30 jun. 2018

"Un trabajo excepcional que vale la pena escucharlo, aunque sea una vez en tu vida".



  • Genre(s):
  • Melodic Black, Death Metal
  • Release Date:
  • 13 / Jul / 2018
  • For Fans Of:
  • Noumena, Dark Tranquillity, Insomnium
  • Links:
La música tiende a evolucionar y cualquier género se renueva, tal vez no será tan popular, pero siempre regresa y con fuerza o en otra forma (Cover, Sampleo, Reinterpretación) la música se resiste a morir.

El que durante años se defendió a capa y espada desde sus orígenes fue el black metal, hasta aquella ruptura de finales de los 90 inicio de los 2000, donde las bandas decidieron agregar más instrumentos, los que tenían prestigio y poder adquisitivo, pudieron hacerse de orquestaciones, otros más sencillos, algunas secuencias y sintetizadores que quebraban esa niebla siniestra que permeaba el género.

Actualmente esta ruptura es más grande, poco a poco se va deslavando el corpse paint, las líricas repetitivas, el aspecto visual decae, mientras una nueva carga musical nace. Proyectos interesantes han nacido, con voces limpias, con mujeres en los escenarios (una práctica inexistente al inicio), con instrumentos nada genéricos y aunque parezca sorprendente, con mucha alma, melodía y melancolía. Ese es el caso del proyecto Oubliette.


Cuando un proyecto tiene en sus filas a miembros de una escena bastante reconocida y respetada como es el tech death norteamericano (Inferi y Enfold Darkness en este caso), uno esperaría características afines al estilo: exceso de riffs, de solos, baterías imparables, bajos con líneas altamente complejas en una cascada de ataque auditivo que no cesa de principio a fin, pero, el reto viene cuando se busca generar otro tipo de sentimiento, con esas mismas herramientas.

A lo largo de todo The Passage, las guitarras te llevan suavemente de la mano, son altamente disfrutables, con sus momentos agresivos e intensos que se llegan a emparentar a un black metal de la vieja guardia, crudo y visceral pero que a su vez te hace sentir cómodo, tal vez por esos momentos cargados de melodía y de una sensibilidad musical perfectamente definida. Los pasajes más tranquilos de este instrumento son bastante memorables y quedan nadando un rato en tu cabeza, definitivamente éstas cuerdas son las dueñas del disco, crean una atmosfera sombría, pero en la cual disfrutas estar una y otra vez.

El bajo me recuerda mucho a las primeras producciones refinadas del black metal, ya en estudios profesionales, de alguna manera parece estar oculto, pero en los momentos que contrasta llevando su propia melodía, valen mucho la pena los momentos un tanto planos que el instrumento nos puede dejar a lo largo de la larga duración a cambio de unas explosiones senoidales no virtuosas, pero si cargadas de feeling.


Una voz desgarrada, una voz que clama con desesperación cada palabra que exhala, sin embargo, dista de ser aguda e incómoda que como sabemos, incluyendo en la actualidad, muchos géneros emparentados con el black metal saturan en sus trabajos, la voz tiene la intensidad necesaria para impregnarte de melancolía y aun así sentirte en el equilibrio perfecto entre un buen gutural, una buena ambientación y una excelente producción.

Todo esto tal vez no llegaría a un clímax de no ser por la perfecta y vasta intensidad de la batería, siempre adornando, siempre acompañando cada riff, cada adorno, incansable y en los momentos de calma no es nada predecible, cada segundo de cada track, no dejará de asombrarte en este apartado en específico.

Es evidente que cada músico es lo suficientemente profesional para crear las más sublimes atmósferas y no caer en el tedio, en ser repetitivo, algo que durante años el subgénero más obscuro ha defendido a capa y espada. Esta vez los puristas del género pierden, pero los amantes de la música ganamos un trabajo excepcional que vale la pena escucharlo, aunque sea una vez en tu vida.

8.5 / 10



¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba