6 oct. 2018

"“…extravagancia creativa desenfrenada, riqueza compositiva macroscópica; estilo dinámico, brutal, lleno de ataque persistente y descarada intención de hacer trizas tus oídos…”



  • Genre(s):
  • Progressive Death Metal
  • Release Date:
  • 29 / Jun / 2018
  • For Fans Of:
  • Unhuman, Neuraxis,
    Mulletcorpse, Cattle Decapitation
  • Links:
Bookakee nos entrega este año un merecido álbum después de casi cinco años de inactividad, proponiéndonos de base, un technical/progressive death metal con vastas influencias grindcore, que incluso pueden parecer un chiste hasta que se le da seriedad para tomarse el tiempo de escuchar tan interesante trabajo. Formada en Canadá en 2007, con solo un EP de 2011 titulado Invasion of the Depraved y un LP llamado Whorrific de 2013, los canadienses vuelven con una imagen renovada y un sentido de composición y creatividad de más alto nivel, comparado con sus trabajos anteriores. Y era de esperarse, pues la propuesta casi genérica que muestra en sus anteriores trabajos de grindcore con influencias de brutal death, pasajes prog e inclusión de elementos ajenos a sus influencias base, si se sabían componer y lograr una musicalidad mayor los llevaría a lograr un trabajo no puramente único, pero sí bastante interesante y entretenido.

Dejando de lado su actuación y show en vivo; fuera del maquillaje y su imaginería artística, el álbum Ignominies demuestra una ya muy marcada maduración musical, llegando a definir limites más altos de composición, instrumentación y producción. En promedio, cualquier banda a los diez años de su formación cuenta ya con una línea musical madura y un sonido único alejado de sus influencias, ahora convertido en un sello personal. Siguiendo ésta idea podemos decir que Bookakee ha definido su estilo con este nuevo lanzamiento, de la mano con una constante evolución musical, misma que la llevó a crear este brillante trabajo.

Desde el inicio de la primer pista y a lo largo de todo el álbum, podemos apreciar una técnica vocal muy variada, con un rango amplio en el terreno de growls y pig squeals, una voz desgarradora que abruptamente cambia a un infernal breakdown, un chirriante pig squeal, o un descarado tunnel throat que complementa y llena de sentimiento la línea melódica-rítmica de los instrumentos. Brutalidad y exuberancia caleidoscópica, reflejo de una muy entrenada técnica vocal. Así Philippe Langelier luce su amplio catálogo vocal, fruto de influencias goregrind y del más pútrido, agresivo y contundente brutal death metal.


A pesar de contar con una base grind desde el inicio de su carrera, las guitarras siempre han estado más allá de lo que ofrece convencionalmente. El alto nivel de ejecución es comparable a cualquier banda de technical death metal de actualidad, pues ya desde sus anteriores trabajos se hacía notar este nivel técnico, llevándolo en este nuevo trabajo a ápices más progresivos, dinámicos y fascinantes, dentro de una amalgama de brutalidad y melodía, que en el transcurso de las pistas nos muestran sorpresas y varios nuevos elementos que no hacen más que dar riqueza compositiva y ferocidad desenfrenada al mismo tiempo.

“Monarch of Depraved”, la primera pista fascinante y llena de energía. Con un inicio aplastante y brutal que poco después muestra gran dosis de melodía, riffs que en varias ocasiones se salen del ritmo con un hibrido riff-solo. Una voz feroz acorde al mensaje de la canción, de varios matices, muy variada en cuanto pigs squeals, growls agudos y graves y transiciones entre estos. Con una batería descomunal que metralla, y en partes marca de forma adecuada el ritmo del breakdown tranquilo, si cabe. En donde se nota una compenetración tal que resulta demasiado agradable y hasta fácil de digerir, guitarras que crean perfectamente un equilibrio entre brutalidad y melodía; siendo uno, pero sin dejar de ser lo otro y viceversa. Ésta es una canción que resume un poco de lo que se mostrará a lo largo del álbum.

Seguido de “Ignominies” que de igual forma comienza con ataque persistente, vocales agresivas y melodía. Con algunos toques de música electrónica, arreglos para complementar la atmósfera astral de la temática lírica, apenas perceptibles pero que enriquecen de buena forma la canción, un solo muy bien logrado y súper ejecutado. Cambios de ritmo muy presentes, como si las guitarras fueran un agua que trata de calmar el fuego de la brutalidad, misma agua que se vuelve flamable y se une en progresión cuidada para detonar en pesadez y agresividad en su máxima expresión.


“Bréhaigne” es una locura sonora, permaneciendo constante en la base de las canciones anteriores, pero incluyendo una parte de acústicas flamencas y palmas muy interesante, con unos arreglos complementarios, una pista que vale la pena escuchar si eres de los que disfruta de Impureza y las inclusiones del flamenco en estos géneros. Una pieza de mis favoritas del álbum. Es el turno de “Oculus Nebula”, que comienza con una intro de piano clásico, una atmósfera peculiar, tétrica y relajante, seguida del mismo Bookakee renovado y maduro de este año. Vale la pena tomarse un tiempo de escuchar y disfrutar. “Muliebria” igual se compone siguiendo la misma línea musical de “Béhaigne”, muy parecidas entre sí, con el elemento flamenco y sentimentalismo español, sin dejar de lado la brutalidad.

“Intermission 1” e “Intermission 2”, canciones de menos de 5 segundos, casi de chiste. Aún así, no le quitan lo interesante al disco y a las otras canciones del álbum. Como en su EP de 2011, donde incluían un cover de Mario Bros, en éste álbum igual lo hacen. Apuesto a que sacará una sonrisa a aquellos aficionados a los videojuegos, y a cualquiera que guste de ellos. “Refuge Insidieux” es una delicada pieza instrumental acústica, relajante, actuando como descanso intermedio a tanto ataque sin descanso. “Scullion” una canción rápida, corta y contundente para llegar al plato fuerte; “Celestial Decimation” de poco más de once minutos, conjunta todo lo nuevo en cuanto a estructuras y progresión que Bookakee tiene para ofrecer, producto de su evolución musical. No hace falta reseñarla es solo cuestión de escucharla y juzgar por sí mismo. Una canción de extravagancia creativa desenfrenada, riqueza compositiva macroscópica; estilo dinámico, brutal, lleno de ataque persistente y descarada intención de hacer trizas tus oídos. “As We Assault Empyrean” para terminar sólido y recalcando la nueva forma de componer de estos canadienses. “Noise” la última pista con solo voces y sonidos en la lejanía.

Un álbum lleno de sorpresas, dinámico, entretenido y con pura intención de machacar al oyente, brutal y persistente.

8 / 10





¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba