11 ene. 2018

"Sinistro ha logrado consumar un producto melancólico, disidente, etéreo, pleno en sus facultades, y que resume todo lo que quieren alcanzar como músicos."



  • Genre(s):
  • Doom | Post-Metal | Ambient
  • Release Date:
  • 5 / Jan / 2018
  • For Fans Of:
  • Obscure Sphinx , Oceans Of Slumber
  • Links:
El papel de la mujer en la música moderna ha ido creciendo exponencialmente con el paso de los años, esto quizá se deba a que como sociedad estamos usando más el sentido común en nuestro diario vivir. Los estilos más extremos del espectro musical no han sido mezquinos ante estos beneficiosos cambios y a pesar de que no todos los exponentes sean de alta calidad, existen varios ejemplos de bandas donde el carácter femenino, hace que el aspecto sonoro de las mismas tenga una frescura e intenciones llamativas. El pasado 5 de enero uno de esos proyectos daba a luz su nuevo trabajo discográfico, Sinistro vuelve de nuevo al juego tras una declaración de principios revelada en Semente, segunda placa discográfica del grupo. Sangue Cássia es el nombre que recibe lo más reciente de los portugueses, los cuales consolidan las bases sobre las cuales han trabajado a lo largo de su trayectoria. Como era de esperarse lo acontecido previamente en sus materiales hace mella en este nuevo acto.

El álbum arranca con "Cosmos Controle" un tema lapidario y ominoso que sirve como plato de entrada a ese valle de desolación y misterio que nos quieren exponer, el riff de entrada es potente y denso, nos prepara para la llegada de la cálida y preciosa voz de Patrícia Andrade, la cual es nuestra guía espiritual en ese camino de adversidades que poco a poco controlan al escucha hasta llegar a un interludio pasivo donde las notas graves de la guitarra son intercaladas con un bajo opresivo y delirante. El final de la canción presenta un coro melodioso y pequeños arreglos de piano, juntados a una cortina de cuerdas simples y perpetuas que traen a la mente aquellas ceremonias antiguas del cristianismo.


El inicio de "Lotus" es uno de los puntos álgidos del disco, por esa manera tan sutil de construir atmósferas sombrías e infrahumanas, con detalles electrónicos funestos, riffs que atacan como un soplo de agonía y dolor, vertidos sobre una base rítmica afable, logran penetrar los sentidos de una manera eficaz, el track continua hasta llegar al coro, donde un pequeño vibrato de Patrícia retumba en lo más alto entre los fantasmales acotes de la guitarra. En "Abismo" muestran un camino grisáceo e incorpóreo, un manejo armónico exquisito de la melodía y la voz principal, con una manifestación de sufrimiento y aflicción por parte de acordes espesos, juntados a una base rítmica atascada de profundidad y cuerpo. La manera en la cual la voz vaga entre los arreglos de sintetizador y el camino tallado por las notas oscuras es un deleite, ésta representa un resguardo de los abatimientos a los cuales nos están sometiendo.

Con el espíritu casi deshecho luego de llevarnos por esos bosques de reflexión, llegamos a "Cravo Carne", donde una vez más las emociones emparentadas a los pesares son exhibidas, el puente es un torrente de cacofonías, donde la producción deja de lado su pulcritud y el sentimiento noise es propulsado por una avalancha de notas ambiguas, pero armónicas, ideal para el cierre de esté calvario sonoro.

Para cualquier artista es difícil superarse con el tiempo, pero pienso que ahí radica lo fascinante y maravilloso de hacer arte. Sinistro ha logrado consumar un producto melancólico, disidente, etéreo, pleno en sus facultades, y que resume todo lo que quieren alcanzar como músicos, para éste servidor, su material más redondo hasta la fecha.

8.5 / 10



¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba