18 feb. 2018



Dealey Plaza es una agrupación que he tenido el placer de seguir desde el momento en el que me metí a este mundillo, haciéndome adicto a su propuesta con Provoke The Human, que pasados casi cuatro años de su lanzamiento, todavía considero como uno de mis favoritos. Desde ese momento, la banda ha sufrido un proceso de evolución con resultados favorables para su propuesta y si The Masonic Diaries sorprendió en su momento por esa crítica política violenta, todo lo que vino luego de él le superó con creces y demostró el creciente interés que tienen por hacer y deshacer su estilo a su gusto.

Este mes de febrero nos presentó a Culture And Circumstances, su nuevo material, conformado por cinco cortes que se ven influenciados por Deliver Us, el que he de agregar, es mi material favorito en su haber, por lo que muy fácilmente cualquier fanático de su sonido podrá saborear a plenitud este trabajo. Éste se permite alejarse de la temática política para recordarnos otro tema igual de importante: la cultura del hombre americano. El hecho de que estamos el día de hoy donde estamos, porque las circunstancias de nuestro pasado nos llevaron a este punto. Un punto de vista potente, presentado cuando Estados Unidos (y América en general) se encuentra en problemáticos estados sociales, culturales, políticos y económicos.

Y esta apreciación de las condiciones actuales resalta debido al estilo extremo que estos norteamericanos han dominado desde hace años. En esta ocasión, el cuarteto se aleja de una propuesta de deathcore más “pura”, para permitirse sonar más “metálicos” o en otras palabras, mezclan su estilo con elementos de metal más notorios, teniendo como fruto un sonido más agresivo, más consistente y ciertamente diferente a lo que estamos acostumbrados a escucharles. Y no se equivoquen, esto no significa que suenen de forma extraña o fuera del contexto que han manejado, muy por el contrario, reafirman la idea de mantenerse pesados utilizando los elementos a la mano de una manera diferente.

Bryan Long en voces suena más potente y maduro que nunca y el apoyo que Chris Whited le da, convierte a la parte vocal en aquella que suena más poderosa. Instrumentalmente Jesse Kirkbride, Kyle Carter y Troy Sinatra, dentro de los instrumentos de cuerda suenan magníficos y el papel de Whited en batería es sublime. En conjunto, Dealey Plaza demuestra una vez más que tienen el poder necesario para resaltar dentro de la escena y que todavía son capaces de lanzar materiales interesantes de escuchar. No cabe duda que el grupo ha encontrado su sonido personal y cada vez lo explotan de mejores maneras con resultados fascinantes.



¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba