29 jun. 2018

"Funciona perfecto como una retrospectiva musical repleta de agradables sentimientos donde la nostalgia es la protagonista de todos ellos."




  • Genre(s):
  • Hard Rock
  • Release Date:
  • 29 / Jun / 2018
  • For Fans Of:
  • Journey, Tears for Fears, Electric Light Orchestra
  • Links:
Creo que es algo obvio, si hablamos de un personaje como Björn Strid de inmediato pensamos en una tremenda capacidad vocal que de manera inconsciente relacionamos con un metal estruendoso, obviamente por Soilwork. No es diferente cuando escuchamos mencionar el nombre de Sharlee D'Angelo, recordado por los populares modelos de composición en el melodic death y, sobre todo, por ser parte del alma en Arch Enemy. Bueno, ¿qué se pensaría si nos percatamos que estos dos tienen una banda? Probablemente se imaginen un proyecto poderoso, uno que pronuncie ferocidad y velocidad, ¿no?... ¡Pues estarían equivocados!

Personalmente no habría deducido esto, pero bueno, admito que no soy el más letrado en saber cuándo nacen ciertos proyectos y mucho menos con integrantes de bandas a las que no escucho hace cierto período (hace años). Dicho esto, no estaba consciente de The Night Flight Orchestra, un giro completamente nuevo y muy distante de lo que estos dos músicos del metal extremo llegan a hacer. Existiendo desde el 2012, tienen a muchos por los suelos, sea por su sonido o por quienes la integran, o tal vez porque Nuclear Blast los tiene bajo contrato y es bien sabido su buen manejo de la difusión, tanto de las agrupaciones que lo conforman, como de este intento de algo nuevo.


En vez de ser algo brutal, parece una oda a los mejores exponentes de los 80s, con un sentido y dirección musical muy similar a la de Journey en sus momentos más vívidos y llenos de color. Por otro lado, tenemos canciones un poco más lentas que traen una vibra psicodélica, lo que me llevó a relacionarlos con Tears for Fears y su muy calmada manera de integrar sonidos sintéticos a un ambiente relajado. Hablo de manera general, desde su inicio hasta éste, su nuevo disco titulado Sometimes the World Ain't Enough, mantienen la misma clase de alma fiestera.

Ahora, el hecho de que hablemos de un hard/glam rock en pleno 2018 no quiere decir que demeritemos lo que se está haciendo con The Night Flight Orchestra, tomemos en cuenta que David Anderson de Soilwork toma el liderazgo en cuanto a las guitarras, y si lo conocen saben de lo que es capaz incluso en su ámbito power, aunque aquí no mantenga una velocidad fija en estándares de metal, por lo que le conocemos, lleva muy bien las riendas de lo que escuchamos. En general todos los instrumentos se las arreglan para parecer lo más pulidos posibles, imposible encontrar un detalle negativo en ellos. Tratan muy bien a la temporalidad del sonido y el núcleo por el que éste se conoce, con arritmos cambiantes, muy sonrientes y coloridos que impulsan a bailar al ritmo pomposo de las baterías, nos inducen a dejarnos llevar por la atmósfera sintetizada.


En cuanto a las canciones, la mayoría de ellas son un completo sing-along que se canta con toda la fuerza de los pulmones, porque incitan a eso, la fuerza de los coros en segundo plano les da un sentimiento mucho más fuerte. El primer tema "This Time" inevitablemente me recuerda a canciones como "Don't Stop Believing", ya que comparten un alto porcentaje de similitud, otras como "Moments of Thunder" tiene un sonido como el musical Rock of Ages, optando por modificar el género a algo más movido, pero conservando su misma esencia. A grandes rasgos, me es muy sencillo pensar en muchas melodías que puedo recordar escuchando todo esto. Tratar de ampliar mis comentarios hacia lo que presencié no tiene demasiado caso, ya que todos conocemos lo que se plantea en Sometimes the World Ain´t Enough y como ya está disponible, ustedes podrán saber a lo que me refiero cuando lo escuchen. Como un comentario aparte, me parece que el mismo productor sueco que trabajó con los chicos de Sabaton estuvo apoyando a la creación de este título, incluso poniendo un poco de él mismo en el tema "Turn to Miami", ya que suena a "Metal Crue", una oda al metal de la misma época.

Admito que escuchar un disco completo de esta índole me retomó a una infancia donde crecía con esta clase de música tan reluciente y agraciada; aunque nada nuevo, es como un guiño al pasado que se toma con aprecio, y es lo que precisamente se transmite en sus canciones, un amor por lo que se hizo antes y por la clase de canciones con las que estos artistas crecieron, se nota que se divirtieron creando este proyecto, principalmente Björn. Aquí su voz es otra cosa, completamente diferente a lo que se le conoce, la explota de tal modo que personalmente me lo imagino danzando en el estudio pasando un muy buen rato cantando, transmite una vibra muy alegre mientras que demuestra emoción al saber que el nuevo título llegó después de todo el proceso creativo. Funciona perfecto como una retrospectiva musical repleta de agradables sentimientos donde la nostalgia es la protagonista de todos ellos.

8 / 10



¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba