31 may. 2018

"...una entrega que manifiesta experiencia, lucidez y ganas de respetar un legado que refleja el carisma de una banda fiel a su público e ideales".



  • Genre(s):
  • Hard rock
  • Release Date:
  • 25 / May / 2018
  • For Fans Of:
  • Kadavar, The Vintage Caravan, Witchcraft
  • Links:
Dentro del espectro del hard rock han florecido distintas propuestas que hacen que la escena siga a flote hoy en día, un ejemplo notable es la agrupación Graveyard. Los provenientes de Suecia con el paso del tiempo se han convertido en uno de los nombres más relevantes del género actualmente, gracias a su labor que fue bien valorado desde su disco pasado (Innocence & Decadence). Después de haber vivido un hiato muy corto por el año 2016, la banda reactiva su discografía mediante Peace, un disco más alegre de lo expuesto anteriormente.

Estos músicos como es costumbre plasman un hard rock con pequeños tintes del stoner, tan diminutos que el estilo se arraiga apenas en un par de temas, aunque sin reinventar el hilo negro, los suecos se mantienen frescos por medio de sus riffs galopantes y la enérgica impregnada en la actuación de los instrumentos, sobretodo en la parte de la guitarra principal. Las nebulosas notas en las cuerdas poseen un estatus protagónico en esta obra, dando una buena impresión con pasajes coloridos y ambiente vintage, la combinación entre los instrumentos con el juego vocal resulta entretenida, no es nada sosa sin importar el pasar de los cortes. Además de no poder pedir una mejor mezcla de grabación ya que la música está equilibrada con un espacio para respirar.


La placa busca suplantar la creatividad con una implacable ejecución de hard rock. A pesar de que logra este fin por momentos, resulta demasiado evidente el apoyo de elementos psicodélicos que se pueden escuchar en ciertas secciones de canciones como “Bird of Paradise” y “The Fox”, mientras que algunas pistas también incorporan ecos cálidos, y cuando se utilizan riffs pesados, agregan un toque de agresividad, tal como se aprecia en “It Ain't Over Yet”, “Please Don't” y “A Sign of Peace”. Mientras tanto en “Cold Love” se expone un aspecto nuevo en la carrera de la banda, la balada con los ritmos lentos y los enredos amorosos que son tocados en esta canción. Una de las mejores canciones de este álbum y quizás de la existencia de Graveyard es "Walk On". En tu mente puedes sentir el ritmo que te envía a un viaje en autopista. Los solos de guitarra de parte de los miembros mejoran la sensación de volar por el camino buscando escapar de tu realidad. Como de costumbre, las letras te invitan a crear tu propia ficción y a reflexionar sobre cómo esta tonadilla se inserta en tu esencia.

Graveyard representa a toda una camada de grupos musicales que intentan mantener vivo a un estilo musical, el cual ya tiene un gran recorrido en la historia, sin embargo, estos tipos siguen intentando crear cosas nuevas dentro de dicho espectro, una entrega que manifiesta experiencia, lucidez y ganas de respetar un legado que refleja el carisma de una banda fiel a su público e ideales. Su sonido no intenta destacar en lo exorbitante, en cambio se mantiene un perfil de un claro exponente retro.

Peace destaca por su sonido tradicional, el entretener al oyente con la fórmula infalible del género podría ser un factor a su favor, debido que no se crean expectativas y el proceso de escucharlo se torna natural y casual. Personalmente, su sello se distingue en los pegadizos estribillos que hace al trabajo algo memorable.

7.5 / 10



¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba