3 feb. 2018


A inicios de la década quizá podía atribuirse algo de razón a esa clase de pensamiento que aseguraba que en México y toda Latinoamérica hacían falta propuestas robustas y bien pensadas hablando de rock moderno, pues seamos relistas, no teníamos una verdadera presencia, aunque, más que por falta de propuestas, el problema real era la falta de oportunidades para que las buenas ideas se pudieran concretar y propagar como actualmente ocurre gracias al auge de la tecnología.

Las dificultades poco a poco se han ido superando, y un ejemplo claro de lo que significa emerger con una propuesta interesante, lo es S E R E S, un dúo mexicano que no le tuvo miedo a salir a flote con todo su arsenal a darle la cara a una escena que aún sigue en crecimiento y quienes a finales de enero del presente año lanzaron su primer material de estudio titulado Memento Mori | Memento Vivere, y déjenme decirles desde ya, que este no se trata de un disco que suene a inexperiencia, sino que, muy por el contrario, tiene una base muy madura y firme plagada de matices interesantes, mezcolanzas muy bien logradas y sobretodo, un aire de experimentación que hace de este disco, algo que vale la pena sentarse a escuchar.

Un necio sería si encajonara a estos chicos en un solo género como tal, sin embargo si se quieren poner en contexto, la diversidad de sus 8 temas abarca géneros como el post-rock, el math-rock y el rock alternativo, lo cual es muy evidente en la composición, resaltando arreglos rítmicos que innegablemente tienen influencias de bandas como Do May Say Think y Toe, que se fusionan con el característico sonido del rock independiente nacional como el viejo Tolidos, o de recientes propuestas como Dolphant, teniendo como resultado un proyecto propio muy bien cimentado y enérgico.

En lo que refiere al papel de la voz, siento que a esta se le dio el papel correcto para lo que la propuesta es en su totalidad, no se le da un liderazgo fastidioso que le reste vista e importancia a la estructura instrumental, sino que cumple con su misión de dar ese toque tan particular con el que uno puede identificar a una banda de rock mexicano, además de dar enfoque al rollo experimental que maneja la banda, no solo por el hecho de que una de las canciones es técnicamente cantada con palabras al revés, sino porque sirve de conexión rítmica entre los diversos géneros que el dúo maneja.

Claro está que la banda puede aumentar su potencial haciendo madurar un poco más su trabajo, moldeando y refinando su propuesta, aunque ese crecimiento ya el tiempo se habrá de encargar de hacerlo notar muy seguramente; por mientras, si eres de esos que disfruta de escuchar proyectos latinos frescos y llenos de confianza, te recomendamos darle una checadita a este disco que vale la pena tener el reflector encima, y de paso, apoyar a este dúo compartiendo su música.


FFO: Super Whatevr, Sorority NOise.


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba