13 oct. 2018

"Un trabajo convincente lleno de caos, tormentas de ritmos fulminantes y rebeldes que ponen los pelos de punta"



  • Genre(s):
  • Post-Black Metal
  • Release Date:
  • 14 / Sep / 2018
  • For Fans Of:
  • Krallice, Altar of Plagues, Vattnet Viskar, Liturgy
  • Links:
No sería nada justo encasillar el sonido del post-black metal, en el estilo que han popularizado bandas como Alcest, Deafheaven o Heretoir, cuando existen bandas como Bosse-de-Nage y su peculiar personalidad artística que, aunque no haya destacado aún dentro de la escena como lo merece, es un gran referente de lo que el género tiene aún para ofrecer. Lleno de caos, destiempos, una batería discordante y hasta riffs que traen a la memoria elementos de punk, es lo que siempre ha caracterizado a esta banda oriunda de San Francisco, que hace un mes lanzó la quinta entrega en su haber.

Desde que los conocí gracias al split en el que participaron con Deafheaven, no ha habido momento en que los escuche y no me estremezca la energía poderosa y elegante que sus composiciones logran transmitir. Siento que parte de su éxito reciente se ha basado principalmente en el esfuerzo que le ponen a su trabajo para conectar con las emociones más profundas y rabiosas que todos tenemos, de una manera especial y distinta a las demás agrupaciones que comparten el género a que se dedican, y estoy seguro de que si ya escucharon su nuevo álbum titulado Further Still estarán de acuerdo conmigo en que su música se ha consolidado y llegado a un pico desde el que se puede visualizar el resultado de toda la imaginación y pasión que han sabido aprovechar.


Los anteriores trabajos de la agrupación me gustan principalmente por la manera en que manejaban un sonido sucio y excéntrico muy propio del black metal, con una elegancia pulcra como lo suelen tener por ejemplo las guitarras de una banda de shoegaze. En II y III, sus composiciones fueron un poco más lineales, en el sentido de que su estilo no experimentaba tanto con diversas rítmicas y tipos de riffs, aunque desde su salida se vio un poco el potencial que podrían lograr alcanzar, principalmente por los elementos rítmicos que incluían hasta destellos de un math metal combinado con un aura ensombrecida. Fue en All Fours donde se comenzó a tornar evidente su empecinamiento por crecer musicalmente y a su propio ritmo; en aquella entrega comenzamos a ver un afán de experimentar, la inclusión del spoken word les sirvió de mucho para el desarrollo su estilo, lograron inclusive implementar ritmos discordantes que no se habían animado a ejecutar, y le perdieron el miedo a trabajar mayoritariamente con destiempos arrítmicos a los que no cualquiera le entra.

Todo esto último fue implementado de manera más limpia y mejor ordenada en esta nueva entrega, y eso se nota bastante por la independencia que dejaron que tuvieran las percusiones y el bajo, elementos a los que no suele darse regularmente el brillo y liderazgo necesario para resaltar. La batería fuera de exageraciones, es un tornado devastador que potencia a los demás instrumentos a cada segundo, y el bajo marca una pesadez considerable que no sería posible en su ausencia. Basta con escuchar canciones como "Down Here" o "Crux" para darse cuenta de esos spotlights que dejaron caer sobre esos elementos. Por otra parte la ejecución vocal tiene un impacto todavía mayor que antes porque se le inyectó un estilo de corte hardcore punk que la hace sentirse hasta como una voz de protesta. Los arreglos extensos que los caracterizaban, se dejaron de lado para dar paso a una desviación atípica de lo que nos tenían acostumbrados, teniendo cada riff y punteo que las guitarras ejecutan un sabor de audacia pura.


No hay ni una sola canción de aquellas a las que es fácil darle skip en el reproductor, todas fluyen de una manera natural, excéntrica y rica, que procede de una pesadez característica de un estilo que deliberadamente juguetea con la rítmica a placer, ya sea con cuerdas sucias, muteadas o limpias, que se van por un camino diverso al convencional. A veces hasta pareciera que el disco fue compuesto al juntarse en un estudio de grabación con un par de cervezas y dedicándose a ejecutar un jam session que no podría haber salido de mejor manera. Sin miedo a errarle, puedo afirmar que en varios temas se influenciaron de un estilo de corte The Dillinger Escape Plan por tanta disonancia con la que ejecutan sus composiciones, como en "Sword Swallower" y "Vestiges", aunque en este último le metan una vibra que se va hasta los extremos de bandas como Emperor, y ni qué decir de "A Faraway Places" que se encarga de cerrar con broche de oro el disco tras siete minutos de intensidad, de una instrumentación original, multifacética, plagada de arritmias y de una voz orgánica y estremecedora.

Further Still para sus compositores, representa un paso adelante en su carrera, con el que han logrado encapsular su esencia y personalidad que habían ido formando poco a poco con el pasar de los años. Para el resto de nosotros, representa un trabajo convincente lleno de caos, tormentas de ritmos fulminantes y rebeldes que ponen los pelos de punta.

8.5 / 10





¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba