27 oct. 2018

"Han rebasado sus límites, nos entregan una colección de piezas que deberían ser escuchadas por todos ahora mismo para que dentro de 15 o 20 años, alcancemos a reconocer el impacto que un álbum de estas características le esta legando a la música extrema".



  • Genre(s):
  • Noise-Rock, Industrial, Experimental
  • Release Date:
  • 26 / Oct / 2018
  • For Fans Of:
  • Shining, MoRkObOt, Dead Cross
  • Links:
Tuvimos que esperar 8 años para obtener el más reciente esfuerzo de comunicación por parte de Daughters, desde el éter, donde obviamente ellos existen y en eventos muy ocasionales, nos envían señales de su vida en ese lugar sumamente extraño en el que habitan, esta vez el mensaje se títula You Won´t Get What You Want.

Es apasionante para mi hablar de este tipo de expresiones musicales que no contienen elementos tradicionales de lo que solemos llamar música extrema, y sin embargo lo es, tanto como el más pintado que les pongan enfrente. Y desde aquí comienza la dificultad, ¿cómo describir un álbum inclasificable?, ¿de qué manera puedo relacionarte a ti, querido lector, con esta música para qué sientas la urgente necesidad de escucharlo en este momento? de verdad, no lo sé, pero en las siguientes líneas trataré de contagiarte mi emoción al escuchar este disco.

Daughters tiene un origen extremo totalmente, y su desarrollo ha sido tan marcadamente evolutivo que no es sorpresa encontrarse ahora frente a esta pieza tan disímil de sus congéneres y tan fuera de tiempo que lo que me resta es adjetivarlo para tratar de darle forma ante tus ojos.

Vanguardia. Con una instrumentación tradicional o por lo menos así lo parece, trabajan en canciones de tiempos irregulares y sonidos convulsos para conducirnos al caos aural, con una voz disonante que en todo momento te recuerda que este sonido conserva algo de humanidad, por muy lastimera que suene, la voz que se conduce a través de esta vorágine es lo más tradicional que podrás escuchar. Experimentación; definitivamente, y esta va desde la utilización de sonidos con una atmósfera electrónica, pasando por los crueles lamentos de un crooner en ácidos hasta un noise generado con máquinas e instrumentos que forman una brutal “pared de sonido”. También hay incursiones orquestales, aunque breves, significativas. Música extrema; me gustaría que esto fuera un escrito fácil, y emparentar este álbum con propuestas musicales con las cuales compartan lugares comunes, pero para buena fortuna no es así, y a pesar de eso encuentras una colección de piezas que no pueden pertenecer a otro mundo que no sea el de lo limítrofe, lo radical, lo extremo.


Evolución. Si bien esta banda en producciones anteriores ha sido relacionada, muy justamente, con corrientes como el mathcore, en este disco no encontrarás nada de eso, la música aquí grabada está diseñada para no auto plagiarse, y eso es de agradecer y debería de ser una aspiración para todos los representantes de estas corrientes musicales que tanto nos apasionan, este disco representa un punto y aparte con su antecesor.

You Won´t Get What You Want, no es un disco fácil, no contiene temas que vas a poder cantar en la regadera mientras te duchas, no lo vas a poder reproducir cuando estés cómodamente arropado con tu pareja y desees que sucedan cosas felices, es todo lo contrario, cada vez que lo escuches, te va a incomodar, te va a hacer sentir que no alcanzas a entender del todo la propuesta y que no tienes la respuesta, como siempre lo habías pensado. Este disco es un asalto a la razón, es una ruptura de paradigmas y la mayoría de la gente no lo va a comprender.

You Won´t Get What You Want es un 10 absoluto, es ya un disco de vanguardia, cada vez pertenece más a otro mundo. Daughters han rebasado sus límites, nos entregan una colección de piezas que deberían ser escuchadas por todos ahora mismo para que dentro de 15 o 20 años, alcancemos a reconocer el impacto que un álbum de estas características le esta legando a la música extrema.

Al final, nunca obtienes lo que deseas.

10 / 10





¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba