15 oct. 2018

"...tenía la ilusión de que se colara como uno de mis favoritos del año, pero estaba preparado para aceptarlo si no llegara a serlo..."



  • Genre(s):
  • Djent | Progressive Metal
  • Release Date:
  • 5 / Oct / 2018
  • For Fans Of:
  • Volumes, Circles, Tesseract
  • Links:
Luego de un comienzo lento y muy inestable (aunque con un buen EP como presentación del proyecto), Monuments pudo por fin empezar a brillar de manera notable con Gnosis, un primer álbum de larga duración que logró darle la vuelta al mundo y ponerlos en el mapa dentro del metal progresivo y la relativamente nueva ola de lo comúnmente referenciado como djent. Matt Rose realizó un buen trabajo pero Chris Barretto hizo que no se le extrañara para nada, dos años después poniendo a The Amanuensis como un nuevo punto más alto en la carrera del grupo de origen británico, quienes aparte de ganar en el ámbito vocal con el chico rizado, también lograron ofrecer instrumentales más variadas, subiéndole a lo melódico y atmosférico de su invasivo sonido técnico-progresivo, en uno de los mejores discos que rindió aquel año, desde mi punto de vista.

Desde entonces así se habían mantenido, un show por allá, otro por acá (así se dice pues, ya quisiera yo verlos aquí en México), algo de inactividad, el agradecimiento a Anup Sastry tras su breve paso en la percusión y algunas leves señales sobre su tercer lanzamiento, el cual tomó forma hasta este mismo año, donde de vez en cuando nos brindaron adelantos y actualizaciones en video durante sus momentos creativos en el estudio. Ya no había manera de ocultar el hype, siendo una de mis bandas consentidas de esta década, esperé y esperé este 5 de octubre para poder disfrutar de Phronesis y bueno... vaya que lo he hecho.

Comenzando por el concepto en el que se basa y da nombre al disco, una palabra que seguramente para muchos es desconocida o quizá recuerdan vagamente haberla escuchado, como su servidor, frónesis. Teniendo que ver con filosofía de la antigua Grecia, lo describen más o menos así: "Frónesis es sabiduría, una muy específica que tiene que ver con uno mismo. Sabiduría en tus acciones prácticas, buen juicio, excelente carácter, sabiduría práctica. Aprender qué hacer y qué no en base a la experiencia, teniendo en cuenta todo lo que nos rodea. Algo en lo que, a veces, todos somos muy malos."

Bueno, justificando la ignorancia de quienes no sabíamos con certeza a lo que la palabra refería, queda claro que el conjunto liderado por John Browne gusta de proponer temas peculiares que sí pondrán a más de alguna cabeza a razonar de manera profunda, aunque sea solo en teoría, porque si bien la fachada de sus trabajos luce como un elixir catártico para los curiosos de mente, muy a menudo dejan que desear en la creación de sus letras, que sin duda podrían estar mejor trabajadas, para dejar de ser el punto más débil de estos camaradas (si gustan corroborarlo basta con leer la lírica de temas como "Mirror Image" o "Stygian Blue").


Por el otro lado, el grupo está conformado por cinco bestias, músicos súper talentosos (Daniel Lang, el nuevo baterista, no le pide nada a Anup) que encuentran su comodidad en lo desafiante, explotando su capacidad lanzamiento tras lanzamiento y dejándonos claro que si algo tienen de sobra es creatividad. En este álbum que nos compete actualmente vuelven a darle un pequeño twist al asunto, sacrificando un porcentaje (bajo, no hay que hacer drama exagerado) de ese punch y groove que nos presentaron en el pasado, para darle un empuje sólido a melodías un tanto menos rebuscadas pero mucho más atrapantes, de esas que no requieren mucho esfuerzo para digerir, dispuestas para ser tarareadas y disfrutadas al instante. Todo lo descrito se transforma en un patio de juegos para el señor Barretto, su consolidado vocalista que fluye en las pistas como Jordan en la duela, conocedor de lo requerido, ejecutando sin un mayor esfuerzo del necesario a lo largo de diez temas que se van volando, por lo grato de su musicalidad.

Phronesis cumple como un muy buen álbum de una banda de la que siempre se esperará demasiado, por lo que no será raro el desaire de muchos de sus seguidores que probablemente esperaban un lanzamiento que fuera un hito. Yo lo he entendido así, sí tenía la ilusión de que se colara como uno de mis favoritos del año, pero estaba preparado para aceptarlo si no llegara a serlo, cosa que hasta ahora dudo mucho que logre. Que no se entienda mal, está sabroso, Monuments lo ha hecho bien, han variado en la fórmula sin perder su esencia, un shot de frescura requerido y más que admisible para su respetable carrera musical.

8 / 10





¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba