30 ene. 2018

"Prometheus es un álbum armado inteligentemente y que no se preocupa por lo creado en el pasado, sino que abraza lo que la banda quiere ser a futuro..."



  • Genre(s):
  • Technical Deathcore
  • Release Date:
  • 28 / Jan / 2018
  • For Fans Of:
  • Thy Art Is Murder, A Night In Texas, Gravemind, Signal The Firing Squad
  • Links:
La leyenda de Prometeo nos narra la historia de uno de los titanes más reconocidos de la mitología griega. Este personaje que se caracteriza por haber ridiculizado a Zeus no en una, sino en dos ocasiones, pagando con creces las consecuencias de sus actos. Nuestro héroe, roba el fuego en pro de los seres humanos para terminar siendo encadenado a una columna en las montañas y diariamente el águila Ethon le devoraba el hígado en un ciclo que duró alrededor de 30.000 años, debido a la inmortalidad del mismo. Su historia, en un tono agridulce nos demostró la ironía existente en donde el tipo bueno termina sufriendo graves consecuencias por hacer un bien para los demás. Bajo una reversión de ésta, los australianos de Xenobiotic nos presentan su primer larga duración, tras años de espera y el resultado es sin lugar a dudas, fenomenal.

Su trayectoria inicia en el 2013 con Wraith, EP debut que nos mostró una propuesta técnica violenta, que me atrevería a tachar de oscura frente a lo que otros en su momento hicieron y que los hizo resaltar dentro de la escena australiana, una que se caracteriza por su calidad a la hora de producir álbumes. El two-track Ares, junto al single "Pathos", fueron lo siguiente lanzado por estos tipos, agregando a la mezcla un feeling más atmosférico, con composiciones notoriamente más maduras que eran un manifiesto de la evolución favorecedora que Xeno estaba sufriendo. Tras cuatro largos años de descanso, el día 28 del presente mes fue elegido como el encargado de mostrarnos todo aquello que habían creado y en RTMB no podíamos quedarnos de brazos cruzados frente a una producción como esta.

Bajo el título de Prometheus, el quinteto expone, como comentaba anteriormente, una versión propia de la historia, inspeccionando a profundidad la dualidad espiritual-animal de la psique humana junto a la guerra eterna entre lo mejor y lo peor de nosotros mismos. O en otras palabras, con su arte planean reflejar a la vida misma, tomándose las libertades suficientes para ponernos un contexto nuevo y fresco de algo contando hace más de tres mil años. Este respaldo lírico nos ofrece un sentimiento único, brindando un toque de seriedad notorio, sobretodo en el aspecto vocal, donde un TJ Sinclair debuta escuchándose potente, poderoso y junto a ello, muy filosófico frente a la lírica que se ha creado, rescatando este punto porque me parece un interesante tema del cual hablar y la banda muy sabiamente ha estructurado este disco para expresar todas estas ideas en sintonía instrumental y vocal.


Enfocándome en la parte instrumental, el grupo sigue una vez más un camino marcado por composiciones técnicas que suenan muy prometedoras, con una madurez que los sencillos anteriores no alcanzaron, quedándose como vestigios de algo que pudo llegar a ser y que luego de años, finalmente es. Alabo por sobretodo el hecho de que muy a pesar de que las influencias que han tomado como guías son notorias, estos chicos han sabido cómo utilizarlas a su favor y si bien, la intro “Prometheus I: Aether” pueda parecer una apertura digna de un álbum de Thy Art Is Murder, ese sentimiento de estar escuchando demasiado de un grupo diferente en cada tema se disipa con facilidad por la personalidad característica de estos chicos y me fue necesario una segunda repasada para notar este hecho y una tercera para reafirmar que las influencias son una base, mas no la construcción completa que se presenta ante nosotros.

Hablando de cortes en particular, que defienden a capa y espada de manera satisfactoria este LP, menciono a “Prometheus II: Genesis”, aquel que entra de lleno con la calidad musical de la agrupación, armado de tal forma en que la velocidad y la melodía en los instrumentos de cuerda sean el plato principal; la entonación de las guitarras y el bajo, en un tono grave, suena espectacular, es malvada pero no molesta y el cierre de la misma con una batería veloz que nos presenta un blast-beat delicioso, es increíble. “The Gift Of Fire” es la que nos da la referencia del crimen máximo del titán, al robar la llama de fuego para los humanos y que me recordó en más de una ocasión a las composiciones de A Night In Texas en su último trabajo reforzado por la voz de TJ que hace sonar al ambiente de la misma de una forma muy trabajada y pulida para resaltar por sí misma. Continuamos con “Nether II: Hindsight”, siendo la más lenta, dejando de lado lo que los cuatro cortes anteriores proponían para encaminarse en algo más profundo, más atmosférico y si fuiste fanático de aquellos ambientes espaciales que Gravemind nos planteó con The Deathgate, disfrutarás esta canción de inicio a fin, una atrevida decisión el incluir un tema así pero los resultados son más que favorecedores. Llegando al final y como luz esperanzadora para los fanáticos de un sonido más directo, “He Who Dwells In Grime”, con una vitalidad envidiable, con unos breakdowns bien puestos junto a “Prometheus III: Nemesis”, se encargan de reavivar ese deathcore puro y brutal que habita en su núcleo compositivo y que rescataron exitosamente con ambos tracks.

He de agregar, finalmente, que es necesaria una segunda y casi obligatoria tercera reproducción para poder cachar a plenitud lo que Prometheus nos muestra, puesto que el primer acercamiento no permite apreciar lo que Nish Raghavan (ex miembro de Deadspace) y Colin Dickie crean con sus guitarras, teniendo un protagonismo increíble, volviéndose los cimientos de esta producción. No cabe dudas que el quinteto tomó su tiempo para darle vida a este trabajo, presentando una placa con mucho poder y lleno de energía que no se pierde en ningún momento y la inclusión de dos interludios hace que la reproducción se sienta fluida y con respiros muy necesarios. Xenobiotic se han encaminado muy correctamente y en conclusión, nos muestran una leyenda antigua de la mejor manera posible: mediante un álbum armado inteligentemente y que no se preocupa por lo creado en el pasado, sino que abraza lo que la banda quiere ser a futuro.

8 / 10



¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba