8 mar. 2018


Era sábado por la tarde y el Circo Volador hacía prueba de sonido para las bandas que se presentarían en la primera edición del Puro Pinche Sabor United. Un festival 100% mexicano que reuniría a lo mejor de la escena musical mexicana, Glass Mind con una propuesta de metal progresivo que encanta al público, a los ya conocidos Acrania con su fusión de death metal y latin jazz, seguidos de Anima Tempo, banda que poco a poco se ha ido abriendo puertas en la escena metalera y para cerrar con broche de oro, Nuclear Chaos, quienes se han ganado el corazón de muchas personas tanto a nivel nacional como internacional.

Las puertas del recinto abrieron alrededor de las 6:30pm y la fila de gente estaba ansiosa por entrar y ya una vez adentro, la convivencia entre los asistentes no pudo esperar; cerveza por aquí, merch por allá, fotos entre amigos y fotos al escenario que aguardaba ser pisado por la primera banda de la noche.

Un poco después de una hora de haber abierto las puertas, el escenario fue inaugurado por Glass Mind, un cuarteto de metal progresivo que nos ha dado mucho de qué hablar y es que ¿cómo no hacerlo? Es una banda que nos trae riffs increíbles, llenos de energía, cambios de ritmos muy bien logrados que resbalan como mantequilla, una combinación perfecta entre ritmos que te hacen mover los pies y ritmos pesados que te obligan a mover la cabeza.
Con un sonido que nos podría parecer agradablemente familiar, Glass Mind presentó canciones de su último álbum Dodecaedro, el cual fue lanzado durante el 2017. Poco después de una hora, la banda agradeció y se despidió del público.

Continúo Acrania, una increíble banda que nos ha traído propuestas muy interesantes y sumamente divertidas a través de los años. Es una banda que se divierte muchísimo haciendo música y esto es notorio al verlos en vivo, es una banda que sube al escenario con sonrisa de oreja a oreja y durante ningún momento reducen esta alegría. Apesar de tener pequeñas fallas en el sonido en cuánto a las voces, la agrupación llegó para divertirnos con sus ritmos latinos, prender con sus guitarras y percusiones; un sonido imposible de imitar.
Presentaron sus canciones favoritas e hicieron mención especial al 10° aniversario de su primer álbum, del cual, tocaron varios temas que todos, notoriamente, estaban emocionados por escuchar.





La noche iba agarrando más sabor y apareció en el escenario Anima Tempo, una banda que se está abriendo camino en la escena musical con una propuesta increíble, un sonido que resulta agradable para muchos tipos de oídos distintos, desde aquellos que disfrutan de coros melódicos, pasando por los que buscan riffs energéticos y también, a aquellos que buscan tintes progresivos. Una banda que tiene un poco de todo y no tardará en formar parte de carteles y festivales de todo tipo.
Entre headbang, gritos, aplausos y canto, los fanáticos de Anima Tempo no dudaron en hacerse notar. Una muestra preciosa del apoyo que la escena musical está recibiendo, se nota cómo la gente aprecia el esfuerzo que las bandas ponen en crear música. Anima Tempo se despidió de los asistentes, sin embargo, estos no estaban listos para dejar ir a la banda así que, con gritos, exigían que la banda presentara una canción más, la cual, lamentablemente por cuestiones de tiempo, no pudieron tocar. Un éxito total su presentación.

Para terminar la noche, Nuclear Chaos no hizo esperar a sus fans y subieron al escenario para interpretar canciones de su nuevo álbum Unite el cuál fue lanzado el pasado 16 de febrero. Nuclear Chaos se caracteriza por ser una banda “nueva” con un sonido a la old school; un sonido que conocemos, que sabemos que nos agrada y aún así, la banda da giros un tanto inesperados que convierten sus canciones en algo nuevo, novedoso, fresco pero técnico y con una producción excelente ¡por eso es una banda tan divertida de escuchar! Sus fans no dudaron en corear las canciones mientras agitaban sus cabezas y levantaban los puños (o cervezas) en el aire durante toda la presentación de la banda.

Lamentablemente, nada en esta vida es eterno y el festival no fue excepción, llegó a su fin y nos dejó a todos sumamente contentos, al menos a los asistentes. Esperemos que esta no sea la única edición que veamos del festival y durante bastante tiempo tengamos oportunidad de seguir viendo bandas mexicanas de tan buena calidad, bandas que nos hacen pasar un buen tiempo y nos hacen dar cuenta de que no todo en México está perdido (al menos musicalmente).
Salvo unos cuántos detalles a arreglar en cuanto a organización y sonido; un precio accesible, bandas rompemadres y un recinto que creo nos trae buenas memorias y nuevas experiencias a todos, fue la combinación adecuada para que todos pudiésemos pasar una noche increíble, una noche que quisiéramos poder repetir y una experiencia totalmente mexicana para presumir. Esperamos con ansias volver a escuchar sobre el Puro Pinche Sabor United el año que viene.




¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba