13 abr. 2018

"El sabor de boca que deja este larga duración es completamente agradable, volviéndose un disco que cualquiera fanático del estilo puede escuchar de corrido una y otra vez sin ningún problema..."



  • Genre(s):
  • Post-Black | Post-Metal | Blackgaze
  • Release Date:
  • 26 / Mar / 2018
  • For Fans Of:
  • Show Me A Dinosaur, Coldworld, Départe
  • Links:
Debo admitir de buenas a primeras que no soy un fiel seguidor del post-black, debido a que por años me he decantado por otros géneros que al día de hoy se me hacen mucho más entretenidos y los degusto con mayor facilidad. Sin embargo, cuando tengo la ocasión de toparme con algún material de esta vena del black que me parezca interesante, ya sea por su artwork, su premisa o por el mero hecho de querer escuchar algo nuevo, generalmente termino con una sonrisa en el rostro por lo que oigo, alabando sobre todo esa forma «elegante» que tienen para exhibir la crudeza del black metal, moldeándolo para sentirlo más extravagante.

Así llegó a mi poder el nuevo material de la banda rusa L’Homme Absurde, un quinteto completamente desconocido para mí pero que llamó mi atención por la descripción anexada a su nuevo disco de larga duración, titulado como Sleepless. Luego de un primer acercamiento a su música y una lectura debida del contexto en el que se mueven, entendí mejor su propuesta muy bien estructurada: un post-black metal cargado de emoción, donde es casi palpable un sentimiento de frialdad y nostalgia expresado mediante los instrumentos que respetan la influencia blacker que le nutre pero se atreven a dar un paso más allá para brindar esa sensación humana, cargada de emociones. Pero dentro de su estilo es posible discernir la utilización de elementos de un depressive black ejecutadas a la perfección, presentes lo suficiente para proveer un ambiente de tristeza sin caer en excesos que puedan entorpecer la idea del disco. La inclusión de tintes de post-metal es uno de los elementos que le da mayor realce a este material y le hace tener una atmósfera profunda muy bien trabajada.

Uno de los puntos fuertes y quizás el salto entre su primer LP y este es la mayor cantidad de influencia de hardcore y metalcore que manejan en esta ocasión. Ésta hace acto de presencia solidificando sus creaciones, dándoles mayor fuerza, eliminando de paso ciertas fallas que anteriormente les acompañaban y les permiten dar pasos hacia adelante satisfactoriamente. Esto me recuerda a cómo Déluge también agregó a su propuesta pinceladas de estos géneros y el resultado fue muy prometedor, siendo uno de mis referentes dentro de esta rama del metal.


He de admitir que la producción del mismo no es de mi total agrado siendo uno de los puntos en que flaquean, factor que es audible con facilidad en la batería, que no suena del todo natural y en ocasiones las guitarras también tienen una suciedad que si bien no vuelven molesto el escucharlas, no permite disfrutarlas a plenitud y como es debido. En contraste a esto, sus riffs por otra parte es algo que merece su mención y es que a pesar de no tener una complejidad que haga quedarte boquiabierto sí que tienen una composición interesante, que se apoyan en el uso de melodías con cierto toque melancólico que brillan en los casi 40 minutos de esta placa, sobre todo en cortes como “Black Hole”, “Nausea” o mi favorita y cierre del mismo “Carriers”.

Las voces a cargo de A., conocido en la escena por ser baterista de Mare Infinitum o Comatose Virgil, suenan raspadas, llenas de emoción, similares a llantos de clemencia que van muy acorde al ambiente que este álbum desprende, yendo al unísono con los demás instrumentos, manifestando gran inteligencia en su papel, con momentos donde demuestra una habilidad vocal increíble y en conjunto hacen sonar a esta experiencia con cierta sensación de pesadumbre o tristeza. Puedo citar ejemplos donde esto se percibe con la construcción lenta y ambiental expuesto en la apertura, “Cleansing The Temple” que de manera sabia le agrega a la canción un sentimiento de madurez agradable o el apoyo que el bajo presta en “Insult To Injury” que es el único momento donde las luces de los reflectores caen claramente sobre él y su ejecución es aprovechada al cien por ciento.

Sleepless cumple a la perfección con mostrarnos la mejoría que los rusos han tenido con respecto a Monsters, su placa anterior y es agradable comentar que no se siente como una continuación del mismo, sino como una evolución en su sonido, algo que en ocasiones es complicado de realizar con resultados favorables puesto que el evolucionar no significa obligatoriamente que será para bien. Y aún con sus fallos, el sabor de boca que deja este larga duración es completamente agradable, volviéndose un disco que cualquiera fanático del estilo puede escuchar de corrido una y otra vez sin ningún problema ya que no se pierde en sí mismo en ningún momento y tiene clara la idea de poner sobre el escenario lo mejor de las ideas de la agrupación.

7.5 / 10



¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba