4 jun. 2018

"...nos invitan a la reflexión en su estado más denso y crudo posible, donde cada oyente conformará su propia experiencia..."



  • Genre(s):
  • Doom | Sludge | Post-Metal
  • Release Date:
  • 29 / Jun / 2018
  • For Fans Of:
  • Stonebirds, Secrets of the Sky, Lòdz
  • Links:
Hay ocasiones en que, por una combinación de ciertos factores, los álbumes debut de las agrupaciones logran trascender de manera impensada y, aunque esto no suceda muchas veces, es una forma bastante peculiar de ver cómo las bandas que consiguieron la hazaña lidian con ese alcance que en un principio no estaba presupuestado. Obtener este tipo de resultado es aún más complicado cuando los proyectos creadores de estos lanzamientos todavía no pueden presumir siquiera de una repercusión significativa o notoriedad que les asegure al menos una aceptación razonable de los seguidores de la música que profesen, más allá del éxito que obviamente todos anhelarían para poder tener una continuidad más posible, una primera producción discográfica tiene precisamente esa finalidad, hacerse notar y entregar una buena primera impresión a todos aquellos que lleguen a ponerle atención a sus propuestas, he ahí la importancia de dar el primer paso con el pie derecho.

Los chicos de Mountaineer representan a ese puñado de bandas que, sin haber tenido un gran alcance en su muy buen material debut el año pasado (Sirens & Slumber, apropiadamente reseñado aquí en RTMB), han dejado expectantes a muchísimos de sus ahora seguidores que tienen fija la atención en lo que el trío de montañistas (legit, son aficionados al alpinismo) estadounidenses nos pondrá sobre la mesa este próximo 29 de junio, nuevamente a través de Lifeforce Records.

Hace un par de semanas les hablamos un poco sobre Passages y es verdad que en ese entonces aún no lo habíamos escuchado, pero nos atrevimos a hacerle esa nota porque, aparte de tener el respaldo y la solidez de su disco previo, ya se sospechaba que no nos defraudarían en lo absoluto, cosa que ahora me complace confirmarles tras haberlo checado al menos una vez al día por alrededor de una semana completa.


Lo primero que llamó mi atención fue sin duda alguna la estructura con la que este material está hecho. A grandes rasgos, este está conformado por dos muy vastos temas ("Hymnal" y "Catacombs") que a su vez se dividen en 4 pasajes cada uno, dando el total de esos 8 tracks más pequeños para una digestión más apropiada. A mi parecer esta fue una elección muy adecuada, tomando en cuenta el sonido que Mountaineer nos trae ahora, ya que quizá no sería tan fácil de absorber para algunos (me incluyo) si se tratara de solamente dos canciones de casi 20 minutos cada una. Probablemente en la primera escuchada no lo notemos (su estilo se presta para escuchar y gozar, sin más), pero siendo analíticos nos daremos cuenta de que este mantiene ese mismo feeling atmosférico que su predecesor nos enseñó y se proyecta muchísimo más en el ámbito pesado y doom de ese post-metal tan agradable al oído, sin dejar a un lado la parte instrumental que emana melancolía por donde se le escuche.

Algo también ya mencionado es la forma en la que Passages fue grabado: las ideas para su creación iban llegando y sin titubear estos camaradas fueron directamente a plasmarlas en el estudio de grabación, razón por la cual podemos notar y disfrutar de una fluidez magistral, natural y orgánica en todo momento. Otra característica interesante que le da mucho más peso a la originalidad de esta producción es la concurrencia de una cantidad considerable de instrumentos musicales, entre los que destacan el piano y el tamborín, puestos en lugares precisos de la reproducción para sumarle sentimiento y energía a ese increíble estilo fúnebre y onírico que manda en el haber de su existencia, todo el conjunto en total sintonía con el concepto del disco: la muerte, su comprensión y todo lo que pueda haber más allá de lo lógicamente comprensible.

Mountaineer nos regala en Passages un segundo disco lleno de sensaciones que nos invitan a la reflexión en su estado más denso y crudo posible, donde cada oyente conformará su propia experiencia y en base a eso juzgará la totalidad de lo ofrecido y eso se agradece, que una banda tenga la capacidad de hacernos sentir tantas cosas y de tantas formas es algo verdaderamente memorable.

8 / 10



¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba