17 sep. 2018

"Sunshine Dust trae otro brillo, energía fresca para su catálogo en la dirección que ya habían fijado, un disco que se entrega simple pero maduro y accesible a un ánimo más amplio".



  • Genre(s):
  • Progressive Rock, Metal, Atmospheric
  • Release Date:
  • 7 / Sep / 2018
  • For Fans Of:
  • Disperse, Dead Letter Circus,
    Northlane, The Contortionist, Tesseract
  • Links:
Saber que Sunshine Dust trae el sello de otro vocalista y baterista es el plus que espero desde los primeros singles. Skyharbor es una banda de empeño que no ha dejado de sonar prometedora, quizá el hecho de cambiar las habilidades y timbres de un individuo a otro les aproveche para explotar el talento que tienen escribiendo temas destacados y fáciles al oído. Honestamente no hay que irse lejos para reconocer que lo consiguen, Sunshine Dust trae otro brillo, energía fresca para su catálogo en la dirección que ya habían fijado, un disco que se entrega simple pero maduro en las guitarras, y en la oferta rítmica accesible a un ánimo más amplio.

El nombre de Skyharbor me trae buenos recuerdos con su música y lo que pasaba en el prog cuando lanzaron Blinding White Noise: Illusion and Chaos. No era la novedad de la alineación del grupo o el hype que tuvo el djent en el 2012, era el peculiar aporte de ellos con la integración de las nuevas ideas que se iban asentando. Para el 2014 que salió Guiding Lights el panorama ya pintaba distinto con la presencia de muchas bandas, pero sin duda hubo aprecio a lo que nos presentaron, un desapego de la agresión inicial, reservada a los momentos específicos con los altos que dictaba el cantante, un seguimiento que resultó en una valiente propuesta personal. Aunque no los volvió santo de mi devoción, ahí dejaron una marca que será difícil repetir.


Aquí esa marca no sufrió grandes cambios en lo instrumental pero pierde cualquier intención de repetirse. Las canciones son certeras, los contrastes armónicos con las partes estruendosas fluyen a favor y suelen circular por tramos ambientales que ya transitaron en Guiding Lights sin afectar la novedad con que las descubres. Cada que se da la oportunidad te recuerdan que hay un pasado en el metal progresivo, pero, instrumentalmente el rango de su vocalista no se complementa exactamente igual que antes. De entrada al álbum está la intención de esclarecer los nuevos motivos en su sonido, “Dim” y “Out of Time” intervienen con el sabor de un rock polirritmico, el primero en la onda de Dead Letter Circus con el timbre de Eric Emery haciendo adecuada la comparación con los australianos, el segundo reitera un poco pero muestra esa cadencia moderna del rock alternativo por la que es famosa Arcane Roots; ligera, emotiva, explosiva, ambientada y espontánea, de nuevo es el cantante el que aporta el mayor jugo con un suspenso vocal bien anticipado al corte de la canción.

Los siguientes dos temas marcan un desnivel importante en el sesgo del disco, dejando ver que su uso de atmósferas y build-ups es más directo, “Blind Side” y “Disengage/Evacuate” siendo tracks que rebasan los 6 minutos, exploran una propuesta distinta para llevarte hacia adentro, ajustados en los tiempos de la melodía con algo detrás sucediendo siempre que mantiene activas las canciones, así sea una sección tranquila o pesada, o que se trate de un momento fuerte en las voces, van al grano y no se quedan en un arreglo más de lo necesario. No trae crescendos para entumecerte más de la cuenta sino para tenerte alerta, eso de cierta manera causa que los arreglos electrónicos utilizados para ese efecto y los pasajes de transición se integren mejor, e intervengan en la estimulación de las canciones más que simples capas de adorno.

Lejos de ser tracklist perfecto y sin hablar de las partes del álbum que son entregados al valor de algo comercial, es un set de 14 pistas con arreglos variados y valor individual, cuyo mayor error o lo que alcanza a perjudicar su desempeño, son los lapsos de desconexión entre el trabajo vocal e instrumental, cuando alguno de ambos no refleja a su contraparte y se pierde la ilusión de balance en el sonido. Algo que a mi parecer falló en Guiding Lights era lo sobrevendido de sus voces que en partes extendían innecesariamente los versos, aquí eso desaparece casi por completo, ya que mantiene el valor de la voz alto sobre la mezcla y más de una vez opaca lo que no debía y más de una vez la derrama. Como sea el resultado sirve para para justificar la espera de otro lanzamiento. Que este sea el mejor disco que Skyharbor puede presentar no estoy seguro, es el más inmediato que pudieron traernos y es una digna adición a su discografía.

7.5 / 10





¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba