13 may. 2018

"Esto es lo que Burn The Priest y principalmente Lamb Of God representan. En sus diez cortes nos topamos con esas influencias que moldearon a un referente grande de las últimas oleadas del metal estadounidense"



  • Genre(s):
  • Groove Metal | Hardcore | Punk | Crossover
  • Release Date:
  • 18 / May / 2018
  • For Fans Of:
  • DevilDriver, Pantera, Chimaira
  • Links:

Lamb Of God es una banda a la que le tengo mucho cariño porque me presentaron un sonido que disfrutaba muchísimo cuando inicié en este desmadre del metal, sus subgéneros y todo aquello que lo envuelve. Recuerdo lo rudo que me sentía escuchando “Walk With Me In Hell”, clásico dentro de su repertorio reteniendo el poder que tuvo en el 2006. Hace tres años tuvimos el placer de escuchar a VII: Sturm Und Drang que entre otras cosas, se encargó de mostrarnos facetas poco exploradas de su propuesta, fue un deleite saber que aún con casi dos décadas de vida todavía podían exhibir elementos frescos.

Esta ocasión vamos a enfocarnos en ellos desde un ángulo completamente diferente. Hace unas semanas fue anunciado sorpresivamente que Burn The Priest, nombre original con el que iniciaron sus andadas, «volvería» con una placa entre manos, algo que para los fans más acérrimos supuso poner la debida atención, uno por el «cambio» de nombre y dos por saber qué podrían estar cocinando tras tres años de descanso. De esta manera Legion: XX fue oficializado como un trabajo de tributos, donde el quinteto presentará diez covers de aquellas agrupaciones que de alguna u otra manera influyeron en su sonido y les dieron esa expresion que por tantos años les ha representado. Además es un descanso de ellos mismos. Profundizando en el punto anterior, Mark Morton el guitarrista, comenta que las canciones escogidas para coverear reflejan la historia misma de Burn The Priest, afirmando que la inspiración que han tenido por parte de éstas y sus canciones continua vigente al día de hoy y están agradecidos porque mantienen viva la llama de LoG.


El contenido presente es entretenido de escuchar, volviéndose una introspección en lo que es el sonido de los norteamericanos. Somos capaces de escuchar esas vibras de hardcore, punk, crossover y hasta sludge que en los 80 sonaba con bastante potencia, sobre todo son traídas a un contexto temporal diferente; han respetado la esencia original de los temas escogidos para este trabajo pero no se limitan a hacer lo que ya se hizo, les inyectan completamente su carácter por lo que aun al tratarse de covers podemos escuchar a plenitud al grupo y la energía que desprenden en cada track es adictiva, volviéndolo un álbum que te atrapa cuando menos te lo esperas. Te tendrá haciendo un brutal headbang por el vigor plasmado en su ser. Es interesante sentirles tan vivos tocando en esta ocasión y demuestra su gran interés por agradecer a aquellos que sirvieron de cimientos para lo que representan actualmente.

Hay dos puntos que rescato satisfactoriamente de esta experiencia, primero el hecho de que similar con Sturm und Drang escuchamos otra experiencia del grupo, entre un mayor uso de voces limpias, de coros de apoyo, de partes más lentas que casi no se exploran en su propuesta hasta escucharles juveniles y enérgicos. Pruena que todavía hay cosillas que no han presentado, pero que saben hacer. El segundo va encaminado al punto de que Legion: XX se encarga de decirnos que aún con casi 20 años a espaldas Lamb Of God siguen vivos y con más fuerza que nunca, las habilidades que tienen con sus instrumentos siguen pulidas. La voz de Randy todavía tiene esa potencia, se atreve a experimentar con ella. El sentir rudo-violento que les ha acompañado sigue presente con la misma ferocidad que tienen desde su primer disco. Lejos de ser un simple material para honrar a sus pilares, también es un recordatorio de que el correr del tiempo todavía no les ha pasado factura.

Finalizo agregando que este trabajo de estudio no debe ser escuchado ni con oídos sumamente críticos, ni con la idea de encontrarle detalles o arreglos que contrasten frente a lo que han venido tocando con anterioridad, sino que debe ser disfrutado como lo que es: un disco que enaltece a sus bases pero hasta ahí. Esto es lo que Burn The Priest y principalmente Lamb Of God representan. En sus diez cortes nos topamos con esas influencias que moldearon a un referente grande de las últimas oleadas del metal estadounidense.

Temas recomendados: "Inherit The Earth", "Kerosene", "Kill Yourself", "I Against I", "One Voice".

7.5 / 10



¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba