25 may. 2018

"...el material explora las relaciones entre los aspectos más artísticos de una cacofonía: pasión y melancolía, tiempo e infinito mientras incrustan fobias oscuras al tópico".



  • Genre(s):
  • Sludge | Doom Metal
  • Release Date:
  • 22 / Jun / 2018
  • For Fans Of:
  • Usnea, Jupiterian, Unearthly Trance
  • Links:
Durante el año se han revelado nuevos proyectos, algunos con mayor alcance que otros, pero buenas propuestas han habido. Una de las mezclas que siempre otorga buenos resultados es la del sludge y el doom, entre este par de estilos se cuecen múltiples ideas, que van desde chillidos misantrópicos hasta gamas jubilosas, aunque persistentemente la fusión es una garantía de buen sonido para aquellos amantes de lo bizarro o tétrico. Dentro de estas nuevas caras está Amarok, un grupo norteamericano que se revela a la escena con Devoured.

Comencemos diciendo que Amarok no es una agrupación normal. Este cuarteto proveniente de California con una naciente carrera no encaja en ninguna oleada o tendencia artística actual, ellos se enfocan en crear una identidad propia. Mediante una muralla de distorsión, los músicos crean climas saturados de notas para transmitir la sensación de ahogamiento, la sensación claustrofóbica de estar bajo el agua hasta el último segundo cuando se libera y jadea por aire. Cada pista ofrece viajes enfocados y audaces a través de desgarradores riffs metálicos y rasgaduras a través de una atmósfera desoladora e inquietante, mientras que las olas de graves y tambores golpean desde adentro hacia afuera.


En esencia, el material explora las relaciones entre los aspectos más artísticos de una cacofonía: pasión y melancolía, tiempo e infinito mientras incrustan fobias oscuras al tópico. Las guitarras no son ceremoniales pero los ambientes contaminados con el ruido de sus rasgueos dan apertura a una inquietud emocional, sus cambios armónicos metódicos invitan seductoramente al oyente al orbe fangoso que intentan plasmar en sus composiciones.

El LP se divide en tan solo cuatros temas. Iniciando con “VI Sorceress” que nos regala un principio calmado con una fina guitarra acústica, la cual deja escucharse sin tantos obstáculos, puesto a que se va introduciendo de forma suspensiva y con un compás lento característico del doom hacia una melodía disonante. En segundo lugar, se encuentra “VII Rat Tower”, un tema ensordecedor por momentos que carecía ya del efecto sorpresa, aunque no nos vamos a engañar, la sensación que provoca el tema en su escucha sigue siendo parecido al de hundirse en arenas movedizas. La ambientación es muy opresiva se torna tétrica cuando entran unas repugnantes voces para susurrarnos un mensaje imposible de comprender. En cambio, “VIII Skeleton” poseyendo un inicio tan pegadizo más apegado al sludge. Otro buen intervalo de veneno puro, mostrando una melodía exótica, sin caer en ningún aspecto de salvajismo total. En “IX Devoured” las ondas abrasivas que despiden al oyente desplegando un sonido denso en espiral que te adentra a un bucle de tiempo son geniales, tal vez el tema más destacado del álbum.

Todo se evapora en la incertidumbre. La visión de los californianos va más allá, aunque todavía falta desarrollar más su sonido, sin embargo, Devoured está llena tanto de estética alucinante como amenazante. Aun así, de esta manera, se convierten en una propuesta excelente para asfixiar el incómodo silencio rutinario.

7.5 / 10



¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba