1 may. 2018

"Sectioned nos entrega una viñeta sobresaliente sobre un género que se niega a morir."



  • Genre(s):
  • Mathcore | Noise | Powerviolence
  • Release Date:
  • 27 / Apr / 2018
  • For Fans Of:
  • Frontierer, Car Bomb
  • Links:
El mathcore es uno de los sucesos más interesantes y menos comentados de la historia reciente de la música extrema. Es curioso que un movimiento cargado de una fuerza tremenda quedara prácticamente en el olvido en la actualidad. Considero que uno de los factores que llevó a esto, es la estética sonora con la que esta música se presenta, si bien es un estilo que logra una gran coalición entre dos mundos, que para muchas personas resultan un tanto dispares, como lo son la influencia "core" y el heavy metal; esto conllevó a que las fanaticadas de ambos sectores quedaran un tanto relegadas ante esta escena, debido a que no empatizaban con ellos por no pertenecer enteramente a ninguno de los dos. A principios de la década de los dos mil se mostraron las mejores cartas que este tipo de música podía ofrecer, sin embargo, poco a poco los intereses de las agrupaciones fueron cambiando, e incluso el poco apoyo económico que recibían derivo en la disolución de muchos de sus grandes exponentes. A pesar de esto aún existen atrevidos que siguen con la labor de mostrar las cicatrices profundas de nuestra sociedad.

Sectioned es parte de esos valientes que de forma lapidaria y sin ninguna concesión nos muestran las caras de sus miedos, pensamientos y filosofías. Annihilated es su placa debut, la cual nos transmite de manera estrepitosa todo el caos que inunda sus pensamientos, el cual desde el primer minuto hace añicos las expectativas del escucha, sin perder nunca un ápice de intensidad. Durante sus 43 minutos de duración nos vamos encontrando con un tortuoso camino lleno de afilados riffs de guitarras que rebanan incesantemente los oídos de cualquiera que se acerque ante él. La violencia es una de las facultades más pronunciadas a lo largo de la placa, pero esta no es manifestada de la misma forma en todo el trabajo, la banda sabe cómo y cuándo ir entregando esa variedad compositiva en cada parte del disco. Un ejemplo de esto, es el tema que abre el álbum, el cual presenta un breakdown desquiciante al final del mismo, mientras que en canciones como "Starve Lives" el cierre es un arreglo electrónico rápido y ensordecedor.


Uno de los puntos más altos de este material es la canción "Betrayer", ofreciéndonos uno de los performances más explosivos, genuinos, impactantes y poderosos que he escuchado en lo que va del año, la explosión de compases y técnica juntados a ese desbordante juego estridente que hace la voz con los demenciales ataques de las guitarras, conjugan un apabullante debraye musical, que se convierte en una catarsis de alto calibre, pero esto es un no parar. "Toothgrinder" te destroza, te arrastra aún más por el suelo de la esquizofrenia perpetua, la intensidad crece, se mantiene y te eleva a un vórtice de locura atroz. Los coros son un grito de agonía, que aterroriza sin piedad al espectador que presencia este genocidio de notas, para luego terminar en un galopante requinto. Pero el encuentro definitivo con el monstruo absoluto es el arranque de "Portrait", la cual nos arremete con una gala de punteos de guitarra brillantes, algo que la producción acompaña de forma exquisita, se sienten como balas punzantes que te explotan adentro del cuerpo a cada disparo, se complementa de forma torturante con una base rítmica tan jodidamente rabiosa que hace ver a los demás intérpretes de batería de forma diminuta.

Al final con un agotamiento producto de la ansiedad producida por esta banda sonora a la psicopatía, nos tiran una bomba más, esa es "Through The Trees". Una sordidez estrafalaria es lo que irradia este tema, una vez más la mezcla es impecable, todo es audible a pesar de ese tono noise que rodea toda la placa. En un gesto reflexivo esta canción culmina con una melodía triste y doliente de piano, la cual es ejecutada de forma muy pronunciada y que cierra las puertas para toda la barbarie que estos músicos acaban de exponer ante nuestros oídos. Michael Haneke alguna vez mencionó que el sonido es una herramienta mucho más persuasiva y determinante que la imagen, y eso es una constante en toda su filmografía. Sectioned toma esa premisa y la eleva a su máxima expresión, entregándonos una viñeta genial sobre un género que se niega a morir.

8.5 / 10



¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba