4 abr. 2018




Hemos presenciado el cambio musical de muchos géneros conforme estos han tratado de evolucionar y tener algo un poco más revolucionario y fresco. Tengo en la mente muchas agrupaciones y sonidos los cuales se han acoplado fácilmente al cambio de la época, muchos géneros base como el death y black se han visto interesados en ir directo al grano en cuanto a esta nueva etapa de crear un molde propio de composición renovada; pero mientras estos dos y otros por atrás se integran a la nueva época, el power parece tener ciertos tropiezos, de igual modo varias incorporaciones que lo han dejado ver medianamente bien en tiempos modernos. Otro factor el cual considero influyente en su lenta evolución es la ridiculización cibernética que ha tenido como retro alimentación a su sonido y su temática principal, tomando presencia de esto, el género sobre explota esa desventaja para convertirla más en un arma de doble filo que en algo 100% bueno, mientras que otros optan por pensar en fresco y hacer algo nuevo. ¿Dónde queda Spellblast? Es el primer caso con un giro.

Siendo sus inicios completamente de la índole épico-folclórica, esta banda tuvo cierto buen recibimiento por cómo ejecutaban sus canciones de un modo que involucraba un poco de speed a la fórmula power/folk, a principios de los 2010 era algo bien escuchado y que daba de qué hablar considerando que las composiciones étnicas parecían estar de "moda" en el mundo del metal, aunado a esto, Italia empezó a tener más reconocimiento en el mismo rubro musical, fue algo así como un cúmulo de hype cada vez que anunciaban algo nuevo. Cuando Of Gold and Guns salió a la luz, la pura portada causó cuestionamientos respecto a la dirección que llevaría sobre este nuevo título, algo que graciosamente puedo considerar cabe en el argumento de: "No me refería a eso, pero funciona" ya que le dan un giro western a sus melodías.

Seguiremos escuchando mucho de la veloz forma de ejecución en todos los instrumentos, con pocos y no muy eficientes cambios de ritmos, básicamente algo que ya se conoce, pero la atmósfera y la dirección de ésta es lo que provoca una sonrisa al escuchar el disco: los arreglos sinfónicos y la participación de guitarras lentas (a veces acústicas) le dan un genuino sentimiento de estar en el viejo oeste cabalgando en una clase de odisea donde los caballeros cambiaron sus armaduras por caballos y armas de fuego. Muchos temas sacan provecho de muchas situaciones que envuelven a la misma temática, como el tema "Goblins in Deadwood" con música de taberna/cabaret y "Sitting Bull" bajo el manto sonoro del folclor dedicado a los pieles rojas, entre más cosas.

Me pareció un cambio interesante de aires con estos italianos, si bien en algunos temas se aprecia mejor toda la nueva estética que planeaban integrar a sus composiciones, opino que pudieron aprovechar más el entorno western, jugando libremente con sonidos provenientes de la misma, sin caer completamente en el ámbito power para equilibrar más la propuesta. No miento que lo disfruté bastante y lo repetí un par de veces porque sí, me parece un buen movimiento del género para acoplarse a los nuevos tiempos, a su manera claro, pero lo logró bien.



¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba