17 oct. 2018

"Probablemente nunca sabrás lo que está ocurriendo y ese es el contrato que firmas al darle play... ofreciéndote todo sin darte una respuesta".



  • Genre(s):
  • Synth Psychedelic, Doom Metal, Drone
  • Release Date:
  • 26 / Oct / 2018
  • For Fans Of:
  • SubRosa, Lethe, Thee Maldoror Kollective
  • Links:
¿Te ha pasado que llegan rachas donde solo quieres escuchar viejos sonidos? Últimamente anduve en esas y no daba con el grupo indicado para sacarme de mi zona, tampoco lo estaba buscando y esa conformidad me tenía intranquilo, esto lo comento porque a buen tiempo llegó el material de Megaton Leviathan, uno de esos grupos que con nombre atractivo y presentación peculiar te retan a adentrarte al sonido y descubrir sus formas. Por supuesto que ayudó saber que se unieron al sello Blood-Music pero lo que terminó por convencerme fue reproducir una canción al azar y saber de inmediato que produjeron algo interesante. Tienen un álbum anterior pero al escuchar dicho track no vi la necesidad de regresarme y decidí enfocarme únicamente en lo que me deja la nueva obra.

Este... grupo, proyecto, colectivo, se compone de seis miembros —al menos es la cantidad de integrantes reunidos para crear Mage— entre los involucrados se dividen la multitarea de distribuir una pared digital y otra a base de instrumentos en vivo a mitades del porcentaje; hay dos personas manipulando sintetizadores, que a la vez suman para ser tres guitarras, tres bajos y percusiones electrónicas, luego está el baterista, la violinista, tres voces distintas y uno encargado de la producción de sonidos en vivo, al enterarme de todo lo que figura imaginé un sonido saturado, la verdad es que para la cantidad de participantes e instrumentos el resultado es de cuidado minimalista y el empleo de recursos meramente conceptual, lo cual es grandioso.

Producen algo de lo cual ignoro que existan referencias previas y para fines prácticos hay que categorizarlo un poco, casi una falta de respeto aunque mencionar los géneros que rozan no demerita la libertad e independencia artística que les interesa proyectar. Entra como componente la apacigua calma del doom metal, funcionando de combustible rítmico y disciplina métrica del compás; el drone va de la mano, enfrascando un humor abstracto, acentuando un efecto similar al de las píldoras somníferas, no muy denso para distorsionar, lo suficiente para crear una neblina integral; la psicodelia es la respuesta en oposición, no es algo tangible en su música, la manifiestan en la melancolía de la temática general y circundando a través de voces shoegaze en la lejanía de la mezcla; secuencias electrónicas en los sintetizadores como recurso inmersivo en las modulaciones de la música y el mood espiritual que perpetúan... desde luego esta aproximación la soporta una actitud expresiva que es muy atrevida, una que por suerte se salva de decisiones extravagantes, es apenas la adecuada para enmarcar un estilo arriesgado, peculiar y controlado en todo sentido.


Con la cantidad de recursos y elementos a disposición las opciones son ilimitadas, así lo practican dentro de su concepto, como dije antes, las intervenciones de cada arreglo e instrumento están calibradas para no perturbar, son los matices y atenuaciones en el desarrollo de temas los que dan una individualidad en comunicación con lo que vas descubriendo. En lo personal no soy fan de la canción inicial, no es mala, es poco indicada para arrancar, aunque las demás tampoco son opción. Pienso de “Wave” como el desafío previo a la recompensa; si no logras pasar de ahí no hay razón para proceder con los tracks donde desarrollan la propuesta, es el único tema distorsionado y con guitarrazos muy marcados, desde entonces visualizas que será diferente, el conflicto que me causa es que los primeros 4 minutos pierden nocion de lo importante, y cuando quiero repetir el disco prefiero ir directo a la segunda canción. Si algo tiene es que sirve para saber que Megaton Leviathan tiene conexiones dentro del metal y el synth, por eso es lanzado a través de Blood-Music. No está completamente aparte del resto y aún así queda segregado respecto a las siguientes cuatro canciones, de las cuales sí percibes unidad.

A partir de “Take The Fire” se revela la verdadera personalidad de Mage, es un sonido oscuro aletargado que, por el dramatismo al que se inclinan puede sonarte gótico pero se acerca más al ADN del grupo SubRosa, en su estructura repetitiva al borde de cambios que no llegarán y el canto femenino que decide esconder lo afinado de sus notas. No se detiene ahí, la soltura mística que manejan me lleva a recordar a Thee Maldoror Kollective, por la facilidad de hacerte un sonámbulo de su música y en consecuencia la necesidad de contemplar y no de escuchar; fluyen con tal naturalidad que penetran en sensaciones de extrañeza, sin espacio para reconocerlo como algo común y corriente, lo curioso es que tampoco los ves esforzarse en que lo reconozcas así. Más intrigante es que activan las alarmas de lo “raro” o lo “bizarro” y realmente aquí no existe, no es parte del propósito, es lo que es y no queda otra que aceptar su autonomía y ser un mero espectador indefenso.

Mientras el entumecimiento de las voces hace lo suyo, está marcada la base instrumental del doom haciendo que todo pase en cámara lenta, simultáneamente disfrutas el show de las capas electrónicas, gravitando con efectos y texturizando la melodía, luego también produciendo armonías, ya sea acompañamientos de piano o transiciones muy mínimas que activan la percepción de tu oído y de nuevo te llevan al reto, ese que reconocí de primer encuentro en la canción “Mage” y me hizo entrarle con ganas al álbum entero. El trabajo de la batería a pesar de bastante simple es el contrapeso necesario que mantiene en tierra firme las ideas, tan simple que es el delgado hilo sosteniendo el globo de helio, ni le prestas atención pero tiene su importancia. A excepción del primer y último track las guitarras quedan disueltas al grado en que no les encuentras el punto, pues similar a la batería, su intención es dar solidez y cuerpo a lo etéreo de los componentes principales.

Al final no me hago ni la menor idea de qué cantaron, ni del objetivo final de Mage ni nada más allá de las percepciones de cobijo y comfort que activaron, probablemente nunca sabrás lo que está ocurriendo y ese es el contrato que firmas al darle play. A veces te clavas tanto en los sonidos de cualquier tipo que a manera de escape buscas lo opuesto, si es complejo quieres lo simple, si es lineal pides lo abstracto, para casos en que ninguna alternativa te alivia está Megaton Leviathan, ofreciéndote todo sin darte una respuesta.

8 / 10





¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba