21 oct. 2018

Un álbum que otorgará placer a aquellos que logren decodificar esas manifestaciones de música infectada que se descompone como lo orgánico.



  • Genre(s):
  • Death | Doom Metal
  • Release Date:
  • 26 / Oct / 2018
  • For Fans Of:
  • Incantation, Dead Congregation
  • Links:
Francia es una nación que siempre me ha llamado la atención por varios aspectos; el principal de ellos es esa ambigüedad que tienen en el ámbito social y cultural. Esto se debe principalmente a que es conocida en el mundo por su etiqueta, glamour y elegancia, pero detrás de ello existe una rebeldía y barbaridad muy particular. Esto se puede ver ejemplificado en películas como La Haine, una rareza que rinde tributo al sector más popular de las grandes ciudades del suelo galo. Era de esperarse que esta dualidad impregnara en cada uno de los medios artísticos, el cine es quizá su ejemplo más claro, en este país conviven Godard y Truffaut. Esta característica también se presente incluso en el mismo autor, como podría ser el caso de Roman Polanski. Lo anteriormente descrito puede extrapolarse al ámbito de la música extrema, en varios de sus subgéneros. En el black metal tenemos a Peste Noire y Alcest, una cara y cruz en cuanto a influencias, sonido e intenciones, lo curioso del asunto es que Neige fue miembro de la primera banda mencionada. El death metal no es la excepción a esta curiosidad, son muchos los patrones que podemos encontrar, Gojira pueda ser uno, en contraste con la brutalidad de Massacra.

Kåabalh es un conjunto oriundo de le-havre, ciudad que vivió momentos de gran miseria y sufrimiento, esto es algo que posiblemente marcó a las generaciones posteriores y que afecta directamente a la banda, debido al registro de promover ese sonido nauseabundo y demoledor que nos entregan en su álbum debut que saldrá en próximos días bajo el sello Dolorem Records. El estilo promulgado por estos músicos es adoptado de una manera sólida y bien definida, basando su trabajo principalmente en riffs de alto calibre que disparan como metralletas en el cuerpo, poderosos e inmisericordes, desatando esa monstruosidad perpetua de la barbarie y lo obsceno, la cual es en su mayor parte manifestada desde una voz profunda y grave en los momentos más dóciles del disco, en contraposición a los timbres ásperos y toscos de los intervalos de máxima intensidad.


Precisamente es aquí donde el rasgo descrito en la introducción hace mella. El cuarteto no reniega de las sonoridades que más disfrutan y que los han hecho pronunciarse en el mundo del metal, son claros y concisos con su mensaje de querer explorar lo más bajo y corrupto de nuestra identidad, siendo estos valores algo que muchas bandas han profundizado a lo largo de su historia, pero que con el tiempo se ha ido perdiendo en pro de un avance musical o simplemente por un cambio generacional, pero a su vez los franceses, son conscientes de la importancia de mandar un mensaje contundente a la generación actual, esto no lo pierden de vista y durante muchos pasajes tratan de mantenerlo vivo, lo hacen partiendo desde los arreglos de melodía y esa producción putrefacta que no pierde la calidad en ningún instante. La distorsión, los filtros de voz y la ecualización de la batería son los elementos más acertados de este master, sin demeritar tampoco esos elementos de profundidad que engrandecen la pared de sonido, y le dan un cuerpo bastante vigoroso a la música, que en conjunto con el trabajo un poco subestimado del bajo, cierran el circulo este circulo repulsivo, en el buen sentido.

Durante el desarrollo del disco no vamos a encontrar muchas capas u ofertas más, la verdad creo que tampoco era la intención de la banda, considero que este tipo de materiales son el reflejo de los tonos y narrativas adulteradas de las profundidades de los suelos primer mundistas, donde las máscaras no revelan el verdadero color o identidad. Un álbum cargado de podredumbre y poca salubridad, pero que se mantiene en las peripecias de un sonido dual entre lo primitivo y moderno, otorgando placer a aquellos que logren decodificar esas manifestaciones de música infectada que se descompone como lo orgánico. Sin grandilocuencias, sin detalles pretenciosos, esto es música que provoca inanición.

7.5 / 10





¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba