27 ene. 2018

Down Below denota el anhelo de la banda de mostrar su poderío a través de la melodía, explora un terreno más rítmico y progresivo, es suave y a la vez áspero al paladar.



  • Genre(s):
  • Progressive Death Metal | Gothic
  • Release Date:
  • 26 / Jan / 2018
  • For Fans Of:
  • Necrophobic, Vampire, Dawn Of Tears, Possesed
  • Links:
Explorar es una de las mejores actividades que las personas podemos efectuar a diario, buscar algo nuevo incluso en situaciones que parecen insignificantes, te saca de la rutina, te lleva a nuevos caminos y experiencias, y si hablamos de música, indagar un poco más allá de tus bandas favoritas, esas que sueles escuchar a diario, le abre a tus tímpanos unas puertas enormes y majestuosas como las del Taj Mahal, haciendo que te adentres a sonidos que quizá estabas esperando escuchar algún día; riffs de corte clásico en mezcolanza con algo moderno, una voz cruda o angelical que logra llegar a notas que no te imaginabas posible que se pudieran realizar, quién sabe qué tanto te puedes encontrar si te abres a un mundo de posibilidades, ¿lo has pensado?

Y bueno, si ello es así hablando desde el punto de vista de uno como escucha, ¿te imaginas lo que ocurre si el que le abre las puertas a la exploración es quien hace la música?, pueden pasar muchas cosas, eso es claro; y para poner lo anterior en un contexto aún más evidente, hoy les venimos a hablar de Tribulation y su cuarta entrega titulada Down Below, un disco acabado de salir, y a través del cual la banda sueca decidió prestarle un poco menos de atención al tradicionalismo al que le venían siendo fieles desde su nacimiento y hasta su último lanzamiento The Children of The Night (2015), avanzando a un sonido un poco más refinado y teatral.


No estoy seguro de cuántos de ustedes aquí tengan conocimiento de la trayectoria de la banda, pero para hablar de cambio, y por si las moscas, quiero dejar bien clarificado el entorno; en primer lugar, basta con mirar la imagen y el estilo personal de este cuarteto sueco para imaginarse que su música pretende evocar algo más allá de lo normal, y en efecto Tribulation nunca ha sido una banda que únicamente busque tomar sus instrumentos y subirse al escenario así sin más, siempre han deseado apoyarse también en elementos visuales que transmitan una sensación perturbadora; prácticamente este recurso ha sido parte de ellos desde que lanzaron su primer disco bajo el nombre de The Horror (2009), aunque en aquellos entonces deseaban sujetarse a una estética más oscura, más apegada al estilo del black metal, con el cual ensombrecían a sus fans más acérrimos, sin embargo, como su música, esa imagen también fue evolucionando hasta llegar a su estética actual, con la cual te dicen a ti como escucha, que pretenden inmiscuirte en su mundo haciéndote sentir como si estuvieras dentro de una obra de teatro con una temática de horror, vampiresca y gótica, que es más o menos a lo que suena Down Below.

Si hablamos comparativamente, este disco guarda absoluta distancia con lo que la banda hizo desde el año 2014 para atrás, pues en esos ayeres se enfrascaban, como lo dije en un inicio, en un sonido más tradicional y crudo, con guitarras resonantes y veloces, una batería agresiva y una voz igual de rasposa y rabiosa que las heridas que te hacías de pequeño al caer de la bicicleta; sin embargo, a partir del 2015 con The Children of the Night, el deseo de cambio comenzó a tornarse evidente, un estilo gótico y más melódico comenzó a invadirlos, la furia ya no estaba ahí, pero sí quedaban los vestigios de un pasado influenciado por el horror, así fue como llegaron a crear temas como "The Lament", con el cual dieron inicio a la obra bien ejecutada que es en su totalidad este álbum.

En Down Below, a mi parecer, es fácil notar el anhelo de la banda de mostrar su poderío a través de la melodía; aquí se explora un terreno más rítmico y progresivo que ya no está lleno de los sonidos de corte claustrofóbico que eran los que anteriormente le daban potencia a su trabajo, por otra parte predominan detalles igual de estrafalarios que su imagen; por un lado, temas como "The Lament" y "Nightbound", tienen un corte influenciado para bien por el sonido del death metal melódico clásico, tienen detalles en especial en las cuerdas agudas de la guitarra, que te hacen caer en remembranza en aquellos rasgos que Dark Tranquillity llegó a mostrar en The Gallery (1995), pero que no se quedan sólo ahí, van más allá incorporándose a una base rítmica que también toma elementos del tempo que suele tener el género del thrash metal clásico, con solos bien logrados y progresivos que encajan perfectamente; la voz, si bien es rasgada, ya no realiza un trabajo de guía frenético como el de hace años, sino que más bien se ocupa por proporcionar la profundidad que esa base instrumental necesita.


Por otra parte, temas como "Lady Death" y "Subterranea" difieren un poquito de la línea que antes comentaba, acá ya se hace presente un recurso más, la inclusión de elementos como el teclado y synth, que hacen su aparición en el momento más indicado para darle el toque funerario al estilo de los temas, que en ambos varía, por cierto, teniendo inclusive el primero de ellos uno que otro riff de corte más progresivo; "Purgatorio" es el tema instrumental que primordialmente funge como herramienta de inclusión a "Cries from the underworld", uno de los temas en que a mi gusto, el estilo gótico es el que predomina invariablemente, acá tenemos ya a una banda que parece estar tocando el soundtrack de un nosferatu moderno levantándose del ataúd en la penumbra de la noche, la técnica instrumental difiere del resto de los temas de que hablaba, dejando el estruendo de la guitarra eléctrica en un segundo plano, con un sonido un poco más limpio pero con la suciedad necesaria para crear la atmósfera perfecta; "Lacrimosa" por cierto, quizá sea la mejor canción del disco, ella por sí misma es todo un acto, toda una obra de horror clásico que pasa por varios movimientos complejos que se ejecutan hasta llegar a la calma promovida por un bello piano que cierra el tema, lo que en caso similar ocurre con "Here be dragons", el último de los temas cuya distintiva es la participación de un xilófono que finalmente se interrumpe por una atmósfera de cierre que a la vez la hace de la caída del telón final, para dar cierre al acto.

Yo no sé que piense la mayoría de los fieles seguidores de esta banda sueca, pero para mí, Down Below es el paso que definitivamente Tribulation tenía que dar para no quedarse estancados en el pasado, pues el sensacionalismo que causaba su fidelidad a lo tradicional, no se compara en lo absoluto con el sonido refinado y progresivo que lograron cosechar en esta entrega que no puede ni debe pasarse por alto por todo aquél que busque un álbum de metal que vale la pena en su totalidad.

8.5 / 10



¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba