13 mar. 2018

"...Suenan a que cargan fuertes indicios de sobresalir en este pequeño circulo étnico"




  • Genre(s):
  • Prehispanic Metal | Melodic Death Metal
  • Release Date:
  • 12 / Mar / 2018
  • For Fans Of:
  • Cemican, Flight Condor, RAXA
  • Links:
Parece casi una ley a seguir que en una página profesional como esta no podemos dar una opinión sobre proyectos muy pequeños, de cochera, con baja producción y, básicamente, algo de principiantes. ¿En qué punto la humildad de un crítico puede verse conmovida? Cuando el mismo aprecia el esfuerzo, la dedicación y deseo plasmado de crear algo que penetre el núcleo musical de una persona, o al menos que llame la atención. En RTMB hemos tenido algunos tropiezos donde nuestro juicio se ha visto nublado por el snobismo, y que honestamente es una marca que se hizo con fuego, pero que ahora la atendemos con risas y burlas; no planeo dar otra a este espacio de periodismo y pensamiento musical, pero no me puedo callar ante lo que escuché hace poco, no es un favor a quien nos contactó para enseñarnos el disco, es un aviso de que algo mejor puede llegar y que cada marca refleja un aprendizaje, un mal paso, o simplemente, un inicio.

El folclor prehispánico es un elemento poco dado en el metal, pero se llega a dar; son pocas las bandas que hacen esto, por lo que puedo casi generalizar al decir que la mayoría de éstas tienen una muy dudosa producción, pero la misma escasez del género hace que suene relativamente bien, convirtiéndolos en una versión poco convencional de un santo grial: raro, tal vez no tan bueno, pero que debe ser apreciado. En un corto listado de agrupaciones que francamente parece que tratan de popularizar o patentar el género, en mi opinión, las de México están teniendo más fuerza en revivir los milenios pasados y ha sido entregado a su cultura. Eunoë es un claro ejemplo de esto, la dedicación y amor a las ancestrales formas de propagar creencias bajo el nombre de la música se sienten en su primer material musical, un EP llamado Nican Pecua Yaocuicatl.

Hay que aclarar que la poca competencia del género puede otorgar una fuerte y sólida estrategia en la ejecución creativa del sonido, y si bien estos chicos no son del todo diferentes, suenan a que cargan fuertes indicios de sobresalir en este pequeño circulo étnico. Consideremos que hablamos de una banda recién salida del horno, por lo que su cocción aún tiene un sabor algo crudo, sus primeras canciones tienen fuertes intenciones de sonar death, pero la lentitud y pesadez de los temas le dan un poco más de sentido doom a su dirección musical: guitarras cambiantes muestran deseos de ser más agraciadas y versátiles en tiempos, aunados con éstas, los instrumentos de viento giran en su entorno soplando en muchas direcciones, a veces siendo muy atractivas y otras veces perdiendo el suelo; los teclados melódicos le dan un toque interesante pero no se salvan por completo, siendo así un comienzo algo lento y recordándome mucho al proyecto ruso Raxa.


Pasando a terrenos más “novedosos” el tercer tema “El Último Canto” cuenta con fuertes influencias neofolk, sonando muy bien, melodioso y rítmico, pero que también me dan la innecesaria sensación y poco sana costumbre de acordarme de más bandas del mismo estilo como Imbaru y Diadema Tristis. Llegamos a momentos más potentes con los siguientes dos temas "In Camanalli ic in Nahui Tonaltzimeh" y "Profecía Olvidada" que otorgan al espectador una fuerte combinación de death/black con bases doom en un embudo de sonidos folclóricos y con aún más tendencias metal, bajando lentamente como un espeso y pesado sonido más variado en muchos aspectos.

Personalmente soy un amante de los temas largos, porque considero que en estos la banda se puede explayar y ser lo más variados posibles debido al a veces muy grande campo temporal que poseen, pero con el tema homónimo al disco si bien sucedió esto, no lo sentí completamente satisfactorio, la introducción de teclado dando un sentido distante a la temática de Eunoë es algo que me gustó mucho, aunque hayan sido algunos segundos; de ahí el disco funge como un mix entre post-metal con doom, demostrando técnica variada en los guturales y una aproximación más black, pese a la cantidad de elementos que convergen en esta canción, se siente algo plana y poco memorable.


Hay muchas veces donde los diversos sonidos de varios de los instrumentos folclóricos parecen estar un poco fuera de lugar, sin tener un suelo estable en el cual permanecer, rondan por muchas de las canciones sin dirección, pero cuando lo hacen correctamente se puede sentir una auténtica armonía dentro de la canción; la producción no ayuda, pero nunca me he visto muy exigente en estos temas, pues por la mayoría de las veces los músicos sacan provecho de la creatividad y este problema se siente solventado, al menos por gran parte del disco. Esta suposición ruda (pero la diré de todos modos) quizá solo sea cosa mía, pero puedo decir que muchas de las veces se sentía muy poca coordinación en las canciones, el desempeño de muchas manos e intenciones se sintieron muy por debajo de otros más en el disco. Es difícil escuchar cuando una agrupación está desequilibrada, pero al menos para mí fue perceptible casi al momento, dando un sentimiento de vacío a un equipo de músicos donde unos se sienten más comprometidos que otros.

No veo a Nican Pecua Yaocuicatl como un mal disco, sino como uno que tuvo una gran carencia de compañerismo en las estructuras. En definitiva, afirmo que es un disco de metal prehispánico que puedo volver a escuchar sin problemas, y sin ningún “pero” en la boca aunque los detalles no desaparecerán, no al menos hasta su próximo lanzamiento, el cual espero sea mejor que éste, que puedan limpiar los sucios debris del camino y que solo queden ya no unos asomos creativos, sino fuertes raíces en las cuales basarse para sonar y sentirse mejor. Esto es el inicio de una banda que personalmente considero, puede hacer las cosas mucho mejor y sobresalir si se lo proponen.

7 / 10



¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba