25 ago. 2018

"Black metal con el tipo de precisión y poder que obliga a volverte un fan del género".



  • Genre(s):
  • Black Metal
  • Release Date:
  • 28 / Sep / 2018
  • For Fans Of:
  • Secrets Of The Moon, Imperium Dekadenz, Kampfar
  • Links:
Algunas bandas tienen un sonido tan distintivo que puedes reconocer al instante en su música de donde provienen. Cuando escuches Emperor, no tardarás ni cinco minutos en recordar los extensos y fríos bosques de Noruega. Helrunar logra hacer lo mismo con las vastas llanuras llenas de nieblas y ruinas del norte del país. Incluso si nunca has estado allí, no esperarás mucho tiempo en sentirte como si realmente fuera un lugar familiar en tu existir, gracias a la genial musicalidad que se exhibe por parte de la banda. Esta agrupación alemana regresa a los escenarios con su quito disco de estudio con el título de Vanitas Vanitatvm, el cual es una referencia a una famosa oda del poeta Andreas Gryphius del siglo XVII.

No es fácil comparar a Helrunar con otras bandas ya que agregan una amplia variedad del espectro atmosférico a su black metal. La influencia más notable es probablemente Kampfar durante su última faceta antirreligiosa, junto con la sensibilidad celeste típica del black alemán llena de velocidad y cacofonías más digeribles. El sonido de la banda tiene que ver con la tensión. El juego de pasajes armónicos contrastados con ataques de guitarra y batería furiosa es lo que hace que esta música sea tan atrayente. De manera sorpresiva hay una capa de guitarra acústica perfectamente equilibrada en diversos segmentos que descansa sobre todo el sonido. En general, el sonido trasmite seguridad de que no se vuelve totalitario, sino que acentúa con bastante buen gusto el resto de la música.


La voz es una grata sorpresa. En lugar de los habituales alaridos de inframundo donde se embuten las sonoridades con la parte melódica, el vocalista grita sus líneas. Un efecto que al final se adapta perfectamente a la música. Es como si estuviera de pie en medio de una furiosa tormenta gritando sus maldiciones contra los inmutables truenos, mientras la tempestad no se detiene. Con esto, las voces aumentan enormemente la atmósfera. Uno de los mejores momentos del disco es la final de "Blutmond", cuando las distintas técnicas vocales provocan la última tormenta junto con los riffs de guitarra. Hay muchas partes como este en el álbum donde los canticos mejoran mucho la música.

Dentro de Vanitas Vanitatvm encontramos once composiciones que poseen una temática se alimenta de la cultura humana que abarca desde sucesos narrados en la biblia, diferentes formas de artes o eventos históricos reales, mostrando la fragilidad humana atreves del tiempo. Además de que las letras son cantadas en alemán, lo cual proporciona un matiz de pertenencia a su propuesta. Algunos momentos destacados se encuentran en "Saturnus", un tema que es un fuerte ejemplo de esta escalofriante serie de melodías. Lo que comienza como una guitarra simple y malditamente buena, se convierte rápidamente en un monstruo de pista, convirtiendo ese corte en un riff, combinándolo con esas vocales y muchos ritmos explosivos y contrabajo, la canción evoluciona con cada segmento, manteniendo intactas partes de sí mismo pero negándose a permitir que se asiente cualquier tipo de apatía compositiva.

En cambio, “Nachzehrer” es una composición "progresiva", la cual resulta hipnótica al replicar la misma fórmula con diferentes variantes en las cuerdas. Otra canción que representa esta nueva entrega es "Necropolis", una pista destacada por su gran desarrollo, los ataques rápidos son una característica que revoluciona. Las cuerdas son incluso alegres para lo que es brillo general del disco, la disminución de voces hace que el protagonismo que cobra la melodía le acabe de dar ese toque feliz dejando todo listo para dar paso a la clausura de violines y cuerdas del último tema llamado “Der Tag an dem das Meer seine Toten freigibt”.

Si ciertas bandas son encantadoras en su imperfección sin procesar, los germanos son todo lo contrario, con un trabajo intrincadamente diseñado y casi sin defectos. Esto es black metal con el tipo de precisión y poder que obliga a volverte un fan del género. El trabajo es agónico y sin grandes fallas. La producción también es muy buena, la mezcla está bien equilibrada entre cada instrumento, para fusionar los distintos sonidos distorsionados junto con los ecos transparentes y armónicos, durante los ataques aurales más intensos que solo subrayan la sensación de caos.

8.5 / 10




¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba