6 jun. 2018

...Un viaje nostálgico e intermitente hacia los buenos tiempos del metalcore...



  • Genre(s):
  • Metalcore
  • Release Date:
  • 25 / May / 2018
  • For Fans Of:
  • Dead Silence Hides My Cries, All That Remains, Winds Of Plague
  • Links:
¿Quién no siente nostalgia por el metalcore de la “primera edad”? Yo sí, lo extraño y mucho. Silent Civilian dando caña, All That Remains con un Labonte erguido como un titán y ni hablar de Killswitch Engage o Underoath, simplemente oro para la generación que me acompañó en mi desarrollo musical. Uno de esos tantos pioneros que extraño en su más pura forma es a Bleeding Through; ya saben, esos chicos que desde su primer LP integraron el keyboard a la furia de su protometalcore y que sonaba irreal para ese entonces.

Bueno, ya no es noticia fresca el hecho de que Love Will Kill All salió a la venta a través de Sharptone Records este pasado 25 de mayo después de una notoria ausencia de 6 años por parte de los californianos, pero aun con ello nos hemos tomado el tiempo con mucho entusiasmo de reseñar este disco que ha levantado diferentes opiniones en el público conocedor del core alrededor del globo. No nos quisimos quedar atrás.


Cuando el álbum comenzó a correr, inmediatamente me sentí en la iglesia. Y es que ese sintetizador de Marta Peterson afinado al órgano tiene toda la culpa. La voz limpia de Brandan Schieppati volvió a sonar en mis oídos después de mucho tiempo transcurrido y sonó (al menos para mí) algo extraña. En un intro corto que trata de generar expectativa, se nos introduce a uno de los singles de Love Will Kill All, sacado anticipadamente el día de las madres y que gustó a la mayoría de quienes lo escucharon y vieron en Youtube por medio de su videoclip. Si bien es cierto que “Fade Into The Ash” contiene un punch similar al clásico sonido de la agrupación, la intención de equilibrar los cleans con los growls es evidente. ¿Será que el rendimiento ya no es el mismo por parte de Brandan o simplemente fue un acto alevoso en la composición para cuadrar mejor en las preferencias actuales del mercado? Respuesta pendiente. No está nada mal, de hecho, creo que contiene el ímpetu necesario para impactar positivamente en el escucha promedio del sector “soyfandeAvengedSevenfold” pero para los viejos del acto, no creo que sea igual.

La primera espabilada viene con “Cold World”, un tema que si reúne los elementos que hicieron de Bleeding Through una presencia a la cual tomarle atención en sus primeras entregas. Buena estructura, puente dramático acorde a la impresión que deja su artwork y un arranque excitante que involucra blast beat y un coro simple pero pegajoso. La intensidad se mantiene parcialmente con “Dead Eyes”, corte utilizado para explotar elementos más sencillos pero de efectividad segura para el gusto general debido a su coro cíclico con alta sustancia melódica y cimientos tradicionales en la rama alternativa del metal. Justo en la mitad del álbum, los californianos nos regalan un viaje palpable en el tiempo, una exhibición de recuerdos para la generación X, con un track arremetedor que causa el despertar de los sentidos, titulado “Buried”. Buenísimos arreglos en el teclado, la voz con empuje propio del enojo que impulsó el género en el ayer y una labor potente en las cuerdas y la percusión. Repetí esta canción un par de veces más antes de continuar con la reproducción. “No Friends” me trajo una experiencia algo graciosa. Al comenzar, no pasaron ni dos segundos y en mi mente pasaron dos singulares factores: “Reloaded” de Winds Of Plague y riffs con ligera tendencia al género negro. Después vino el coro y rompió con mi opinión.


El 5 de abril el anuncio del lanzamiento de éste LP se formalizó con “Set Me Free”, el tanto de la lista más contundente y de tilde penetrante en el oído por sus cuadrados breakdowns, sus slams, su coro y su genial labor rítmica. Hasta aquí, comencé a entender el surtido de veredictos por parte de aquellos aventurados en haberlo escuchado antes que yo. Definirlo como un viaje nostálgico e intermitente hacia los buenos tiempos del metalcore, será lo más cerca que podré estar de englobar todo el mar de sensaciones que me provocó escuchar este material. La cosa se pone aún más interesante al integrar algo de carácter djent en todo esto, precisamente con “No One From Nowhere” y ciertos tiempos en la guitarra que me volaron la cabeza. Fascinado quedé con esta implementación, tanto que mi balanza comenzó a inclinarse mucho más hacía el lado opuesto de la desaprobación pero después vino “Remains” y ese afán de querer camuflarse en la tanda de aportes contemporáneos en el core. Y de nuevo, a regresar a la sorpresa y satisfacción con “Slave”. A esta altura (ya casi al terminar) decidí solo dejarme llevar por esa envolvente furia que Bleeding Through dejaba percibir en compases alternados y acepté el hecho de que debían refrescar su sonido de algún modo para poder mantenerse vigentes. Este pensamiento se solidificó y se volvió insoldable con “Life” y su dinamismo.

A pesar de que (desde mi ángulo personal) Love Will Kill All presenta algunos desniveles en estilo, fidelidad a la marca de la banda y amparo del sonido clásico del metalcore purista, es un disco totalmente coetáneo y a la vez digno de las menciones arcaicas del género y de los autores. Encaja bastante bien con las primacías del público actual y de viva voz de un fan del BT de antaño puedo decirles que igualmente podría ocurrir con ese exigente fan del son de inicio del milenio. Por último, para no dejar concluso nada, a respuesta de la pregunta del inicio: Brandan sigue siendo un talentoso monstruo.

8 / 10



¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba