5 jun. 2018

Lo inquietante de su iconografía, lo fascinante de sus métricas y esos toques siniestros y divertidos de sus requintos, logran conjugar un material que vale la pena descubrir



  • Genre(s):
  • Progressive Metal | Black Metal
  • Release Date:
  • 18 / May / 2018
  • For Fans Of:
  • Mekong Delta, Enslaved
  • Links:
A lo largo de la historia de la música extrema han existido muchas agrupaciones que pasaron desapercibido por el público y la crítica en su momento, pero en el futuro demostraron ser grupos importantes para un nicho de consumidores. Este fenómeno se promulga por diversas causas, la principal es la viabilidad económica del proyecto en cuestión, en cuanto a las corrientes populares que se estén dando en la época. Ejemplos podemos poner muchos, desde aquel magnifico trabajo de Gorguts titulado Obscura, el cual sentó las bases de muchos conceptos utilizados en el death metal moderno, hasta todo el trabajo conseguido por los señores de Voivod en los noventa, siendo estos padrinos de toda la ola de bandas de thrash actual que buscan regocijarse en esas sonoridades muy ligadas a la ciencia ficción. Dentro de esta categoría puede caer Mekong Delta, un conjunto que recibe un reconocimiento merecido por sus fanáticos y por personas que se adentran muy en lo profundo de las aguas turbias de los estilos violentos, pero que también sirvió de inspiración para muchos jóvenes, sobre todo de su país.

Uno de los modelos más eficientes de los teutones que me he encontrado en 2018 es Antisoph, si bien no son un arquetipo completo, debido a las aristas que estos últimos impregnan a su material, la estructura compositiva es tan interesante como la de sus coterráneos. El título de su segunda placa discográfica llega a cumplir con la regla del disco homónimo, hacer una declaración de principios sobre lo que quieren lograr como artistas. Desde el primer minuto cuando arranca "Karmaghoul" nos disparan sus incisivos riffs de guitarras, que suenan corroídos por la presencia de una mezcla opaca y ruidosa que brinda esos pequeños detalles poco armoniosos que los amantes de lo poco ortodoxo amarán, pero como mencionaba en el párrafo anterior lo más llamativo de este trío es esa manera de estructurar sus composiciones, ese es el eje central, de ahí deriva todo. Estos músicos se deslizan entre notas dispares, y destiempos que aniquilan las expectativas del escucha, dándole mucha vida al desarrollo de su obra.


Es muy interesante como manejan las emociones en su música, arrancan a medio paso, casi marchando como en "Hypnoroom" o "Ghosth King", pero luego de manera directa te van alimentando con compases turbios, cambios de ritmo intensos que caminan de la mano con una voz casi anti melódica para algunos, pero para otros puede resultar atractiva. No considero que su labor sea mala, es más, le da un toque muy particular a la banda debido a que es extraño encontrar componentes como blast beats o feels muy rápidos siendo acompañados por cantos, y con ese timbre tan único de géneros como el heavy metal. Esto último es muy expuesto en canciones como "Distant Scream", en la cual esas sensaciones del black metal son palpables, pero la ambigüedad narrativa que le otorga la voz es algo para resaltar, además de los tonos oscuros que la pieza contiene es otro distintivo que le da un sabor bastante agradable. Y aun así no pierden el rumbo de su columna vertebral, a mitad de camino de ese tema te paran a relajarte con un intervalo tenue, en el que la batería cobra protagonismo marcando la pauta de cuándo y cómo lanzarte al final de su travesía, rememorando por momentos a los maestros de Cacophony.

Lastimosamente no todo es color de rosa y creo que el ser un grupo que trabaja con las uñas no los beneficia en cuanto a la depuración de su música, esto es muy evidente en la mezcla de la voz y la base rítmica, por momentos la voz se pierde por el alto volumen de la guitarra y el bombo, y eso es algo que en el 2018 no te puedes permitir si quieres destacar más allá de lo normal. Aun así, lo inquietante de su iconografía, desde la blasfemia de su portada, lo fascinante de sus métricas, esos toques siniestros y divertidos de sus requintos, y la potencia de su base rítmica, logran conjugar un material que vale la pena descubrir, ojalá puedan encontrar lugar en alguna compañía y consolidar mucho más su estilo.

7.5 / 10



¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba