18 ene. 2018

"Purgatorium se nutre en ideas malévolas y nos hace sentir a flor de piel lo que un oscuro purgatorio puede llegar a ser..."



  • Genre(s):
  • Slamming Deathcore
  • Release Date:
  • 7 / Jan / 2018
  • For Fans Of:
  • Honest Crooks, Hollow Prophet, Signs Of The Swarm, Gamma Sector
  • Links:
El purgatorio es un concepto religioso referido a estado transitorio en el cual se purifica y expía el alma del ser humano, esperando entonces, una vez finalizado este ‘proceso’ (por tacharlo de alguna manera) el ser es capaz de ingresar al cielo, para su descanso eterno. En la literatura, Dante Alighieri nos ejemplifica este concepto como una montaña dividida en siete páramos donde las almas en pena purgan un pecado diferente, estando en la cima, el paraíso. En ambos, el purgatorio es una representación de una limpieza necesaria para alcanzar el estado máximo de paz pero el proceso en sí, puede ser de lo más siniestro y el álbum que se alza ante nosotros en esta ocasión hace una representación demoníaca del mismo.

Provenientes de Alemania, el cuarteto de Mental Cruelty se tomaron la tarea de ejemplificar un purgatorio brutal y tenebroso, dándole vida a sus oscuras ideas con Purgatorium, primer álbum de larga duración y que supone una evolución compositiva en el grupo; una evolución necesaria cuyos resultados fueron completamente favorecedores, demostrando que todavía existen grupos de deathcore cuyo mayor interés es reavivar el sentimiento de violencia que ha caracterizado al género por años. Su propuesta para este material se mueve en diversos espectros del género, tomando prestadas notorias influencias blackened, junto a composiciones que rozan lo técnico, agregándole a la mezcla una cantidad moderada de slams que en conjunto hacen sonar a este purgatorio de una manera demencial y muy curiosamente, natural.


Es importante mencionar que Mental Cruelty no dan una vuelta de tuerca a la hora de componer y su trabajo no supone una revolución en el género, quedándose muy en su nicho, haciéndolo más atractivo puesto que se siente puro en su género y consistente en su contenido, sumado al hecho de que su corta duración les da la libertad de ir directamente al grano. En sus ocho cortes hacen gala de sus habilidades compositivas, convirtiéndose rápidamente esta experiencia en una macabra visita al reino de las almas en pena y no se equivoquen, si antes aclaraba que la meta final de este estado era la limpieza para un asegurado descanso eterno, los alemanes dejan en claro desde el primer instante que este purgatorio no será más que un caos primigenio y una rebelión satánica cuyo fin es crear destrucción desde el primer segundo hasta el último.

Desde la oscura apertura con “Chapter I: The Rotting World Above”, somos testigos de un estilo feroz, reinando los blast-beats y los slams, junto a los cánticos infernales de un Lucca Schmerler que se alza como una de las voces más potentes dentro del juego. “Vicarius Filii Dei” es la que tiene la mayor carga de elementos blackened a comparación de otros temas, con una extensa introducción instrumental que nos demuestra que el trío de Marvin Kessler, Viktor Dick y Kevin Popescu están en completa sintonía en el campo instrumental y qué decir de los breakdowns de la misma, una maldita locura. “Father Of Abomination” por su parte es simple y sencillamente la rola que más resalta dentro de esta producción, no por su composición sino por su exageradísima brutalidad, siendo una espléndida idea el darnos este single como la primer probada; Lucca junto a Duncan Bentley de Vulvodynia y Diogo Santana de Analepsy, escupen bastardas blasfemias en un trío increíble y solo puedo agregar que el breakdown de la msima, madre mía, provoca un asco (en el buen sentido de los breakdowns) que te hará retorcer el rostro cada que lo escuches. “The Venerable One” muy por su parte, rescata el antiguo sonido más down-tempo del grupo, con un contenido más plano pero con una consistencia atractiva al oído, convirtiéndose en una de las más entretenidas de escuchar y el cierre de la misma, con un poderoso breakdown dirigido por Ben Mason, vocalista de Bound In Fear, es perfecto por donde se le vea. El cierre, “The Incantation Of Human Annihilation” es, como refleja su nombre, la aniquilación humana, haciendo honor a su título pues es un corte malvado y es posible sentir en cada minuto cómo el fin de la raza humana está decidido y no solo eso, está justamente frente a nosotros.

En conclusión, Mental Cruelty nos presentan un larga duración exquisito, que se nutre en ideas malévolas y nos hace sentir a flor de piel lo que un oscuro purgatorio puede llegar a ser. El álbum es directo y no se pierde en ningún momento y como mencionaba anteriormente, se respalda en su duración, lo que les permitió jugar a la segura obteniendo un resultado completamente favorecedor, haciéndome pensar que muy probablemente estamos entrando ante una nueva ola dentro del género que se enfocará en reavivar el sentido despiadado del mismo con la inclusión de elementos afines y es que junto a Signs Of The Swarm y Gamma Sector, nos demuestran que de ser hecho bien un disco de este estilo, los resultados pueden llegar a ser abrumadores. Si los alemanes se deciden a seguir el camino oscuro que "Vicarius Filii Dei" propone, señores, podríamos estar ante una bestia preparada para atacar y una a la que todos deberíamos respetar.

7.5 / 10



¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba