7 abr. 2018

"...han lanzado una placa maravillosa, con pedigrí prodigioso y sobre todo con una consistencia notoria que procura exhibir un disco soberbio".



  • Genre(s):
  • Death Metal | Post-Metal | Sludge
  • Release Date:
  • 13 / Apr / 2018
  • For Fans Of:
  • Conjurer, Cryptodira, Oathbreaker
  • Links:
Yashira es un cuarteto estadounidense que llamó mi atención por la similitud en estilo que presentan con Conjurer, banda de la que hablé anteriormente en el sitio debido a su primer larga duración, que sigo afirmando a la fecha es uno de los trabajos más ambiciosos de este año. Así de fácil me interesé en lo que estos norteamericanos habían preparado para nosotros y tuve la increíble tarea de disfrutar su primer material de larga duración. Shrine se nutre en la fusión de diversas ideas, el grupo se encarga de personalizar influencias de manera excepcional y darle coherencia a un sonido que tenga su firma de inicio a fin, pero sobre todo ante una demonstración de sus habilidades compositivas. El producto final es sencillamente digno de los elogios que pueda presentar a continuación.

En un primer lugar la extensión del mismo le permite ir directamente al grano, Shrine en menos de 40 minutos y 6 cortes pone sobre la mesa una placa trabajada y pulida a la perfección. Su estilo musical se ve realzado por unificar inteligentemente diversos estilos del espectro, dentro del menú degustamos un death metal feroz, un post-metal que se siente profundo, muy bien ejecutado tomando prestado su lado más atmosférico, también hay ciertos rasgos de sludge en puntos clave que le da un sonido sólido, necesario para reforzar el impacto, finalmente hay tintes de metal progresivo que si bien no se notan de forma tan explícita, se encargan de darle mayor consistencia a su material; es así como el cuarteto explora numerosas facetas de su propuesta, mostrándola desde múltiples ángulos que nos permiten disfrutar a plenitud de cada tema. La inclusión de diversos géneros en un solo álbum puede llegar a significar tener una mezcolanza de ideas que no van de la mano y contrastan entre sí, pero esta no es la ocasión, Yashira presenta una experiencia fresca, que no vacila congruencia de inicio a fin.


En un segundo lugar, hay que mencionar que la producción no es la más limpia, en ocasiones los instrumentos no suenan con la pureza con la que deberían y escuchamos cierta suciedad y muy curiosamente ésta hace brillar uno de los puntos más fuertes del disco: la crudeza que expone las construcciones musicales aquí plasmadas. Así puedo hacer referencia a este punto en lo escuchable en “Raze (Deject)”, tercer corte que junto a la inclusión de voces limpias se encarga de darle un sentimiento humano, aunque esta es una placa hecha y derecha de death metal reflejado en la gran energía que desprende, evidenciada en una crujidera de riffs creativos junto a blast-beats intercalados y voces feroces como las escuchadas en “Redact (Flood)” o “Surmise (Descend)”, no se queda únicamente en esto y el hecho de que hayan tomado el riesgo de darle cierta ambivalencia entre algo violento y algo más sereno nos recuerda que este no es un disco cuyo propósito sea ser pesado porque puede, sino que hay un trasfondo que le da un toque de necesidad y respueta a la intencion, muy necesario para poder resaltar de entre el montón de trabajos que día con día se presentan. Como mencionaba, han sabido tomar lo mejor del post-metal para brindarle un tono más sensible a nivel personal y hasta reflexivo que suena fenomenal, pero volátil a la menor provocación.

De igual manera es importante la forma en que este material fue armado, tiene una razón de ser y el ordenamiento de humores en el álbum me parece una elección sabia. En una primera escuchada podemos notar cómo cada track funciona individualmente y también como termina haciendo puente para el que le prosigue, pero atrapante en la extrañeza por analizar sus cambios y modulaciones. En una segunda escuchada, esta afinidad recursiva se transforma en una fluidez admirable que demuestra que no solo el desarrollo de las canciones está pulido a la perfección sino que la manera en la que el LP va desenvolviéndose orgánicamente, es para disfrutarse sin ningún tipo de inconveniente. En una tercera y posteriores reproducciones, brilla lo que la agrupación ha creado, estructuró un álbum que a medida seas familiarizado sus bondades embriagantes darán lugar, presentará más sustancia en su propuesta y reitera el hecho de que la extensión en sus pocos capítulos facilita el entendimiento de cada corte y de cada idea. Se vuelve posible afirmar entonces que este es un disco memorable, que se queda en tu cabeza por su habilidad para sonar atrayente y cautivante según se desarrolla.

Yashira han lanzado una placa maravillosa, con pedigrí prodigioso y sobre todo con una consistencia notoria que procura exhibir un disco soberbio. Y sí, hay mucha similitud entre lo que este grupo, Conjurer y en cierta medida, Cryptodira plantean a pocos meses de diferencia de publicar material, aunque me resulta más una coincidencia divertida que me ínsita la idea del nacimiento de un estilo fresco entre sus tres componentes estilísticos principales. Este cuarteto es otro fuerte referente para lo que se puede hacer en ese campo del death y post-metal, apenas con su primera placa demuestran que no hay que tomarlos a la ligera. Fácil estamos ante uno de los pesos pesados del año.

9 / 10



¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba