29 jun. 2018

"Los daneses narran un cuento de terror como se debe y exhiben un material de black metal que cumple las expectativas..."




  • Genre(s):
  • Melodic | Symphonic Black Metal
  • Release Date:
  • 20 / Jul / 2018
  • For Fans Of:
  • Rotting Christ, Dimmu Borgir, Satyricon, Morgul
  • Links:
Phantom es una agrupación proveniente de Dinamarca, fichados por I, Voidhanger Records, convirtiéndose rápidamente en uno de mis descubrimientos favoritos en lo que va del año. Los daneses proponen un black metal estilizado, que toma bases del estilo más puro del mismo, dándole una vuelta de 180° para adaptarlo según sus habilidades y de esta manera componer con soltura, agregando a su fórmula un sentimiento épico que vuelve a su más reciente producción, Death Epic una experiencia que te atrapa desde el primer momento. Su gran fuerza radica en que los instrumentos, las voces, las letras y los ambientes se dedican a contar una historia al unísono con resultados fascinantes.

Pero es importante ir paso por paso antes de desarmar a plenitud esta muerte épica. Como mencionaba con anterioridad, Phantom, decantados por el black metal, han mantenido esa idea cruda y afilada del género agregando melodías perfectamente balanceadas, logrando así darle mayor sabor a su propuesta. Pero sus ideas no terminan ahí. Agregar voces claras a una vertiente como esta resulta en atreverse a manchar el ennegrecido lado del metal que no está a gusto con salirse del concepto puro, pero el cuarteto apostó por esta acertada inclusión que les ha permitido desde sus inicios resaltar frente a otros contendientes. Todas sus construcciones tienen una excelsa libertad para no encasillarse en sonar de equis o ye manera, sino que como una montaña rusa tienen curvas, altos y bajos, líneas rectas y pendientes que mantienen nuestra atención a tope, consiguiendo darle una personalidad única a sus temas. Pasando la página, Death Epic tiene la suerte de haber sido dado a luz bajo un punto de vista lírico que explota a plenitud las capacidades compositivas de la banda. El disco relata sangrientas historias de espíritus malignos con sed de venganza convirtiéndose así en un libro de terror en forma auditiva.


Las puertas de esta horripilante travesía se abren con “The Horror”, con un sample digno de una película de terror, con sonidos de madera rechinando y suspiros agitados, pavimentando el camino para teclados macabros y una instrumentación lenta que según corren los minutos toma mayor velocidad. Este primer acercamiento es el que refleja de manera más íntima su afición por el black metal hecho y derecho. Simple, pero que ataca sin piedad, cumpliendo su cometido. “Night Sweet Night” presenta por su parte un ambiente más gótico, ciertamente melancólico y la bajada en cuanto a la velocidad refuerza su densa atmósfera, con coros femeninos increíbles, un agregado que recuerda a cánticos fantasmagóricos que claman por su sufrimiento en la muerte. El cambio de ritmo cerca del segundo minuto agrega mayor velocidad a la par de su cierre acompañado de voces graves de apoyo refuerza correctamente el sentido brutal que su antecesor plasmó. Un nuevo cambio llega con el tercero, “Until Death”, donde SS, vocalista, agrega voces narradas muy acordes a lo que se esperaría en un relato de terror y el cambio de ambiente que presenta, donde se detiene todo para iniciar una nueva narración es atractivo, colocado desde un inicio para poder ser diferente dentro de esta experiencia con su solo final sublime. Este muestra un lado más calculador y preparado de sus creaciones.

“Deities For War” respeta su título y es una deidad de la guerra desde que su primer segundo es reproducido. Rápida, con una batería que trabaja a mil por hora junto a riffs estremecedores la vuelven uno de los más pesados de esta producción. Las voces narradas utilizadas anteriormente hacen acto de presencia junto a un piano más explícito y una mayor variación en el estilo vocal que es todo lo que este ofrece a diferencia de los tracks ya escuchados. El quinto capítulo, titulado como “Drive” da mayor presencia al bajo, junto a una conversación sampleada que le permite tomar energías paulatinamente, su tempo lento y su nula personalidad lo convierten en uno de los puntos flojos del material. “Forever Young” regresa su vista a un enfoque más gótico, abriendo con un órgano que le da paso a las guitarras que presentan un trabajo muy bueno. El cello de AP, baterista y tecladista, también aparece en las capas bajas del mismo, volviéndose un refuerzo necesario que pudo haber tenido mayor participación.

“They Are Here”, antepenúltimo corte tiene un ambiente más épico y profundo, donde el grupo utiliza con sabiduría los elementos que han presentado. Si bien este carece de algún punto que lo diferencie de los demás, funciona correctamente en la posición que ha sido colocada, haciendo uso de las voces claras de forma fantástica. Fuera de ello, no tiene más que presentar. La homónima, cerca del fin del álbum tiene un papel importante, sin embargo no logra resaltar como debería, proponiendo un estilo más simple dentro del disco y salvo por la forma en la que agregados melódicos son puestos en los instrumentos de cuerda, no tiene mayor presencia. Finalizamos con “Hurt Them”, abriendo como si fuese el intro a una serie o película de terror, creando alta expectativa frente a lo que se alza ante nosotros. Iniciando lentamente, con un canto maduro, muy serio, acompañado de sintetizadores y el bajo que le dan el testigo a los guturales que dan sus últimos gritos al cielo por haber permitido regresar a estos espíritus malvados a la vida. Su ritmo varía entre un ataque conciso y un piano lento cargado de tristeza que toman todo el protagonismo en sus casi cinco minutos. Un punto y final digno, que respeta la esencia oscura que desean exponer, lográndolo con creces. La luz necesaria luego de esta oscura noche.

Phantom demuestran con su nueva placa una notoria madurez, atreviéndose a salir de lo convencional, plasmando en nueve cortes una historia digna de ser escuchada. Aún con sus fallas, el producto final es recomendado y más que volverse en una placa más del montón es la demostración del interés presente en la experimentación y los resultados que pueden obtenerse de este proceso. Los daneses narran un cuento de terror como se debe y exhiben un material de black metal que cumple las expectativas.

7.5 / 10



¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba