15 jul. 2018

"No es fácil seguirle el paso pero cuando lo haces se convierte en un poderoso viaje que destroza los sentidos y abre calamidades".




  • Genre(s):
  • Avant-garde Black Metal
  • Release Date:
  • 13 / Jul / 2018
  • For Fans Of:
  • Deathspell Omega, Artificial Brain,
    Coma Cluster Void, Amogh Symphony
  • Links:
Haré un comentario para ver quien empatiza conmigo o comparte mi perspectiva, intentando ser muy claro. Cuando escucho black metal tiendo a segmentarlo en "escenarios de profundidad", por todo lo que el género representa, cuando lo analizo veo múltiples escenas que se desenvuelven en niveles (por llamarlos así), si escucho su lado clásico lo trato de poner en la superficie, y dependiendo de qué tan malvado o poderoso se escuche será la profundidad en la que seguirá, según las capas en que se apoye. Ahora, en presencia de este nuevo álbum de Imperial Triumphant me imagino un continuo descenso que no tiene fin y sólo visualizo la corteza terrestre bajando constantemente sin parar, esto lo relaciono directamente a que poseen un enigmático sonido y personalidad. Hasta ahí creo es algo en lo que muchos podremos concordar.

No puedo decir que los esté viendo evolucionar tal cual, en vez de dar un progreso fijo moldean a su antojo el producto con diversos subgéneros y sonidos externos, propiciando una identidad bizarra, a ésta misma se le amerita el trastorno de su propia naturaleza; a lo que quiero llegar es que no estoy seguro si a esto se le llama progreso o cambio por el hecho de que ellos así son, nos muestran algo que ya existía pero con facetas que nunca expuestas, y una de ellas es Vile Luxury.

Tomando a Nueva York como su concepto sonoro, podremos notar algunas tendencias "alteradas" de lo que se escuchaba en cierta temporada en esta metrópoli, "Swarming Opulence" es el claro ejemplo de esto, tomando como base el avant-garde disonante y espacioso con guitarras profundas y altamente distorsionadas, percusiones que descomponen el tempo musical, pero que se prestan para darle fuerza a la entidad de la banda misma. Cuando entran las trompetas y trombones proporcionan una atmósfera de película de terror situada en los años 20, para después soltar la rienda de la canción, haciéndola caminar con los brazos y tocar con las rodillas... básicamente no contiene una estructura fija, carece de pies y cabeza pero es extrañamente fascinante. Hablar de lo que sigue después de la canción con "más forma" es otra cosa.

Seguirle el paso al disco es una tarea muy difícil, no te perdona un segundo de distracción porque, aunque parezca una línea distorsionada en un sendero borroso, es más recta de lo que crees pero solo si le prestas tu completa atención, un paso en falso y no podrás disfrutar de su rareza como es debido. Al igual que el drone, el disco tiene una tendencia por sonidos que parecen llegar a ninguna parte, similares y sin indicio de avance, aunque todas las canciones poseen un contraste fijo en cuanto a lo que se está ejecutando, es difícil notarlo claramente, como lo comenté. El tema introductorio mantiene una vibra neoyorquina con trompetas y trombones, "Lower World" y "Mother Machine" no se quedan atrás en esta tendencia, por otro lado hay canciones que planean dar el ambiente un poco más llevadero, pero aun así es una odisea poco entendida para el más atento de la clase. "Gotham Luxe" se apiada por traer algo más conocido a la mesa con esporádicos riffs intrincados y un poco de teclado, y "Cosmopolis" enfatiza y profundiza más en la ejecución de éste, casi sonando a un jazz muy tétrico y de facetas más digeribles, pero fuera de eso, conserva la misma cabeza sin rostro que sus hermanas.

Como si estos músicos no fuesen ya lo suficientemente arriesgados, "Chernobyl Blues" es un tema que puede ser el cierre para los que no soporten canciones de una "introducción" larga de casi cuatro minutos, esas que después desatan un black a la Deathspell Omega y compensan la lenta espera hasta que llega el clímax. Por lo general escucho los discos más de tres veces para dar una opinión clara de lo que presencié, el problema con Vile Luxury es que con varias veces no puedes distinguir al 100% lo que estás digiriendo, me tomó muchos intentos y cuando traté de justificar por qué me gustó, siempre hablaba de lo extraño que es de una forma no tan clara, es por eso que intenté dar mis pensamientos de un modo un tanto burdo sin apelar a palabras rimbombantes solo porque el titulo lo es. Como dije antes, no es fácil seguirle el paso pero cuando lo haces se convierte en un poderoso viaje que destroza los sentidos y abre calamidades. Detesto ser de esos que dicen la clásica frase de "No es para todos", si eres nuevo en el género no te recomiendo adentrarte a esto, y si eres de esos que se sienten letrados en apreciar la parte retorcida de la rareza, entonces definitivamente este disco pondrá a prueba todo lo que creen conocer y degustar.

9 / 10



¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba