28 mar. 2018

...las atribuciones de cada uno de los integrantes vienen de una sombra del ayer que rompió las formas comunes del metal en su tiempo...



  • Genre(s):
  • Death Metal
  • Release Date:
  • 23 / Mar / 2018
  • For Fans Of:
  • Benediction, Gorefest, Dismember, Bolt Thrower
  • Links:
Cuando el año pasado se anunció de manera formal la incursión de Memoriam en la escena, dinosaurios como yo en el metal voltearon a ver el nombre. Y es que saber que ex integrantes de Benediction y Bolt Thrower andarían haciendo fechorías bajo otro dominio y lo que es más, que Nuclear Blast les daría la bendición para emprender la nueva aventura sobre aquel camino abierto por tantos años, no era una noticia para tomarse a la ligera, al menos, por la gran masa que aun disfruta desempolvar los grandes clásicos o echarle una mirada a ese sabroso dvd "Death ...Is Just The Beginning Classics", compilación recabada por el sello fundado por Markus Staiger en 1987. Con su For The Fallen del 2017 con una aceptable recepción en el público, los ingleses no se tomaron ni un descanso y este año (el pasado 23 de marzo para ser exactos) lanzaron su más reciente producción nombrada The Silent Vigil, con un artwork obra de Dan Seagrave que es de admirarse. Para ustedes le dimos un análisis, esto fue lo que pudimos determinar a proporción del mismo.


Lentos y ásperos retemblan los primeros tiempos, cortesía de “Souless Parasite”, en las redes del tímpano sin ninguna intención de decrementar el paso seguro que el riff base y sus apoyos rítmicos representan. De inmediato el estilo de ladrar característico de Karl Willetts impacta de lleno, congruente al sonido traído desde los cimientos universales del death metal temprano por el resto de la instrumentación. Algo flojo al culminar como tema apertural, considerando la linealidad en la que todo se rige. El tinte de la reproducción se torna un tanto más enérgico con el arribo de “Nothing Remains”, una mole de doble bombo y cuerdas que vitalizan la intención de amedrentar al escucha, con una esencia muy a la Sepultura que emplea la reincidencia de figuras en su integridad hasta la inminente percepción de nula variación. Si bien, la virtud del death de la vieja escuela es en su mayoría su naturaleza tosca y (muchas veces) sucia, la tirada de Memoriam se apropia en sobremanera de la misma. Lo anterior lo demuestra “From The Flames” que trata de jugar un poco con el elemento melódico y un ritmo agresivo, logrando así un ligero chispazo en la transmisión de crudeza violentada por parte de la banda. Hay un breakdown casi al concluir la canción que despierta el primer clímax después de 3 cortes transcurridos. Al escuchar detonarse al responsable de titular el disco con su intro pasivo y un lastimero aullido de guitarra, me quedé perplejo al darme cuenta de que únicamente tuvieron que transcurrir 2 minutos 15 segundos de una maniobra que constó de un ápice (pequeñísimo) de locura y mucho de un platillo marcando espacios, suficiente para saber que algo no estaba bien.

Bleed The Same” me espabiló un poco pero no lo bastante para poder entablar un estado significativo en mi experiencia debido a que tiene la estructura ideal para irrumpir en la monotonía alcanzada hasta ahora pero se aferra a la composición morosa y cíclica. No quisiera traducir esto como una ausencia de ideas, más bien creo que la intención radica en recrear lo funcional dentro del género en el pasado pero sin éxito alguno. Después de todo, la influencia que dio moldura a las atribuciones de cada uno de los integrantes viene de una sombra del ayer que rompió las formas comunes del metal en su tiempo, sin embargo después de una cronología lograda a través de los años es difícil permitirse un retroceso en la expectativa y más si la muletilla compositiva se vuelve el alma del trabajo entero.

Algo de mi pensar general se desvaneció cuando se dio lugar “As Bridges Burn”, una pista con lírica débil pero con buenos constituyentes instrumentales, que deciden empotrar un armazón lleno de vivacidad trashy para evocar algo distinto a lo que se venía escuchando. Inteligentemente este track fue ungido como la punta de la lanza en los adelantos que soltaron en Youtube a través del canal de Nuclear Blast por su dinámica contextura. En una inclinación hacia algo más resolutivo se libera “The New Dark Ages” con un brío similar al tema anterior, quebrando el estereotipo, jugando con los sentimientos del escucha. Por fin se puede percibir un buen solo de guitarra inmerso en los minutos implícitos. Manteniendo la línea, “No Known Grave” presenta escalas más vivas y a pesar de reincidir en lo tardo, se logra un toque atmosférico y un buenísimo puente melódico que domina la mitad de la canción. El desenlace es atinado y agradable al oído. Para cuando “Weaponised Fear” marcaba el final del LP, esperé un corte fuerte que me ayudara a colar la obra en mis listas de audición futura pero desafortunadamente no fue así. Fuera de un gran trabajo de parte de las guitarras que elaboran un trémolo interesante, no puedo decir que haya otro componente que me haya impactado lo suficiente para volver a colocar The Silent Vigil en mi lista de reproducción.


La exhibición por parte de Memoriam termina y mis palabras también. Nos encontramos ante un disco que probablemente el fan del death metal de antaño sabrá disfrutar pero que no aporta alguna novedad o puntos a la vigencia del género en el catálogo. El desvanecimiento del bajo e incluso la voz se vuelven algo común a lo largo de la experiencia. La producción y la mezcla es buena pero faltaron momentos de lucidez que proporcionaran descargas sugestivas para el interlocutor. Habrá que ver que más se puede anexar a los tantos que está consolidando la banda pero por ahora, hizo falta más aderezo a este platillo.

7 / 10



¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba