10 ago. 2018

"Es quizá lo que los entusiastas por este proyecto esperábamos: agraciado, con una saturación justificada de sonidos y mejor equilibrio entre las ideas".




  • Genre(s):
  • Symphonic | Operatic | Electronic Metal
  • Release Date:
  • 10 / Aug / 2018
  • For Fans Of:
  • Dol Theeta, Therion
  • Links:
Hace más de 6 años que no se escuchaba del proyecto Dol Ammad, las razones pueden ser varias, pero entre tantas teorías los fans prefieren pensar que fue debido a lo poco reconocido que fue su último disco Cosmic Gods: Episode I – Hyperspeed. Sea cualquier razón, hay que tener en cuenta que es un proyecto ambicioso al querer combinar metal sinfónico y electrónica, dentro de una base de ópera con mentalidad y corazón geek hacia sonidos espaciales. Es de apreciar la clase de esfuerzo y visión que el compositor Lightbridge hace dentro de esta agrupación con más de 12 voces (sopranos, tenores) y de muchos músicos griegos diestros en varios subgéneros. Es por eso que cuando la segunda parte de su odisea cósmica había sido anunciada, honestamente no contuve mi emoción, parecía que Cosmic Gods: Episode II – Astroatlas sería la secuela que nos merecíamos después de esos años, seduciéndonos desde la portada a cargo del maestro visual Pedro Sena-Lordigan y con un teaser que revelaba un sonido cinemático y altamente voraz.

Cuando los conocí llamó demasiado mi atención y al escucharlos no quedé tan encantado como al saber de su premisa. Pasó el tiempo y lo retomaba, pero nunca me convencía completamente, incluso hasta hace poco que los volví a escuchar, aun así, siempre me intrigó la propuesta. No quiero sonar a que justifico al músico, pero algo que deben saber es que para una persona consumida por el hambre y el deseo de hacer algo diferente, que además posee los recursos para poder realizarlo, es común que tenga tropiezos prematuros que seguramente dejen una imagen poco saludable, pero que de alguna manera lo lleven a mejorar progresivamente y endulcen la perspectiva de todos quienes se aventuraron a escucharlos.


Tenemos favoritismo por la escena de ciertos países, personalmente opto por las mentes griegas porque saben darle un toque intrépido a su producto, otorgando un atractivo único y dejando las raíces de éste. Dicho esto, Dol Ammad ha sabido mantener el metal dentro de la amalgama de géneros que, aunque parezcan paralelos ya los hemos visto compartir cuadro, pero su equilibrio se ha visto afectado entre tanta experimentación. Hoy con este nuevo disco, parece que el sonido tiene una cocción más lenta y con un sabor más crujiente.

"Force of Freedom” nos recibe amablemente al disco y desde sus inicios apreciamos un poderoso sonido en las percusiones y lo prominente de éstas al fusionarse con la electrónica. Por otro lado, las voces plagan la atmósfera de un sentimiento épico que toma fuerza gracias al teclado y sus arreglos melódicos. Desde el primer tema podemos apreciar un fuerte sabor a lo que antes nos presentó, pero mejor estructurado y con una ejecución más alineada. Con “The Nova Temple” no tardamos en percatarnos del porqué esta canción fue la elegida para ser la preview, los elementos del tema anterior intensificaron su velocidad y ferocidad, casi hipnotizando al espectador con hermosos coros e influencias electrónicas fuertemente nutridas por bases power en los teclados y baterías.

Con solo dos temas y menos de 12 minutos en escena, esta secuela no escatima tiempo en hacer jugadas fuertes desde un inicio, pero eso puede significar ablandar después el modelo de juego. “Planet Doomsday” no es precisamente un tema imponente como los anteriores pero tiene aires vanguardistas, atreviéndome a decir que son cortesía de J.Demian, dejando su característica huella avant-garde de sus bandas alternas: Hail Spirit Noir y Trascending Bizarre?, en las guitarras y tomando un poco de la dirección en el tema. De éste molde y estirpe de composición solo existe esa canción, la mayoría toman las riendas de la temática espacial a un nivel más épico y un tanto vertiginoso, eso lo notamos desde que ponemos pie en el disco. Más adelante encontraremos algunos que manejan muy bien la versatilidad como el homónimo, “Nebula 71”, y en menos medida pero de igual forma muy entretenido “Silent Arrival at the Alpha Leonis Lighthouse” que juega con su mediana duración, y de ese modo, otorga una experiencia un poco más variada. También encontramos unos que son algo flojos, que recuerdan a algunas de sus canciones pasadas, y por lo tanto, se sienten como un relleno de sabor moderado, tales son los casos de “Replicant Paradox”, lenta y con escaso atractivo, luego “BioBomb”, que opta por una estructura operática que suena a Therion en sus etapas de Sirius B y Lemuria, pero pecando de lo mismo que el tema anterior.

Aunque hubo ratos en donde no diferenciaba el transcurso de las canciones, la mayoría de ellas fueron demasiado entretenidas, manejando bien su ambiente y siendo dominantes casi en su totalidad. Honestamente puedo decir que este es su mejor trabajo, muchos intentos por tratar de juntar demasiados elementos en una sola sinfonía por fin dieron frutos con un sabor más cuajado y concienzudo. Cosmic Gods: Episode II – Astroatlas es quizá lo que los exigentes y entusiastas por este proyecto esperábamos: agraciado, con una saturación justificada de sonidos y con mejor equilibrio entre el pasado y las nuevas ideas.

8 / 10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba