10 ene. 2018

"Sin dudas coloco a Devour And Birth en mis elegidos para repetir en aquellos momentos íntimos de interacción musical sobria..."



  • Genre(s):
  • Melodic | Progressive Death Metal
  • Release Date:
  • 19 / Jan / 2018
  • For Fans Of:
  • Meshuggah, Opeth, Arsis, Obscura,
    Pitbulls In The Nursery, Rivers Of Nihil
  • Links:
La meticulosidad en la música extrema existe. No por nada hay allá afuera varios artistas y agrupaciones completas tachados de perfeccionistas y cuidadosos. No me dejarán mentir cuando digo que hay proyectos que se armaron bajo una estela de premura y descuido sólo por cubrir ese requisito que pide la disquera “x” o la productora “y” para no retirar el patrocinio. Trabajos “relleno”. Del otro lado de la moneda están las empresas audibles meticulosas, aquellas que con notoriedad deslumbran con su esencia, su materia sólida y auténtica, procurada y elaborada con la intensión de ser algo trascendental en la escena musical. Uno de éstos casos es el más reciente álbum de la banda Xenosis, una banda gruesa de Connecticut que ha dedicado poco más de 7 años a la consagración de un estilo progresivo que se les da bastante bien y que han sabido conjugar con tópicos de aire espacial, científico y sci-fi. Devour And Birth es el título de ésta bestial producción programada a ver luz el 19 de enero de éste nuevo año pero cómo es usual en RTMB, se nos ha permitido darle escucha anticipada al álbum para su apreciación y así, delegarle algunas letras descriptivas para ustedes, notables lectores.


Si Xenosis no es un nombre que rebote en las paredes de tu escucha regular, sin temor a equivocarme puedo decir que te has perdido de una muy buena banda. Prueba de ello nos la da su registro y la calidad sonora que nos regala desde el primer segundo “Night Hag”, un tema directo a la hipófisis que comienza con un feroz trabajo instrumental que, basado en figuras corpulentas de las cuerdas gordas, nos deja sumergirnos en un medido desplante de agresión musical muy bien ejecutado. La calidad vocal de Sal Bova queda definida desde el principio, libre de cualquier obstáculo de producción que impida su apreciación y su amarre al resto de la labor compositiva. El flujo es tan natural y nada forzado; es decir, la manera en la que el primer track evoluciona es un patrón que continua en los siguientes cortes del álbum de manera consecutiva. “Army Of Darkness” (primer single) se inicia bajo esa consigna de fluidez a la par de un groove de notoriedad inmediata que no deja de alimentarse de la creatividad inyectada en las percusiones y esos riffs endemoniados que se intercalan entre el muteo y las cuerdas sueltas. Me agrada percibir en momentos esa influencia gritada por la banda de la vieja escuela del melodic death metal, especialmente en los puentes de ésta canción. Además de lo antes mencionado él álbum presume algunos tracks de fuerza que seguro destacarás del resto, llenos de mucha materia techdeath. Ejemplo de ello es “Delirium” con un tapping fenomenal que le mete ese sentido “galáctico” que tanto gusta aunado a un buen manejo de los tiempos lentos pero vibrantes.

Concave” y “Ominous Opus” son también cartas fuertes de ésta producción y lo son gracias a que éstas representan exhibiciones puras del talento para conjugar los dones de composición de Kenny Bullard y Mark Lyon en las guitarras, ya que pareciera que en un juego de complementación absoluta las cuerdas impiden la posibilidad de dejar huecos en el lienzo riffero, ya sea liberando energía por medio de estructuras lentas y espaciadas o a través de veloces implementaciones que danzan al ritmo de ese compás variable que impone Gary Marotta con una escuela evidente en la rama progresiva. El disco cuenta con un descanso corto, una interrupción cibernética que nos marca la división necesaria para obtener un ángulo renovado del único bocado en el que esto debe de procesarse. Al final de todo, se puede escuchar el as de éstos 7 que conforman Devour And Birth, no sólo por ser el corte que titula el álbum sino por portar la mayor parte de la cara determinante y rotunda de la sustancia que logra inocular Xenosis en su nueva publicación de larga duración. Destacar el trabajo de Dave Legenhausen (Undisclosed Dimensions) en el bajo es necesario e importante ya que permite que todo el disco se discierna robusto y cimentado. La inclusión de un solo de guitarra riquísimo y los arranques de celeridad coordinada hacen de el tema homónimo mi favorito, por mucho.


¿Qué puedo decir más respecto a ésta satisfactoria experiencia? Sin dudas coloco a Devour And Birth en mis elegidos para repetir en aquellos momentos íntimos de interacción musical sobria gracias a esa agradable corriente en la que me hizo sentir cada canción, como si de algún modo estuviera dentro del hecatombe en el que se desarrolla todo el LP. Insto a su escucha y lo recomiendo ampliamente con toda la neutralidad que éste puesto me ha ayudado a desarrollar y la objetividad que debemos tener como creadores de reseñas. Con todo eso de por medio les digo, Xenosis ha hecho un trabajo genial.

9 / 10



¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB


Ir Arriba