4 jul. 2018

...Es un viaje imperdible de profundas conexiones atmosféricas, superpuestas para el aforismo que detona la exposición de las fibras mas sensibles en el escucha...



  • Genre(s):
  • Atmospheric | Post-Black Metal
  • Release Date:
  • 6 / Jul / 2018
  • For Fans Of:
  • Miserere Luminis, Aeon Winds, Drudkh
  • Links:
Entrar en el lúcido espacio que deja la coalición del black metal y la atmósfera del sonido, representa un fuerte vínculo con lo más profundo de la sonoridad y la sensorialidad en su faceta más cruda. Esto se triplica si quién ejerce la música tiene esa habilidad de proyectar a través de la instrumentación y voz, diferentes maneras de impregnar la percepción en distintas intensidades y matices.

En esta ocasión, nos hemos permitido hablar sobre un proyecto proveniente de Washington D.C. de nombre With the End in Mind, que dentro de su oferta contiene un fuerte mensaje lírico y sensitivo, promovido por el muchas veces apartado del canon en su ramo, “cascadian black metal”. Este material llamado Unraveling; Arising está más que listo para ser liberado en Bandcamp, la única plataforma disponible hasta ahora para su futuro streaming (al menos eso parece), no sin antes dedicarle unas palabras para inspirar su escucha y ofrecer un punto de vista con respecto a su contenido.

Al hojear el tracklist, me encontré ante un paquete de cinco canciones, cuatro de ellas de larga duración, lo que asentó las categorías enmarcadas del EP sin ni siquiera comenzar la escucha. Los primeros segundos del inicio, son un ardid precoz que deja saborear melancolía y un tempo lento, mismo que hace creer que la esencia central no gira en torno a las delicias que impone el black metal, esto se debe principalmente por la batería suave, un aporte de cuerdas dulce y un juego de voces limpias en una extendida plegaria. Poco más de cuatro minutos de esta balada atmosférica, nos hace entrar en una zona de confort taimada que se quiebra sutilmente con la inducción de un riffeo fiero, a veces dominado por la psicodelia, a veces regulado con excelentes arreglos melódicos y ambientales. La forma en la que la reproducción delibera bajas y altas de vivacidad compositiva, permite desplegar al escucha un alto sentido de expectativa en cuanto al próximo cambio o implementación desde “Sings The Sky”, nombre del primer track. Esto se repite en el resto de los temas que integran Unraveling; Arising.

El corte contiguo, desenmaraña la pasividad que pudo quedar del flujo influyente marcado por la introducción a la obra. “Anguish Symmetry” deja de lado la sensibilidad y la sutileza, cohesionando las propiedades del black atmosférico en su más brioso formato, la estructura cíclica de un post-black destemplado y la intención de exaltar la epístola negruzca sobre la grandeza implícita en los ciclos que controlan nuestro mundo. Las integraciones de elementos folk le dan mucho cuerpo al ombligo de la pista y ni hablar de la distorsión; ambos aspectos nutren la inherencia de ésta. Los tiempos en los que la voz de Alex Freilich (responsable del 90% del proyecto) se fusiona con los trémolos melódicos y la ambientación oscura es impactante desde el ángulo cognitivo.


El tema homónimo, colocado justo al medio del listado, crea una bifurcación en la traslación del sonido. Totalmente limpia e instrumental, encara al escucha con resonancias espesas, ambientales e incluso, subrepticias. En verdad, dentro de la apreciación en escucha activa, este pequeño corte puede alzar la imaginación a otro plano, dentro de la misma experiencia estimativa. Simplemente genial. Inmediatamente, “From The True Source” acrecienta la ilación entre la esencia lírica del “cascadian black metal” y la confección instrumental altamente asentada en aires folklóricos y escolanías efímeras femeninas. La segunda mitad de esta quinta de canciones, es innegablemente lánguida y dramática. Aquí se relevan arranques interesantes que desgarran el tímpano y me atrevo a decir que incluso, alcanza apariencia depresiva.

Finalmente, “Wheeling, Endlessly Wheeling” marca un cierre épico en celeridad encadenada, muy bien nutrida por esa voz dulce de Caitlin Fate que inyecta entereza natural y por la enjundia cadenciosa de un violín imponente. Es un perfecto cierre para una obra de esta índole, que claramente logra fraguar la potencia de admiración hecha música hacía todas las formas de vida a nuestro alrededor a través de divergentes disposiciones instrumentales.

Como comentario final, no queda más que celebrar este material. Es un viaje imperdible de profundas conexiones atmosféricas, superpuestas para el aforismo que detona la exposición de las fibras mas sensibles en el escucha. Me es necesario señalar que al ser prácticamente un re-lanzamiento del 2016, pulido y mejorado hasta los dientes, deja en mí una duda seria que me incomoda un poco: ¿Cómo pudo pasar sin pena ni gloria un trabajo así hace dos años? Imperdonable.

9 / 10



¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba