1 jun. 2018

La misa más esperada del año en Bogotá, se realizó este 28 de mayo con una de las mejores propuestas del doom black: ‘Batushka’



Latinoamérica presenció este mes de mayo uno de los mejores shows y tuve la oportunidad de participar de ello el lunes 28 de mayo en la ciudad de Bogotá. Batushka ha generado una propuesta musical bastante interesante con su álbum debut Litourgiya, álbum que parece tener un significado muy profundo para la banda puesto que la escenografía manejada en vivo le da ese misticismo y ambiente oscuro a manera de ritual.

Antes de continuar con esta gran experiencia quiero agradecer a Colombian Shows y Talent Nation por haber realizado la gestión de traer a estos grandes polacos.

Las puertas estuvieron abiertas al público a las 6pm donde hubo venta de merch como camisetas y discos de la banda y otras relacionadas con el género black metal en su mayoría.

El escenario estaría adornado de un cartel con diferentes imágenes que se veían plasmadas cada una en los trajes de los integrantes, un altar con un cuadro que contenía la portada de Litourgiya, dos calaveras y velas que iluminaban dicho altar fue de gran deleite para el público, incluyéndome.

Luego de una modesta espera se apagan las luces, la música de fondo cambia por las voces melódicas de los coristas entonando un coro eclesiástico como intro, lo cual emociona e inquieta al público.

Finalmente aparecen en escenario con sus trajes ortodoxos tradicionales de Polonia pero con un toque más blasfemo. De manera ordenada ocupan sus posiciones y el vocalista hace una especie de oracion al aire. Luego de las misteriosas plegarias empezarían con la primera canción del álbum ‘Yektenia 1’.

Pude connotar el profesionalismo y seriedad con la que todos los integrantes se manejan al abordar el show, también pude apreciar los cambios de tiempos en los que el vocalista maneja su voz, un tempo perfecto entre los screams y las voces limpias y entonadas. Tocaron en orden las canciones acorde a su único álbum, los 3 coristas manejaban un buen tempo, el baterista aun así con su traje puesto demostró no ser impedimento alguno para ejecutar unos blasts beats bastante viscerales, los guitarristas parieron los mejores riffs con solos y el bajista de igual forma no se quedó atrás. La calidad de los amplificadores le dio claridad al sonido y a los coros, tal y como el público queríamos que fuera.

Tal fue la manera en que Batushka tomó el escenario, que en varias ocasiones veía más una especie de oscuro ritual que un show musical, pero desde una postura escéptica podría ser simplemente algo que forma parte del show, sin embargo, no deja de ser un plus importante que hizo disfrutar a todo el público. Cosas como prender incienso y arrojar al público algo parecido a lo que vendría siendo agua bendita en una iglesia fueron de las cosas más raras que recordare de este gran show. Como acto final, el vocalista y uno de los guitarristas empiezan a apagar las velas y a repartirlas al público y pude ser uno de los que llevo un pequeño pero simbólico recuerdo.

La banda tuvo éxito en Bogotá agotando toda la boletería y dejando al público en completo asombro y con ganas de presenciar más eventos como ese. Un evento sin igual que de seguro no sólo será uno de los más importantes del año sino que dejara cierta atención y espera por nuevo material musical de la banda.







¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba