que solamente logran quitarle intención a la música.

Sadist, una banda de culto por excelencia, no cede en su intento de seguir construyendo una historia contundente, este disco te invita a escuchar de formar maratónica toda su discografía. Un disco de 10, sin lugar a dudas, y más en la escena del metal actual que, aun ofreciendo nombres rimbombantes o el exceso de etiquetas estilísticas no logran el poderío y elocuencia que entrega Sadist en Spellbound. ¡Magistral!

10 / 10





¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba