29 mar. 2018

"...las partes se escuchan bien producidas y constantes, ningún elemento parece fuera lugar mientras se minimiza el contexto del género al fusionarlo con estructuras de música extrema.



  • Genre(s):
  • Darksynth, Synthwave, Metal
  • Release Date:
  • 23 / Mar / 2018
  • For Fans Of:
  • Carpenter Brut, Perturbator, Danger, Mega Drive
  • Links:
El synthwave es un espectro que ha tomado fuerza esta segunda década del siglo XXI, dicha oleada debe su actual popularidad a músicos como Perturbator, Trevor Something y Carpenter Brut, los cuales le dieron diferentes aires gracias a buenas propuestas que gozan de nuevos sonidos distorsionados y una métrica más acoplada a la música electrónica. Otro exponente en ascenso del género es GosT, un personaje que oculta la identidad de un músico melómano y blasfemo, el cual presentó su tercer LP titulado Possessor.

GosT rechaza la estética tradicional basada en la moda de los 80´s. En cambio, su imagen proyecta un lado más urbano con cierta facha esotérica y orientada a un culto satánico, que inyecta más originalidad a su proyecto. Luego de presentar dos trabajos donde se expone un sonido muy similar a Perturbator y Carpenter Brut, el autoproclamado "señor satánico del slasherwave" cambia de rumbo al presentar un estilo violento, que potencie su fama en aquel público deseado de toques más pesados. Possessor es un álbum donde las partes se escuchan bien producidas y constantes, ningún elemento parece fuera lugar mientras se minimiza el contexto del género al fusionarlo con estructuras de música extrema.


Possessor se fragmenta en once temas. El inicio es dado por el corte homónimo, una serie de grabaciones narrando diversos sucesos satánicos a través de un tono angustioso. La música comienza con “Garruth”, canción marcada por una percusión más analógica y una saturación de ondas sintetizadas a un ritmo frenético, ya en el desarrollo se escucha el clásico teclado ejecutando unas frases para darle más personalidad al verdadero tema introductorio, asimismo se exhiben las primeras texturas de metal en el álbum. “The Prowler” rompe con la oscura tonalidad al exponer una melodía más pop y acoplada a la filosofía del synthwave, aunque de forma inmediata GosT se vuelve a incorporar al maligno guion gracias a “Sigil”, corte que tiene vocales constantes, igualmente porta una base similar a la banda sonora de un film de terror. Ahora bien, en “Loudas Deceit”, “Beliar”, “Legion”, “16 A.M.” y “Shiloh's Lament” se concentra la atmósfera más pesada a través de los ritmos explosivos, los golpes son incesantes en la percusión, además muestra algunos grooves misteriosos que cortan tajantemente la armonía, también se aprecia diferentes recursos del doom y heavy metal, de la misma forma se reproducen grabaciones y gritos despavoridos. Toda una odisea de histeria y energía digitalizada en tan solo cinco canciones. Por otra parte, “Malum” retoma la manufactura del cuarto tema al ostentar otro juego de voces y aspectos pop encima de un compás más apaciguo. Para terminar, “Commandment” se asemeja a una tonadilla de black metal donde la disonancia es el componente principal, la sonoridad inicia junto con agudos gritos, la siguiente parte de la canción es muy densa y recrea un efecto de guitarra con un sintetizador dando como resultado una muralla de distorsión.

En conclusión, nuestro diabólico artista realiza un paso importante en su carrera al dejar atrás sus influencias, e intentar plasmar un sonido con demasiados matices obscuros. Esta tercera entrega es una muestra de madurez en un género que se apega demasiado al pasado y el uso del sintetizador para desarrollar la base melódica, por el contrario, GosT utilizó toda esa gama de aparatos electrónicos para confeccionar un cruce entre la agresividad del metal y los arreglos del synthwave y el pop.

7.5 / 10



¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba