21 mar. 2018

La atmósfera áspera y la bucólica dentro de todos los temas es de admirarse, respetarse, alabarse y reproducirse.



  • Genre(s):
  • Blackened | Pagan | Celtic Metal
  • Release Date:
  • 30 / Mar / 2018
  • For Fans Of:
  • Bathory, Moonsorrow, Cruachan, Mael Mòrdha
  • Links:
Muchos dicen que el To The Nameless Dead es el mejor disco de Primordial y tienen poderosos motivos para aseverarlo. Lo cierto es que es el segundo bajo la tutela de Metal Blade Records y en el que mostró más madurez en su sonido, una definición concreta de su estilo y labor compositiva. Los lanzamientos del 2011 y el 2014 no dejaron muy buenas críticas a lo que después vino una ausencia importante de 4 años para nosotros, los que seguimos su trabajo.

En este año se nos anunció el regreso a las andadas de tan renombrada impulsora del sonido céltico y es mediante los 3 adelantos vía streaming que se nos preparó el terreno para lo que viene formalmente este 30 de Marzo: Una obra catártica que promete mucho tan sólo con leer su titulo… Exile Amongst The Ruins. Viene la hora de la retribución y de alcanzar la culminación de todas las expectativas ¿Quieres saber que nos pareció? Acompáñanos en esta cata espesa.


Incluirnos en la experiencia que la banda ha efectuado es una tarea que se hizo cuidadosamente a partir de un melancólico entorno logrado en base a requintos dulces y una emulación del toque de catedral que puede estar sonando atrás, en un tiempo ajeno al nuestro. “Nail Their Tongues” es un inicio atrapante, con un riff bien pensado que es medido y contenido en lapsos específicos para no hartar al escucha. A propósito de la canción, el contenido lírico es rico a su vez del interesante moldeo de las tonalidades vocales que contribuyen a perfeccionar el tema. El empleo de ingredientes propios del black metal en una económica proporción (casi mera instrumentación) hace recordar algunos episodios memorables en el referéndum de Primordial. En general, un track sobrio que engancha y cumple con su propósito que es el de capturar la atención a través de los talentos inconfundibles de estos íconos celtas. “To Hell Or The Hangman” sigue con la línea por medio de un adictivo riffeo y una reveladora maestría a la hora de contar la tragedia que asedia el árbol familiar de los Lynch en su natal Irlanda mediante una épica interpretación de A.A. Nemtheanga. Una historia de amor mal correspondido, allá en 1493, que termina con la muerte del protagonista figurativo dentro de la canción y una lección para aquellos que sufren de celos arrebatados, tomando en cuenta que el ahorcado fue puesto en la soga por su propio padre. “Oscuro Romanticismo” infiere el vocalista con respecto a este corte. A pesar de que la duración de la primera parte del disco pronostica largas extensiones artísticas, no hay pesar en la percepción auditiva. “Where Lies The Gods” se desarrolla más céltica, más pagana. Con toms ensalzando los coros y dramatizando bélicamente los trémolos en guitarra limpia y distorsionada. Un recordatorio del origen que posiciona a la agrupación dentro de los impulsores del metal irlandés. Las melodías que unen las ideas dentro de este poema se consignan entre cuerdas sueltas, de tristeza y pesadumbre. Aunque no se escuche el deseado shriek por parte del blacker purista, el tema es tan oscuro como las medianas impresiones que dejó el señor Quorthon en su trabajo.

Enseguida se desvela el tema homónimo, el bautista de la obra entera, soltada en YouTube por Metal Blade Records el 13 de marzo y que mostró al mundo un motivo más para alegrarse por el regreso de Primordial. “Somos los fantasmas entre las ruinas”. Un crudo coro que se posiciona justo en el ángulo existencial del soldado de Irlanda, en el sentir obtuso de la milicia y su aprehensión. A pesar de no ser la punta de la lanza del álbum, si contiene un fuerte significado implícito para la entrega. “Upon Your Spiritual Deathbed”, un legendario desplante de ambientación y éter dinámico con la ayuda de (otra vez) la original confección idílica de la letra, los tonos y las líneas vocales. A decir verdad, el patrón de escasa variación instrumental se repite en casi todas las canciones pero en definitiva no afecta el dictamen o la digestión del disco, ya que la atmósfera áspera y la bucólica dentro de este y todos los temas es de admirarse, respetarse, alabarse y reproducirse.


Mientras sucedían los minutos, se acrecienta el deseo de extender la experiencia, sobre todo en fragmentos como el que muestra “Stolen Years” en su apertura, tan penetrante, nostálgica y profundamente significativa para el pensador trágico, aquel que se ultima a sí mismo en probabilidades del día final en su existir. Es muy atípico y a su vez, cercano al estilo que la banda sabe desempeñar que genera natural satisfacción al presentarse como el “track sorpresa” dentro de Exile Amongst The Ruins. Una de mis favoritas, por toda su composición. En el viaje, también vienen integradas formas nuevas tanto en la batería y el bajo para el género y es precisamente lo que “Sunken Lungs” denota en su aporte al trabajo mostrando un vigoroso conjunto de ejecuciones instrumentales que rayan con lo jazzy, lo viking y lo classic rock. Muy similar para mí a lo que alguna vez mostró Led Zeppelin fuera del blues y las baladas empalmado utópicamente con algo de Moonspell. Agresivo y mítico, si me doy a entender. Finalmente se refleja el conocimiento adquirido después de 8 discos por parte de los procedentes de Dublin, al liberar el tanto más elaborado, vasto y extenso de la faena como conclusión. Muy negra, la titulada “Last Call” imprime buenas pausas, arranques de furia y pasión, tiempos de arrebato armónico y un agudizado drama, delineado en melodías de desgracia por parte de un toque sublime de cuerdas graves y afiladas. Sentirás el final como el quiebre del cielo.

El hito valió la pena. Los amantes del género aplaudirán esta entrega y reconocerán la evolución de uno de los nombres que mas resuenan como figuras del celtic y del black metal. Lo que se logró es una efigie de complacencia que contiene tesituras sensibles y frígidas para el oído, adecuada para la reflexión, la profundización y la repetición. Nada de exhibiciones de brutalidad o lo que coloquialmente se conoce como trve cvlt, es más como un apartado para lo ascético y lo refinado de un grande que echó raíces en los noventas. Escúchalo de noche.

8.5 / 10



¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba