13 ago. 2018

"...un split que sin duda alguna estará vigente por un buen rato en la historia del deathcore actual..."



  • Genre(s):
  • Slamming | Symphonic Deathcore
  • Release Date:
  • 10 / Aug / 2018
  • For Fans Of:
  • Ingested, Vulvodynia, Acrania
  • Links:
Comprometerse a realizar "el EP más jodidamente pesado del año" son palabras mayores, algo complejo y hasta cierto punto también relativo, ya que no todas las personas encuentran su ambrosía de brutalidad en la misma rama del metal; quienes piensan que lo más pesado esta en el brutal death y las cochinadas, pueden diferir con los que optan por la profanación y crudeza del black, o con quienes se decantan por el lado avant-garde del género y así con algunas otras opciones. El punto es que no puede existir algo con lo que todos concordemos que sea el nivel más alto de salvajismo, pero fue una buena forma de promocionar este nuevo lanzamiento compartido por parte de Hollow Prophet y Scumfuck.

Scumprophet, este EP de 5 temas lanzado este pasado 10 de agosto, se divide en tres partes, como lo habíamos comentado hace un par de semanas en el avistamiento previo: el tema uno y dos corren a cargo de Hollow Prophet, el tercero y el cuarto de la mano de Scumfuck, para abrirle el camino al último track que es una colaboración entre estos cinco talentosos músicos que han cumplido con creces la misión de hacer algo verdaderamente detestable, claro, en sentido figurado.

"Carnage Amidst Carnality" abre de manera desenfrenada, unos segundos de gran velocidad instrumental y un recatado grito ponen la mesa servida para el show de Ben Duerr que, como ya nos tiene acostumbrados, hace de su labor algo exquisito, escupiendo sus versos con una blasfemia que eriza la piel. Un deathcore tan penetrante como el que esta banda demostró el año pasado en su primer EP Hellhole, donde no solo destaca el antes mencionado al micrófono, la participación de Luka Vezzosi en la percusión y de Jack Simmons en las cuerdas es notable a cada instante. "Voracious Human Grubs" me da la razón comenzando con unos riffs de Jack que taladran impetuosamente nuestros oídos (pieza clave detrás de Slaughter to Prevail y su éxito), junto a un sonido impresionante de la batería que va siempre marcando el curso de la canción, obviamente Mr. Vezzosi con su condición de súperhumano al cien por ciento, como lo ha demostrado en Within Destruction.

Ya adentrados en la lluvia de meteoritos que fue la parte de HP, Scumfuck hace acto de presencia. "Sewage" contrasta en primera instancia con lo antes escuchado, ya que su comienzo semilento y progresivo se antoja más para el deguste con un headbang templado, para ir canalizando el cambio de sonido, el cual es muy pero muy notorio. Andrew Zink representa a esa clase de músicos que hace lo que le venga en mente, pero esta faceta sinfónica y con rasgos de black metal es la marca distintiva en la mayoría de sus proyectos musicales. "Goblin" es un tipo de secuela perfecta al track de antes, ya que ahora sí somos inyectados rápidamente desde un principio con esas jeringas de contenido oscuro y lúgubre, donde podemos disfrutar de un Dickie Allen que hace lo suyo de modo excelso, respaldando con su actuación estos añitos en los que le ha estado dando duro y tupido a sus cuerdas vocales. Variando entre lo lento (kvlt as fvck) y lo veloz, este dúo termina de exponer la gran química con la que cuentan, dibujando una cantidad de paisajes más amplia y fascinante que las típicas bandas de deathcore que añaden escuetos elementos sinfónicos sin esmerarse en entregar algo que se escuche natural y congruente.

Finalmente está el que le dio el nombre al EP, "Scumprophet", el más largo con casi cinco minutos, necesarios para poder apreciar la agregación de todos y cada uno de los individuos detrás de estos grandiosos proyectos. Sin ningún tipo de sorpresa, este tema está conformado por muchos elementos del deathcore de la vieja escuela, gritos y blast beats sin parar, riffs clásicos de esos que se escuchan justo antes del golpe de los breakdowns y un final apocalíptico que hace pensar que esta colaboración valió totalmente la pena.

El resultado final no fue más allá de lo que se esperaba, pero si por ahí alguien tenía en mente que pudiera ser algo deficiente, pues estuvo muy equivocado. Hollow Prophet y Scumfuck han hecho un split que sin duda alguna estará vigente por un buen rato en la historia del deathcore actual y, aunque probablemente no trascienda ante el inminente paso de los años, se presta para hacernos pasar un momento fenomenal a todos los que nos encanta la brutalidad salida de este molde.

8 / 10





¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba