7 may. 2018

"H E X como debut, logra poner en muy alto estima a sus benefactores. H E X como banda, manifiesta el sacramento de lo auténtico con los medios convencionales".



  • Genre(s):
  • Experimental,
    Industrial, Electronic, Post-Punk
  • Release Date:
  • 25 / May / 2018
  • Links:
Casi liberado el álbum primogénito - pero muy impresionante, del grupo H E X criado en Ginebra, Suiza, aunque firmemente adiestrados en la compostura genérica del industrial alemán. Esta vez no hay introducción extensa, apenas lo que me ayude aterrizando lo que ellos hacen, y de lo cual te advierto, tiende a ser poco accesible. Fue algo dudoso publicarlo como reseña normal o bajo esta columna digital, ya que de entrada hay elementos análogos en su música y el estilo se centra tanto en la electronica como en el carácter del metal (parcialmente), careciendo del humor bailable del primero y el ímpetu distorsionado del segundo, con muchas derivaciones en el proceso. Pero eso sí, apelando solemne a quienes disfruten ambos espectros propositivos. El Corte austero que aparece de portada ya debería en cierta manera anunciar la forma simple y medida del cuadro rítmico que presentan, uno que llega sin precedentes a nivel personal pero gustoso al paladar.


En este, su homónimo, continúa la actividad experimental constructiva que los reunió en 2011, haciendo estudio con el interés de permear en sonidos post-punk, agitaciones rítmicas del metal y estimulaciones del suspenso hollywoodense setentero/ochentero – incluso podría asemejarse al OST de Stranger Thingsa través de una mezcla extraña, surrealista y psicodélica de varios géneros de electrónica, alimentados por el synth, programaciones, batería, dos guitarras y voces que en última instancia decidieron agregar a la receta final exótica. Tal vez, de entrada son las voces quienes suavizan ligeramente las estructuras de sonido extrañas y grotescas, endulzando a canto tipo recitaciones atmosféricas.


La melodía coexiste aquí con la atonalidad, el juego abstracto de tonos duros, el timbre vocal del shoegaze y el ritmo ondulatorio del synth que en base a repetirse pone serio trance sobre tus sentidos. En la vista general es un disco palpitante, siempre marchando a pauta de kicks y remates de batería, pero en el desarrollo de la reproducción pueden ocurrir dos cosas al cuerpo de la pieza: ser afilada, desquebrajante e hiriente como sólido, o a la menor provocación cambiar de consistencia por un fluido flotante. Y aunque hay electroacústica entre los géneros que pisan, y las composiciones son complejas en el collage sonoro, el proyecto no va demasiado lejos en la vanguardia y no se olvida de la melodía y otros medios tradicionales de expresión musical. Presentan cuatro canciones largas donde la mayoría de sus minutos son esencialmente canciones básicas, con esa chispa incandescente de lo auténtico sin mayor apego hacia lo extravagante. Imagino que el material para las composiciones se grabó gradualmente, en lugares diferentes durante estos siete años y eso se refleja tanto en la diversidad de progresión de cada tema como el acercamiento al estilo que desenvuelven. Así, el denso entrelazado de efectos, voces y las pulsaciones de rock en oposición, fueron balanceadas por puntillismo sonoro transparente, melodías atonales negativas y el experimentalismo musical mecanizado en el espíritu de Pierre Bastien.

La banda me introdujo al término maximalista, que de principio entendí como opuesto al minimalismo. Me tomó un par de reproducciones volver a pensar en él y entender que en su planteamiento van de la mano ampliando la retórica del concepto, especialmente en el esfuerzo de incluir lo más posible dentro de un campo de opciones delimitado, sin descuidar el orden orgánico y la higiene de ejecución que esto requiere. H E X como debut, logra poner en muy alto estima a sus benefactores. H E X como banda, manifiesta el sacramento de lo auténtico con los medios convencionales. En papel parece fácil y en la práctica seguramente los llevó a descartar mil y una ideas que culminaron en esto.

8.5 / 10



¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba