22 ene. 2018

"...un grito excruciante en la pura manifestación de Portal reclamando su identidad y retórica".



  • Genre(s):
  • Experimental Death Metal
  • Release Date:
  • 26 / Jan / 2018
  • For Fans Of:
  • Gigan, Pyrrhon, Artificial Brain,
    Abyssal, Imperial Triumphant
  • Links:
En su larga carrera habrán recibido toda clase de adjetivos buenos o negativos en cuanto a su estatus de culto y el acercamiento inortodoxo hacía el death metal del cual son pioneros, tanto que si no te has dado tiempo de checar sus trabajos alguna noción de ellos debes tener indirectamente. La verdad, si algo sucede con los trabajos de Portal es que siempre buscan un valor diferente entre sus producciones, y ese tipo de ambiente a favor les da méritos únicos en el comportamiento de los instrumentos incluso antes de que se pongan a trabajar, o al menos esa impresión me queda, desde lo inusual de las ideas al enfoque sonoro primitivo que cada disco de ellos ha presentado.

Haciendo el sonido más abominable y desinteresado les han pasado 24 años para tener listo el 5to álbum de estudio; del último de ellos, Vexovoid, hasta llegar a Ion, estuvo el periodo de tiempo más largo entre discos y en esa ausencia, o a pesar del hermetismo rodeando el nombre del grupo, daré por hecho que los músicos se mantuvieron informados de lo que sucede en el mundo del metal y por supuesto el brazo extremo “outsider” (por así llamarle), ello viene a reflejarse en un material que persuade cualquier estilo, modalidad y tendencia a costa del registro musical de la banda misma.

En este esfuerzo la actitud del grupo por quedar fuera de todo se sigue pronunciando, pero de una manera muchísimo más cortante, y como recientemente leímos en la entrevista que publicaron, el ser una banda muy influencial no los tiene súper contentos, lo cual me permite aceptar este trabajo como una redefinición de sus principios; un grito excruciante en la pura manifestación de Portal reclamando su identidad y retórica.

Artísticamente hablando Ion es el álbum que, a falta de mejor descripción, corta la mierda entre la banda, pues es directo en el sentido de no estar sobre cocinado. Musical y conceptualmente es un regreso a lo básico, a la visión de antaño retomando la marca que dejó Seepia en el 2003, sin interés por redondear el filo de sus instrumentos y un resonar discordante que acaba abatiéndote, pero eso sí, presentándolo con una renovada producción, razonable en el dialogo que quieren establecer las canciones y conservando la imagen deplorable de Portal. Sólo así podría dar interpretación a la conección con el artwork y lo contrastante que resulta contra su discografía, pues es especial mostrando formas depuradas detalladas y bien definidas, entre un poster de arquitectura futurista (que pudiera estar inspirado de la película Metropolis) y una atmósfera chocante infernal opacándola, y que aun así provocándote con imagenes, ideas y patrones similares dentro del disco, continúa dejándote atónito sin pistas reales de lo que está sucediendo.

“Spores” es la canción del paquete que no termina de cuajar y desconozco si hay intención detrás al montarla así, pero no me parece que resulte bien en contexto. Exceptuando el intro de “Nth” y el cierre extendido a 9 minutos con “Olde Guarde”, el resto de tracks las considero excepcionales mostrando a Portal sin censura; decadente, orgulloso, cínico y ocultando una complejidad irrepetible detrás de las primeras o segundas apariencias.

8.5 / 10



¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba