19 abr. 2018

Debt of Aeons a base de pesados compases doom, o de recurrentes riffs de guitarra, acompañados por esa calidez vocal que ha mejorado, define una personalidad original y ruda



  • Genre(s):
  • Prog Doom Metal
  • Release Date:
  • 20 / Apr / 2018
  • For Fans Of:
  • Earth, Khemmis, Crypt Sermon
  • Links:
El doom metal a lo largo de su historia ha engendrado una vasta camada de músicos que recurren a sus sombrías estructuras para plasmar un sinfín de ideas o expresar un gran número de angustiosas emociones. El género también ha sido compatible con otros arquetipos para hacer diversas combinaciones que forman una estructura musical más llamativa y/o compleja. Dentro de este sombrío espectro se encuentra la banda británica llamada King Goat, la cual despliega un doom con gran paridad gracias a sus diversos toques de death metal, y al mismo tiempo su base armónica es construida por medio de recursos similares a los utilizados en el stoner.

Los británicos retoman actividad mediante su segundo trabajo de estudio de larga duración titulado Debt of Aeons, una placa que da un giro total a su imagen. En sus primeros pasos como grupo musical expusieron un par de Ep’s, que tenían una buena producción y un ancho catálogo de técnicas relacionadas con el metal puro, pero fue hasta su primer LP (Conduit) donde la agrupación mostró una atmósfera oscura y bañada en un eco de devastación, tomando un tópico perfilado al universo y entidades místicas como seres divinos. Ahora en la actualidad, este nuevo disco deja atrás a los cosmos y se centra en epopeyas de fantasía y el aislamiento humano.


La parte melódica, el disco es una magistral obra de doom con toques de sonidos pesados que sorprende por su alta clase. Se evidencian cambios importantes en lo musical lo que habla de una mejora instrumental, sobre todo, de las vocales, si en los trabajos pasados el vocalista a sobresaltado por sus soberbias demostraciones, en esta ocasión el cantante presenta una mejora al interactuar con distintos tonos, incluso las incrustaciones de voces gruesas dan buena pinta. Las vocales son el toque de personalidad que suministran una coloración distinta en la escena actual.

Su estilo es rutilante, la mayor parte del trabajo es severamente marcada mediante un ritmo medio pero continuo, sorpresivos rasgueos de guitarra, un bajo asíncrono al resto de sus compañeros haciendo más chispeante el sonido, sin dejar a un lado los densos retumbos como tonos principales. La evolución de cada corte a un ámbito progresivo en varios segmentos es natural, lo cual proporciona un buen sello de calidad a la producción. Y es que la materia prima del metal exhibido es la tradicional, pero el proceso de composición es diferente. Ya que, los ingleses tratan de crear un patrón de notas y escalas más movido, sin embargo, ninguna canción renuncia a su oscura tendencia de crear una cacofonía violenta. Los inicios de las canciones son agresivos y menos pausados y durante el desarrollo de las pistas no se aprecia monotonía, en cambio el intercambio de géneros en el protagonismo deja una marca auditiva difícil de ignorar por lo simple pero asombroso que pueden ser las estructuras de las canciones. Otro punto fuerte de este regreso para King Goat es la diversificación de recursos, puesto que también dejan a un lado su dependencia del stoner y utilizan este género solo para interconectar segmentos en una misma pista y por ende pasa a segundo plano en la gama de acordes. Por el contrario, los toques melódicos son proporcionados por el death metal y esos pequeños arreglos con tejidos ásperos que aparecen como ráfagas de ondas auditivas que renuevan un ruido continuo.

Debt of Aeons a base de pesados compases doom, o de recurrentes riffs de guitarra, acompañados por esa calidez vocal que ha mejorado, define una personalidad original y ruda, que consigue un punto de equilibrio entre el eco más pesado de su estilo, con la parte más amable del mismo. Un álbum en el que reencuentran las mejores técnicas de cada género utilizado. Toda una grata sorpresa, que nos hace estar atentos con esa oleada de hordas umbrías que irrumpen sin complejos y con descaro en la música extrema.

8 / 10



¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba