30 abr. 2018

"...una dosis increíble de sentimiento y melancolía que nos hace viajar a nuestro pasado..."




"Me siento bien". Típica frase que nos repetimos mucho quienes percibimos nuestro día a día de una manera un poco más gris que el resto de las personas, por alguna u otra razón, es una forma de tratar de burlar cómo en realidad nos sentimos con la esperanza de que esa frase se haga verdadera. No funciona prácticamente nunca, pero qué más da.

Al ver que una banda se llama I Feel Fine de inmediato se viene a la mente ese pensamiento. Sin conocer a estos chicos británicos y solo con un pequeño overview de su trabajo musical, me quedó bastante claro que este sería un material de mi agrado, gracias a esa clase de intuición que sentimos previo a escuchar algo de lo que ni idea teníamos que existía. El cuarteto estará presentando su EP debut titulado Long Distance Celebration el próximo 4 de mayo, el cual es una carta de presentación muy breve pero muy concisa al darnos a conocer de manera objetiva el propósito y el trasfondo detrás de la ironía que conlleva portar ese nombre como estandarte.

La complejidad en la estructura de sus temas queda en segundo plano y no lo digo de forma despectiva, sino porque la verdadera meta de este disco es indagar y penetrar en lo más profundo de nuestros sentimientos, utilizando una base muy sólida de aquel sonido punk emocional que tuvo su auge y momento más importante en los años noventa, trayéndonos de vuelta esa imagen clásica del típico adolescente americano que disfrutaba pasar su tiempo libre en su patineta cerca de la playa. Si tuviera que elegir una palabra para describir este lanzamiento sería “nostalgia”, ya que estos cinco temas gozan de una dosis increíble de sentimiento y melancolía que nos hace viajar a nuestro pasado, haciendo relucir esos momentos en que teníamos más felicidad en nuestras vidas que conciencia misma.

Riffs melódicos, ritmos que invitan al 2-step, gritos grupales típicos del género y segmentos instrumentales relativamente largos en una producción cien por ciento fiel a ese origen casero hacen de Long Distance Celebration un fuerte gancho al hígado que nos doblará con la única intención de susurrarnos al oído que no todo en esta vida es pena y lamento. Gracias I Feel Fine, lograron hacerme sentir mejor.



¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba