23 feb. 2018

Meter en la fórmula elementos como el black metal, el hip-hop, necrobeats, witch house, satanic y blackened, provoca morbo y cierta curiosidad para aquellos cazadores de contrariedades en la lógica musical.





No hay mucho que nos pueda decir a ciencia cierta quién es la mente que ingenia detrás de ICE COLD, pero vale mucho la pena darse la oportunidad de interactuar con algo bastante desapegado a las presenciales opciones del metal y música oscura del presente. Este proyecto ha ido dejando de forma esporádica algunos singles y materiales cortos en su Bandcamp desde el 2011, convirtiéndolo así en un pionero de la plataforma de distribución y en los tags en los que este mismo se ha catalogado. Meter en la fórmula elementos como el black metal, el hip-hop, necrobeats, witch house, satanic y blackened, provoca morbo y cierta curiosidad para aquellos cazadores de proyectos diferentes y llenos de contrariedades a la lógica musical. Es así como un aventurado y temerario australiano juega y experimenta con ramas de la música completamente opuestas, entregando un pliego ennegrecido por la ambientación, una discordancia con la comodidad auditiva, una exclamación discreta de “rimas necróticas”, demoníacos susurros y beats de inusual estructura que rompen con lo tradicional y lo obviado por la idea que nos ha impuesto la industria de los géneros extremos.


La ofrenda al satanismo se ha actualizado este año y ICE COLD ha lanzado recientemente un par de temas fieles a sus controversiales bases, exactamente el 10 del mes en curso. Los temas “GOAT” y “Possession” muestran un trozo de la idea conceptual que este proyecto a sustentado desde sus inicios, reivindicando la efectiva intención de perturbar al escucha y la habilidad de penetrar hasta los recónditos límites de la perspectiva por medio de singulares implementaciones ambientalistas (muy inquietantes) y particulares líneas de voz que varían entre whispers agudos y shrieks de corto alcance que faltos de intensidad se fusionan con la pista base que permite mantener una chispa de armonía en ambas pistas.

Esta efímera obra permite la suma obvia en el trabajo de ICE COLD como único en su estilo, dando la apertura al escucha que está en busca de los más extremistas horizontes de la rama extrema sonora. Definitivamente es un proyecto a tomar en cuenta contemplando las atribuciones de influencia y la originalidad del sonido que se logra entregar. La accesibilidad al registro de este underdog del hip hop de Australia se encuentra habilitada solo en Bandcamp y todas sus pistas son de libre descarga (name your price), así que si el interés nace en ti después de leer estas letras, no dudes en echarle un vistazo a la faena de su autodenominado necrobeat de Mellbourne.



¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba