18 oct. 2018

"El vaivén de sonidos experimentales te mantienen inspirado en su totalidad; cada pieza está acomodada con precisión creando una obra conceptualmente artística".



  • Genre(s):
  • Progressive, Art-Rock, Pop, Alternative
  • Release Date:
  • 19 / Oct / 2018
  • For Fans Of:
  • Steven Wilson, Iamthemorning, Marillion
  • Links:
Lo voy a decir sin hacer esperar más, ¡este álbum es maravilloso! El vaivén de sonidos experimentales te mantienen inspirado en su totalidad; cada pieza está acomodada con precisión creando una obra conceptualmente artística.

Se siente, se entiende y logra captar con relativa sencillez los enfoques, y claro, como cualquier forma de expresión, si te pudo conmover entonces habrá cumplido su principal cometido.

Puede que parezca que estoy exagerando, pero el hecho de haberme gustado cada una de las nueve canciones es inusual, que después del primer flechazo todavía lo pienso e incluso ha hecho que replantee mis criterios sobre innovación. Y es que Oak se ha dignificado otra vez, el anterior álbum, Lighthouse del 2016 (su debut), ya sugería un sonido distintivo y bien logrado, pero con False Memory Archive todos los elementos fueron recreados haciendo otro sonido nuevo: los géneros populares como el pop rock, alternativo y electro; vanguardistas como el progresivo y el art rock; tradicionales como el folk rock, todos ellos brillan y se les saca el máximo de su potencial, ya no son solo estilos fáciles de combinar que solo suenan bien, ahora también pueden hacer cosas bien pensadas obteniendo el doble.


Con "We, The Drowned" nos damos una idea cuando aparece un sonido sintético que irá regado en toda la canción dándole el sentido atmosférico, podría parecer que es el que moverá la canción, pero hasta que la batería aparece y orquesta todo, sabemos que las cosas van por otro lado. Incluso hay piano que se escucha muy en el fondo para cumplir la parte melódica junto con la voz, solo hasta el final tiene su momento, cambiando otra vez el panorama acompañado de una guitarra relajada. La siguiente "Claire De Lune" empieza similar solo porque lo sintético es lo primero que escuchamos, no tan cambiante como la anterior porque la voz se le une en la misma sintonía y tampoco irá de la mano con la batería, sino con las guitarras: primero la eléctrica y después la acústica que acapara la mayoría de la canción, intercalando círculos armónicos y el estilo flamenco; de hecho la canción me supo como homenaje a los estilos del Al-Ándalus, todos los instrumentos en alguna parte de la canción hacen guiños a la herencia del Medio Oriente en la Iberia.

Y uno pensaría que vamos a escuchar lo mismo, pero es cuando llega el primer y único sencillo que nos daba una idea de lo que sería el álbum, "False Memory Archive" engaña de buena manera porque solo muestra una de sus facetas, la parte más melódica y pop rock de ellos: un piano vibrante con una preciosa voz grave, bajo y guitarra acústica para los acompañamientos y una atmósfera de quietud melancólica; es perfecta para describir escenarios que parecían olvidados en los recuerdos.


Ya en la segunda parte seguimos con las sorpresas, mi parte favorita porque digamos que es más experimental; en "Lost Causes" una guitarra solitaria nos trata de decir algo, pero no nos prepara para el cambio a una base electro y una voz recitando poéticamente; el ambiente es misterioso, entre guitarras que ya son más expresivas y un saxofón que aúlla sigilosamente hace que sientas inquietud, que de ninguna manera se va aun cuando se funde en la transición dulce de la canción. Poco a poco sientes que la calma regresa con "Intermezzo" una pieza de piano muy al estilo de la música académica que en su parte final se distorsiona en el suspenso de fonías artificiales; entonces la paz no llegó y mucho menos con "The Lights", que también utiliza el recital de letras, el halo enigmático y un breve asomo de alegría; sigue con los aires súbitos típicos de una composición arriesgada.

En esta última porción del disco vuelve a cambiar el paisaje, sus componentes ahora presentan un aura triste. "These Are The Stars We're Aiming For" nos narra con un desolador órgano los ensueños lejanos, para luego cambiar el dramatismo con un estallido esperanzador que envuelve con cada uno de sus elementos increíblemente llegadores. Lo mismo pasa con "Transparent Eyes", una balada con el compás de un vals, preciosos ecos de violines y ese piano tan multifacético que nos ha paseado por muchos lugares, no puede pasar desapercibida para tus sentimientos, y es que aunque su fórmula es clásica la forma en que le dan espacio a cada momento es realmente la clave para que te enamore.

El final cierra con una buena cadencia, se puede sentir perfectamente musicalizado el Salmo 51 que trata del arrepentimiento de un pecador; y es que "Psalm 51" lleva una progresión lógica, desde su reflexión y tristeza que son acompañadas por el murmullo de los instrumentos, hasta el punto del clamor en el que puedes notar la angustia al momento que el ritmo es disonante, donde ya no se puede más. Es un final mágico y dramático para ovacionar de pie.

Tengo fe en que su próximo trabajo tenga más novedades y siga sorprendiendo, porque con lo que han logrado ya saben cuál es el método para dejar una huella única en la música.

10 / 10





¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba