4 feb. 2018

«Este es un álbum con una sólida instrumentación, que si no cargara con el nombre de LDC encima, habría obtenido un mejor puntaje»



  • Genre(s):
  • Post-rock | Post-metal | Progressive rock
  • Release Date:
  • 02 / Feb / 2018
  • For Fans Of:
  • If These Trees Could Talk, Tides from nebula, pg.lost
  • Links:
Con más de diez años de historia, Long Distance Calling es una banda que tiene sobradas las introducciones, después de todo, su música debería estar presente en cualquiera de sus distintas presentaciones en las bibliotecas de aquellos que gustan del post-rock, la música instrumental y progresiva. Y es que la evolución que los alemanes han tenido, así como los cambios en su alineación les han permitido darse ciertos lujos a la hora de la composición. El ejemplo más notable de esto es Trips, su álbum del 2016, que por su cambio de naturaleza no terminó de convencer a una pequeña parte de la fanaticada de la banda, que, sin embargo, supieron discernir su opinión objetiva de la de los gustos personales, aceptando que a pesar del cambio de dirección de su sonido/estilo, se trata de un maravilloso trabajo que rompió con su propio esquema. Porque a pesar de algunas ideas sueltas allí y allá, hoy en día Trips, al menos para su servidor, permanece como uno de sus trabajos más interesantes.

Boundless entra en escena y todos los reflectores apuntan hacia este. ¿Las ansias por la experimentación permanecen? ¿O acaso es hora de regresar a las raíces? La respuesta, de cierta forma, es afirmativa a ambas preguntas. Por un lado, la exploración electrónica, así como la voz de Petter Carlsen, quien fungió como vocalista en Trips, han desaparecido. Las influencias del post-punk, del brit-rock y de algunas bandas más contemporáneas han quedado disueltas en el transcurso. Por tal, estamos postrados ante un inminente back to basics, trabajo y planeado desde un enfoque fresco que buscara distinguirlo del resto de sus materiales, pero, ¿en qué medida lo logra?.


“Out There” es un track que deja bien claro de qué irán el resto de los temas. Riffs un tanto agresivos en forma de escalinata que hacen de las guitarras las actrices estelares, una batería frívola que pone especial atención al espectro general de la canción que a las partes individuales y sus conectores, y el groove del bajo que aunque pasa más desapercibido de lo normal en un disco de LDC, añade profundidad y relieve al conjunto. “Like A River” es una mixtura de música folk, casi country, con rock alternativo, combinación que inevitablemente nos plasma en un páramo desértico, y ya sea que vengan a la mente imágenes de un road trip o alguna escena de una película western, la incorporación del violín hacen de este tema el más interesante del disco. “On The Verge” y “Weightless” son la cara melancólica del álbum, de ritmo apaciguado y con melodiosos crescendos son el clásico LDC de discos como Satellite Bay y Avoid The Light. Finalmente está “Skydivers” que es un derroche de técnica y vigor por parte del conjunto teutónico, un track que nos remite a algunos exponentes del metal progresivo como Haken y Leprous. Sumado a “Like a River”, este es uno de mis temas favoritos. El resto de los temas, aunque son todos buenos y siguen una ruta similar, no cuentan con muchos elementos que los hagan destacar el uno del otro.

Regresando a las cuestiones previas, ¿cómo se mantiene parado Boundless al lado del resto de la discografía? Primero que nada, mencionaré que es el disco que menos riesgos toma y que más neutral se mantiene, orbitando alrededor del post-metal técnico de su álbum homónimo y teniendo roces eventuales con las atmósferas cinemáticas de sus primeros dos trabajos. El legado aventurero de Trips, sin embargo, parece denegado aquí, pues más allá de ciertos adornos y decoraciones, Boundless evita indagar en aspectos ajenos a su currículum. La salida de miembros es uno de los factores más apegados a esta decisión, ¿podemos culparlos? Creo que no, y ni siquiera me atrevería a hacerlo, pues con todos los aspectos positivos y los pocos negativos (limitándome a mencionar la ineludible monotonía que como un lastre arrastra una reproducción continua del disco), Boundless tiene cimentos fuertes y una composición sólida, aspectos que, en adición al historial de la banda, lo hacen sonar con estruendo, así su brillo se vea ofuscado por el de todos sus hermanos mayores. Aunque personalmente me habría gustado ver que continuasen buscando nuevos sonidos, nadie podría rebatir el hecho de que este es un álbum con una sólida instrumentación, que si no cargara con el nombre de LDC encima, habría obtenido un mejor puntaje.

7.5 / 10



¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba