13 may. 2018

"Sorprende que a este punto de su carrera logren una obra imprescindible en su discografía digna de redefinirlos".



  • Genre(s):
  • Progressive Melodic Death, Doom Metal
  • Release Date:
  • 18 / May / 2018
  • For Fans Of:
  • In Vain, Orphaned Land, Barren Earth
  • Links:
Amorphis no necesita mayor presentación pero hagamos bien los deberes. Con casi tres décadas de existencia son el mayor icono del metal finlandés y eso seguro los ha desgastado igual que los ha consagrado. Tanto es lo que han hecho en su trayectoria que hablar de esta clase de bandas suele tener doble filo, siempre habrá alguien estudioso de sus trabajos y más calificado que tú para el análisis a detalle o comparativo de algún nuevo material, aun así vale la pena correr el riesgo. Quédate que esto no tomará mucho de tu rato.

En marcha con su oficio y alteraciones al sello personal, ya son 24 años de haber lanzado el segundo disco que definió su carrera temprana. El tiempo no para, desde entonces muchos inviernos en Finlandia han pasado, las cosas han cambiado, pero en ellos algo persiste y es que siguen más grandes y más importantes que nunca con su inconfundible mezcla de metal melódico, rock y folclore. ¿Seguirán mejor que nunca? Esa premisa es la que me ocupa con su treceavo álbum de estudio que atinadamente titularon Queen of Time, ya que la banda fue pronta nombrándolo el arribo de una nueva era con el nacimiento de un nuevo Tales From The Thousand Lakes en su trayectoria.


Sin haber escuchado los adelantos, con la única expectativa dejada por el sonido salvaje del anterior Under The Red Cloud me adentré esperando la continuación de esa ferocidad que habían redescubierto. Para mi sorpresa el aspecto general de los temas disminuye los decibeles otra vez y se conecta más al Circle (2013), la balanza se inclina por los pasajes melódicos y el uso de voces en cualquier formato es la principal línea de expresión – ya llegaré a esa parte, aunque siendo justos, aquí vemos un grupo redondeando el ciclo que van trabajando desde su décimo lanzamiento. Ahora nada le falta y tampoco le sobra.


Queen of Time viene a ser la pieza faltante de este segundo aire para ellos, una obra muy elocuente del Amorphis que no parece esforzarse en cimentar canciones impactantes y eso no me habla de flojera, sino de súper habilidades expresivas de alguien que no necesita sudar o exagerar las facciones para transmitir desde lo mínimo hasta la imagen completa. Su característica en la excelencia del metal está presente e inmaculada: la melodía pesada y progresiva del doom-heavy, absorbente y a paso lento dominante, extra-articulada con la diversidad de su instrumentación... para acabar pronto es lo mejor que hay en el mercado. Apenas dos canciones adentro y esto es lo primero que se resuelve.

Composiciones poderosas y expansivas, un control perfecto de la armonía y del momentum de la pieza, intervenciones casi normales aunque notoriamente formando parte del canvas gigantesco a punto de develarse. A base de matices refrescantes y los componentes habituales, la novedad es el conjunto coral y la orquesta, más allá poco es lo que te puede resultar desconocido y para eso no ocupas ser el más conocedor, no obstante la cualidad de que suene totalmente nuevo y se sienta importante es algo magnifico. Marcando la diferencia entra el tercer tema “Daughter Of Hate”, a explosión de crescendo y grito abierto, con juegos de órgano y lo celestial del canto eclesiástico, pronto intercede el saxofón de Jørgen Munkeby y le pone el sello característico a uno de los tracks pesados. Así es la dinámica en que las pistas adquieren personalidad única del resto.

La presencia del álbum se apoya mucho en las voces, recrean un dialogo diferente cada vez para todos los temas, entre constantes cambios de timbre y técnica de su vocalista mientras del otro lado son neutralizados por un conjunto coral que a lo largo y ancho van sumando formas, colores y tamaño al mosaico vocal. Al menos aquí no puedo sino admitir impresión, se trata de algo que no veo todos los días y menos cuando se habla de bandas con bastante recorrido. En la música ningún apartado es flojo o saturado; ninguno carece de elementos y ninguno opaca al de a lado, cada uno es tan fuerte como el que le antecede y la importancia que tengan está en la percepción del oyente. Eso sí, la preocupación les alcanza para otorgarles distinción a cada uno fortaleciendo un tracklist rico en paisajes e intervenciones instrumentales. ¿Cuáles? Quedan pendientes a tu descubrimiento.

La primera vez que lo escuché estuve algo distraído y seguía recibiendo temas cuando pensaba que ya era el final. Bastó una reproducción atenta para darme cuenta que todos los temas son esenciales en la fluidez del álbum y al querer recortarlo por capricho propio me di cuenta que no hay canciones de relleno. Es la historia completa, sin cortes y huecos argumentales, contada a detalle y extendiéndose en la descripción de sus partes según sea necesario, algo raro de encontrar en estos días, aún más si se habla del terreno comercial. Sorprende que a este punto de su carrera logren una obra imprescindible en su discografía digna de redefinirlos.

8.5 / 10



¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba